X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Bruselas avisa a Trump de que impondrá aranceles por 35.000 millones si grava los coches europeos

25/07/2019 - 

BRUSELAS (EP). La Comisión Europea ha avisado a la Administración estadounidense de Donald Trump de que impondrá aranceles a distintos productos estadounidenses por valor de 3.500 millones de euros si finalmente sigue adelante con su idea de gravar los coches europeos con un impuesto del 25% en noviembre.

"Esto sería en el peor de los casos si EEUU imponer aranceles a todas las importaciones de coches y componentes" de la Unión Europea, han explicado fuentes comunitarias.

La cifra supone más de los 20.000 millones de euros que hasta ahora había calculado el Ejecutivo comunitario, por la caída de las exportaciones europeas.

La lista de productos estadounidense a los que la UE impondría aranceles por valor de 35.000 millones de euros si Estados Unidos decide finalmente imponer un arancel del 25% a los coches europeos -decisión que Trump ha aplazado seis meses hasta noviembre- ya está "preparada", según reconoció este martes la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ante la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara, dejando claro que el bloque europeo no aceptará restricciones voluntarias ni cuotas de exportación.

Fuentes comunitarias han rechazado avanzar si la UE también gravaría las importaciones de coches y componentes de EEUU.

La UE ya aprobó en junio de 2018 aranceles por valor de 2.800 millones de euros a productos estadounidense como el whisky, el zumo de naranja, el maíz, el tabaco y productos de acero en respuesta al arancel del 25% a las exportaciones de acero de la UE y del 10% en el caso del aluminio como medidas de reequilibrio inmediatas autorizadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y avanzó que se impondrían a otros productos por valor de 3.600 millones en un plazo de tres años o tras el visto bueno de la OMC si llegaba antes.

En un informe publicado este jueves sobre los avances para cumplir el acuerdo sellado en julio de 2018 entre Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para enfriar las perspectivas de una guerra comercial entre la UE y EEUU, el Ejecutivo comunitario ha dejado claro que "la UE espera que EEUU revierta las medidas arancelarias sobre el acero y aluminio", algo que "podría abrir la puerta para que la UE levantara sus medidas de reequilibro" a las importaciones estadounidenses.

"La UE espera igualmente que EEUU cumpla su compromiso y se abstenga de imponer cualquier restricción comercial adicional a las importaciones de la UE, especialmente en el caso del comercio de coches y componentes de automóviles", subraya en su informe el Ejecutivo comunitario, dejando claro que habrá "una respuesta firme y proporcional" si finalmente impone un arancel del 25%.

"Llevaría a una respuesta muy clara, firme y rápida por nuestra parte", han asegurado fuentes comunitarias, que admiten que de momento no tienen "ninguna indicación" sobre cómo procederá la Administración de Trump en noviembre.

Falta de avance para eliminar aranceles a bienes industriales

Las negociaciones entre la UE y EEUU de cara a negociar un acuerdo para eliminar los aranceles a los productos industriales como se comprometieron en julio no han arrancado por la exigencia de Estados Unidos de incluir el sector agrícola en el acuerdo, algo que rechaza de plano la Unión.

Washington también dejó claro que no abriría su mercado de contratación pública y la UE también advirtió de que no negociaría un acuerdo de libre comercio pleno si Estados Unidos no aceptaba cumplir el acuerdo de París contra el cambio climático.

La UE exportaría 26.700 millones de euros más al año en 2033 a EEUU si se eliminarán los aranceles a los bienes industrias, mientras que las exportaciones estadounidenses sumarían otros 26.200 millones.

"En términos de porcentaje del comercio nuevo, EEUU se beneficiaría algo más que la UE, un 9% frente al 8%", apunta Bruselas en su informe.

Progreso en cooperación normativa

Bruselas sí admite, en cambio, discusiones "constructivas" en materia de cooperación normativa de cara a negociar un acuerdo para evitar la doble certificación de los productos para garantizar que cumplen los estándares de producción exigidos, algo que beneficiaría especialmente a las pequeñas y medianas empresas. Se espera que ambas partes empiecen a negociar sobre un texto concreto en septiembre.

El acuerdo cubriría todos los sectores sujetos a inspecciones de producción obligatorias en la UE y EEUU. No cubriría el sector textil ni los automóviles o químicos, que están sujetos a otros regímenes, pero sí la maquinaria.

La UE y EEUU alcanzaron un acuerdo en julio de 2019 para el reconocimiento mutuo de las buenas prácticas de fabricación de medicamentos, que Bruselas espera extender ahora a las medicinas veterinarias y también ha planteado a EEUU cooperar en estándares en sectores estratégicos como la impresión en 3D, la robótica y los vehículos conectados.

Suben importaciones de gas licuado y soja de EEUU

El informe también constata el aumento de las importaciones de soja y gas natural licuado estadounidense, en línea con lo pactado.

Las importaciones de soja de EEUU al mercado europeo han crecido un 96% entre julio de 2018 y junio de 2019 en comparación con el mismo periodo del año anterior. La UE importa unas 14.000 de toneladas de soja al año por 2.900 millones de euros. EEUU es el primer proveedor de soja al mercado europeo (el 60% de todas las importaciones de soja son estadounidenses frente al 33% el año anterior).

La UE ha importado a su vez 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado de EEUU desde que sellaron la tregua comercial en julio de 2018 cuando apenas se importaban 3.300 millones de metros cúbicos y se sitúa como el tercer mayor proveedor. Ello supone un aumento del 367% más y representan más de 2.000 millones de euros en importaciones.

Noticias relacionadas

opinión

Una 'guerra comercial' sin fin

Por  - 

EE UU y China no han logrado ponerse de acuerdo sobre dos puntos fundamentales: el establecimiento de nuevos parámetros para las nuevas conversaciones y el retraso de la ejecución de los nuevos aranceles como advierte el experto

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email