GRUPO PLAZA

mientras las regiones se preparan para su salida

Bruselas denuncia al Reino Unido por incumplir el Acuerdo de Retirada 

1/10/2020 - 

BRUSELAS.Ni una pandemia global ni una crisis social van a impedir la bravata del Primer Ministro británico, Boris Johnson, de un Brexit a las bravas. Hoy, en plena celebración del Consejo europeo, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha anunciado el inicio de una demanda contra el Reino Unido por incumplir el Acuerdo de Retirada con una ley que modifica unilateralmente este convenio firmado con Bruselas y por no atender a sus requerimientos. Esta actitud del Gobierno británico ha sido prevista por otras instituciones que, como el Comité de las Regiones, se preparan para seguir negociando tras el Brexit. el presidente de la Generalitat Valenciana. Ximo Puig, forma parte de este grupo.

En un breve discurso, von der Leyen ha recordado que les dieron el plazo de finales de septiembre para que modificasen la ley que impide que el protocolo sobre mercado interior entre Irlanda e Irlanda del Norte pueda cumplirse, según el Acuerdo de Retirada firmado hace casi un año entre ambas partes. Hace un mes, el gobierno británico presentó esta ley, aprobada por el Parlamento, pese a que supuso la dimisión de su Abogado General al suponer el incumplimiento de un tratado internacional. La obligación del principio de buena fe en todo acuerdo ha sido roto porque esta ley está en plena contradicción con lo firmado en el Protocolo de la frontera irlandesa.

La presidenta von der Leyen ha comunicado que el plazo de respuesta ha terminado y que, por tanto, hoy la Unión Europea iniciaba un procedimiento de infracción de ley. Éste es el punto de partida de un procedimiento formal de infracción contra el Reino Unido, que dispone de un mes para responder a la carta. Visiblemente consternada en su aparición pública, von der Leyen ha expresado, no obstante, su intención de seguir trabajando duro par que el Acuerdo de Retirada se cumpla en su totalidad. 

En esta demanda, Bruselas explica que “el artículo 5 del Acuerdo de Retirada establece que la Unión Europea y el Reino Unido deben adoptar todas las medidas apropiadas para asegurar el cumplimiento de las obligaciones derivadas del Acuerdo y abstenerse de toda medida que pueda poner en peligro la consecución de dichos objetivos”. Por tanto, ambas partes están obligadas a cooperar de buena fe en el cumplimiento de las tareas derivadas del Acuerdo de Retirada.

Este incumplimiento se deriva del proyecto de ley, de 9 de septiembre de 2020, que el Gobierno del Reino Unido presentó sobre la «Ley sobre el mercado interior del Reino Unido». En caso de adoptarse, constituiría una violación flagrante del Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, ya que permitiría que las autoridades del Reino Unido ignorasen los efectos jurídicos de las disposiciones sustantivas del Protocolo en virtud del Acuerdo de Retirada. Representantes del Gobierno del Reino Unido han reconocido esta violación y han declarado que su objetivo era permitirle apartarse de forma permanente de las obligaciones derivadas del Protocolo. Pese a las solicitudes de la Unión Europea, el Gobierno del Reino Unido no ha retirado las partes controvertidas del proyecto de ley.

Por tanto, según expresa la  Comisión Europea, el Reino Unido ha incumplido su obligación de actuar de buena fe tal como establece el artículo 5 del Acuerdo de Retirada. El Reino Unido dispone hasta finales de mes para presentar sus observaciones a la carta de emplazamiento. Tras examinar estas observaciones, o en caso de que no se hayan presentado observaciones, la Comisión podrá emitir, en su caso, un dictamen motivado.

El Presidente Ximo Puig prepara los contactos post Brexit 

De otro lado, vista la escasa respuesta para un futuro acuerdo de asociación entre la Union Europea y el Reino Unido, el Comité de las Regiones de la UE presentó hace una semana el Grupo de Contacto con Reino Unido con el que pretende mantener intercambios con autoridades locales y regionales de este país una vez acabe el periodo de transición del Brexit y abandone definitivamente el bloque comunitario a partir de enero de 2021.

Este Grupo de Contacto estará formado por doce miembros del Comité de las Regiones, entre ellos el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y se reunirá tres veces al año para debatir cuestiones relacionadas con el comercio y la libre circulación de bienes, personas y servicios, así como de métodos para dar continuidad a la cooperación transfronteriza tras el divorcio entre Bruselas y Londres.

Así, este organismo invitará a autoridades locales y regionales de Reino Unido a sus reuniones, en función de los temas que se vayan a abordar en cada una de ellas. También aceptará propuestas de reuniones de parte de representantes políticos británicos, según ha informado el Comité de las Regiones en un comunicado.

El Grupo de Contacto ya mantuvo el pasado 22 de septiembre una primera reunión por videoconferencia con carácter preparatorio, que estuvo restringida a políticos de los 27 Estados miembros. En ella participó el jefe negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y la eurodiputada socialista holandesa Kati Piri, una de las responsables del informe de la Eurocámara sobre la futura relación entre Bruselas y Londres.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email