Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de febrero y se habla de coronavirus DESCONFINAMIENTO hostelería enfermeros mascarilla
GRUPO PLAZA

en portada

Autónomos: La factura de ser tu propio jefe

Montar un negocio propio, la libertad horaria y la autonomía son las ventajas más aplaudidas por los freelancers. Sin embargo, la burocracia y las desigualdades frente a los asalariados empañan el sueño de emprender

22/02/2021 - 

VALÈNCIA. Tres millones de personas en España son autónomos, trabajadores que decidieron emprender para llevar a cabo un proyecto con el que sentirse felices. No tener horarios, llevar las riendas del negocio y desarrollarse libremente en la profesión que les gusta les impulsaron a ello. Un colectivo heterogéneo, formado por profesionales de oficios de distinta índole y diferentes entre sí, pero unidos bajo una palabra: abandono. 

Ese es el sentimiento generalizado que muestran al hablar de la figura del autónomo en España y lo hacen con más desazón que nunca porque el coronavirus ha agravado su situación. «Nos sentimos abandonados, pero siempre ha sido así; no es algo nuevo», comenta con cierto enfado Antonio Lorenzo mientras ordena un pilón de libros que tiene en la entrada de su librería El Asilo del Libro. Su lamento parece hacer eco en un colectivo que representa más del 16% de la población activa. Con la mirada puesta en el ordenador de la tienda Undërwood People, Jorge Lorente ejemplifica qué implica ser autónomo: «Desde el mismo día que pones los cimientos de una empresa tienes un socio que se llama Hacienda, que no aporta nada y al que solo le pagas». 

En los primeros compases de la conversación ha pronunciado la palabra clave: pagar. Los gastos que conlleva trabajar por cuenta propia es lo que más descontento genera en el colectivo, y más teniendo en cuenta que este año se ha hecho efectivo el incremento de las cotizaciones sociales. Concretamente, la cuota de autónomos pasa a ser de 289 euros si se cotiza por la mínima y de 1.245,4 euros si se cotiza por la máxima. «En España contamos con una cuota mínima de autónomos de las más elevadas de Europa, y a eso hay que añadir el IVA y el IRPF», critica José Rausell, del restaurante Rausell. De hecho, el informe Doing Business (Haciendo negocios), elaborado por  el Banco Mundial en 2020, situó a España en el puesto número treinta de los 190 países analizados en cuanto a la facilidad para establecer un negocio.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Son muchas las voces que critican la cuota. Es el caso de Laura Calandria, que lleva catorce años como autónoma porque, afirma: «siempre me he visto trabajando para mí misma». Una ilusión empañada por la realidad de emprender: «Me siento desamparada y considero injusta la cuota, un gasto fijo que tienes que pagar, tengas o no ingresos». Al frente de SuKama, una tienda especializada en ropa de segunda mano, trata de sobrevivir en medio de una crisis que ha recortado de forma sustancial sus ingresos mientras que gastos (local, agua, luz, cotización…) e impuestos se mantienen y las ayudas son escasas. «Ojalá el pequeño comercio tuviera tantas ayudas como las que reciben las grandes empresas», señala mientras termina de doblar una prenda. 

Al otro lado de la calle parece que le escucha Jorge Lorente, que también critica lo complicado que es competir con las grandes empresas: «Subiendo la cuota y los impuestos es imposible competir; la falta de medidas por parte del Gobierno está haciendo que las pequeñas empresas pierdan su capacidad financiera». Con once años a sus espaldas como autónomo, critica que las administraciones no protejan más la economía local. Tanto es así que recrimina que «el mundo laboral vive una estabilidad que no se traslada al trabajador autónomo y esa inestabilidad es la que le dificulta su trabajo».  

* Lea el artículo íntegramente en el número de febrero de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email