X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PLATO DE LA SEMANA

Brioche de ají con pollo a la brasa y queso costeño en Mundua Taberna

Mundua ordena sus múltiples ramales a golpe de bocados, como éste, que son relámpago

Por | 14/02/2020 | 1 min, 14 seg

Una segunda oportunidad es siempre el mejor conducto hacia la quietud. Mundua hace unos días que cumplió su primer aniversario. Y a la segunda, fue la vencida. La propuesta transatlántica por la que supura Euskadi en esta plaza de Joaquín Costa, va afinándose, encontrando la centralidad de una cocina pura potencia. Corrieron el riesgo de aplicar la máxima de que nuestro mundo, es el mundo, abarcando el viaje entre infinitas latitudes. Poner en orden tantas cocinas diferentes es una misión intrépida que podría acabar en popurrí o, a lo peor, en fusión

En cambio, camina con armonía. La carta es el mapa. Por las calles, por las tabernas, por los mercados. En noche de bullicio, la percepción es ir tomando de parada en parada bocados que traer al buche. En ese recorrido, un pellizco de entre lo sencillo: Brioche de ají. El pollo a la brasa y el queso costeño como emparedados entre masa de algodón. Un relámpago.  

Ante tanta profusión de locales que camuflan por viaje el tránsito más irrelevante, este golpe de sabor que -sin tiempo para lo sutil- proclama sin remilgos. Mundua, entre tanto ramal por el que perderse, se encuentra entre sus platos más distendidos.

Comenta este artículo en
next