GRUPO PLAZA

torrent ha reunido a su comisión de seguimiento para analizar la situación 

Benetússer, Alfafar, Sedaví y Lloc Nou anuncian un paquete conjunto de medidas excepcionales

2/11/2020 - 

VALÈNCIA. Alfafar, Benetússer, Sedaví y Lloc Nou de la Corona han anunciado este lunes un nuevo paquete de medidas excepcionales para frenar la expansión de la covid-19. Estas nuevas restricciones, que se aplicarán de manera conjunta en todos los municipios, ya han entrado en vigor y tendrán una duración de dos semanas, por lo que se alargarán hasta el próximo 17 de noviembre. A partir de ahí, las autoridades competentes volverán a reunirse para valorar la situación y decidir si las levantan o las prorrogan. 

Los Ayuntamientos han dado este paso después de que el Departamento de Salud de Alzira notificase un "importante aumento de los casos de origen eminentemente social". En este sentido, los cuatro municipios han recibido una alerta sanitaria de nivel 3, lo que implica "transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede la capacidad de respuesta del sistema sanitario". Es por esto que los alcaldes han resuelto implantar restricciones dentro de sus competencias municipales, que se complementarán con las que ya decretó la Generalitat Valenciana la semana pasada.

Estas nuevas restricciones contemplan el cierre de todas las zonas de juego y parques infantiles, así como la suspensión de la actividad en los casales jóvenes. También cerrarán todos los centros recreativos orientados a la tercera edad, tales como casinos u hogares del jubilado. En este mismo sentido, los actos culturales previstos durante las próximas dos semanas quedarán cancelados y aplazados hasta que la situación se normalice. En cuanto a eventos deportivos, estos podrán celebrarse independientemente de que sean federados o no, aunque sin afluencia de público.

En lo que tiene que ver con hoteles, tan solo un tercio del aforo podrá hacer uso de las zonas comunes, siempre garantizando las condiciones de higiene y la distancia de seguridad. Por su parte, la hostelería deberá funcionar preferiblemente en terraza y en un 75% del aforo, con los clientes sentados y en grupos de no más de seis personas. El local deberá mantener en todo momento la distancia de seguridad entre mesas, y no podrá servir en barra.

En el caso de los eventos y reuniones, Alfafar, Benetússer, Sedaví y Lloc Nou de la Corona endurecen todavía más las restricciones que la Generalitat Valenciana impuso la semana pasada a otros 31 municipios valencianos. Para entierros y velatorios, rebajan el número de asistentes de 15 a 10 en espacios cerrados, y de 25 a 20 en espacios abiertos. Estas mismas cifras se aplican también a otros encuentros como bodas, bautizos o comuniones. En cuanto a lugares de culto, tan solo podrá asistir al edificio un tercio del aforo, y las celebraciones en la vía pública quedarán prohibidas salvo que se pida un permiso.

Las actividades académicas no regladas podrán continuar su curso, aunque los Ayuntamientos recomiendan no superar un tercio del aforo, recurrir siempre que se pueda a la vía telemática, y suspender toda actividad presencial cuando las clases estén dirigidas a colectivos de especial vulnerabilidad ante el virus. Finalmente, la atención en dependencias municipales estará siempre sujeta a cita previa. 

Torrent reúne a su comisión de seguimiento para analizar la situación

La primera gran ciudad de l'Horta en decretar medidas excepcionales fue Burjassot. La semana pasada, este municipio siguió el ejemplo de otros muchos en la Ribera Alta y anunció una serie de restricciones tales como la suspensión de licencias para eventos en la vía pública; la reducción al 50% del aforo en la mayoría de los espacios culturales, deportivos y lúdicos, y el endurecimiento de la presencia policial en las calles para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad. 

Torrent, por su parte, ha reunido este lunes a su comisión de seguimiento para valorar la situación en la que se encuentra el municipio y explorar nuevas vías de contención al virus. Por el momento, han decidido seguir acogiéndose a las indicaciones genéricas de la Conselleria de Sanitat, pero no descartan tomar sus propias medidas en el futuro cercano. Además, el consistorio ya ha decretado el teletrabajo para el 50% de la plantilla. 

Finalmente, Godella, se ha visto obligada a clausurar este lunes su mercado municipal, después de haber detectado un brote con varios casos dentro del mismo. En este sentido, las instalaciones permanecerán cerradas hasta nuevo aviso mientras el consistorio lleva a cabo una "limpieza en profundidad y exhaustiva".


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email