GRUPO PLAZA

el gobernador del banco de españa cree que deben jugar un papel distinto al de la pandemia

El Banco de España recomienda que las medidas fiscales sean temporales y para sectores vulnerables

24/06/2022 - 

SANTANDER. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha asegurado este viernes que, en la actual coyuntura, la política fiscal debe jugar un papel distinto al que tuvo durante la pandemia, dado que ahora existe un menor margen fiscal y una elevada inflación.

"Las medidas fiscales deben ser focalizadas en los más vulnerables y ser de carácter temporal para no dañar el déficit estructural", ha señalado Hernández de Cos en respuesta a cómo deberían ser las medidas que el Gobierno aprobará este sábado para atenuar el impacto del elevado coste de la energía en empresas y familias, de entre las que ya se ha anunciado una rebaja del IVA de la electricidad del 10% al 5%.

En su intervención en los cursos de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), De Cos ha insistido también en la conveniencia de alcanzar un acuerdo entre sindicatos y patronales para repartir los costes de la actual crisis de precios energéticos.

No obstante, De Cos ha asegurado que de alguna manera ya existe un pacto de rentas "implícito" por la falta de actualización generalizada de los salarios conforme a la inflación, que fue del 8,7% en mayo, del mismo modo que los beneficios empresariales se han moderado en lo que va de año.

El Gobernador del Banco de España considera que esa dinámica debería explicitarse en un pacto de rentas acordado entre el Gobierno y los agentes sociales para que se distribuya la perdida que supone el incremento de los costes energéticos por la invasión rusa de Ucrania. Ese pacto debería, según ha explicado, evitar los efectos de segunda ronda que consolidasen los actuales niveles de inflación.

En cuanto a la coyuntura macrofinanciera, Hernández de Cos ha recordado que el escenario central del Banco de España apunta a crecimiento de la economía española este año y el siguiente, pero ha subrayado que existe una "enorme incertidumbre", la mayor de las últimas décadas. Por ese motivo, ha instado a la banca a mantener la prudencia en un contexto en el que riesgos a la baja para el crecimiento económico y al alza para la inflación y ha vigilar de forma estrecha los riesgos asociados al conflicto en Ucrania.

Con todo, Hernández de Cos cree que el ahorro acumulado por las familias durante la crisis de la pandemia puede actuar de "colchón" para el sostenimiento del consumo ante la previsible caída de la renta real disponible para las familias debido al IPC y la próxima subida de los tipos de interés, que ya se ha materializado en un repunte del euríbor. Tampoco cree que en la situación actual se vea afectada la capacidad del sector bancario para formalizar nuevos créditos.

Bancos con capacidad de resistir

Durante su exposición en el seminario de la APIE, de Cos ha presentado los resultados del ejercicio de simulación llevado a cabo en el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España del pasado mes de mayo para estimar el impacto de un aumento potencial de los tipos de interés o del coste de la energía sobre las finanzas de hogares, empresas y administraciones públicas.

En el caso de las empresas, el aumento de los tipos de interés anunciado por el BCE puede incrementar el porcentaje de empresas con presión financiera por el predominio de las financiaciones con vencimiento a corto y medio plazo, mientras que para los hogares ese aumento moderado de los tipos de interés tendría un impacto relativamente reducido sobre su capacidad de repago. En el caso de las administraciones, la carga financiera de la deuda pública pasaría del 2,2% del PIB a cierre de 2021 al 2,5% en 2024.

Estos escenarios tendrían un impacto negativo en la solvencia del sector bancario, a través del deterioro de la calidad crediticia de los préstamos al sector privado, lo que conduciría a mayores pérdidas por deterioro del negocio en España y a una menor capacidad de generar resultados netos positivos del negocio en el extranjero.

Con todo, el gobernador ha afirmado que el sector bancario español mantendría una capacidad de resistencia agregada adecuada ante la materialización de los riesgos macrofinancieros extremos identificados, si bien esta materialización implicaría un consumo de capital "significativo" en el sector, que no sería tan elevado como para comprometer la estabilidad del sistema financiero bajo los escenarios analizados.

Deterioro de los créditos avalados por el ICO

Por otro lado, Hernández de Cos, ha repasado la evolución del sector bancario en los últimos meses y la calidad de los balances, una evolución favorable pero con "riesgos latentes".

Pese a ello, los créditos en vigilancia especial han descendido un 2,2% interanual en el primer trimestre del año y los créditos refinanciados han frenado su ritmo de avance al 8,8%, por lo que la evolución de estos indicadores hasta marzo ha sido "favorable".

La ratio de dudosos del crédito al sector privado residente se situó en el 4,1% al cierre de marzo, frente al 4,8% de finales de 2019. Pese a esta evolución favorable, Hernández de Cos ha avisado de que existen "potenciales deterioros latentes en algunas carteras de crédito", en particular en las vinculadas a los segmentos de empresas y hogares más vulnerables.

Por el contrario, en los prestamos garantizados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), en los que el Banco de España ha observado un "cierto deterioro"en los últimos trimestres.

En marzo de 2022, el crédito garantizado a través del ICO clasificado en vigilancia especial alcanzó el 22,7%, 6,4 puntos porcentuales más que en junio de 2021. Por su parte, la proporción de préstamos dudosos alcanzó el 4,1%, 2 puntos porcentuales por encima de junio de 2021.

Hernández de Cos ha recalcado que una parte significativa de estos préstamos todavía disfruta de un período de carencia, que finalizará alrededor del verano de este año.

"Las exposiciones de crédito que presentan alguna señal de deterioro son las que pueden ser, a su vez, más vulnerables a la materialización de los riesgos surgidos a raíz del contexto actual. Por ello, se hace necesario seguir su evolución con especial atención, así como realizar un reconocimiento temprano y adecuado de las potenciales pérdidas", ha concluido Herández de Cos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme