GRUPO PLAZA

GRAND PLACE / OPINIÓN

El buque 'Libertad'

6/07/2021 - 

El buque 'Libertad' vagó durante años por los mares del norte y del sur. Se convirtió en un barco fantasma durante los primeros años de la pandemia. Su tripulación quedó secuestrada junto al pasaje en un rumbo sin fin, sin posibilidad de atracar a puerto, sin bienvenidas en el malecón ni escalas de un día. Era un barco apestado, contaminado por la covid-21, la que aún no tenía nombre ni vacuna. El grupo de adolescentes que fue evacuado desde las islas mediterráneas aquel verano del Año I d.C -después de la covid- no podía imaginar que su mundo les iba a condenar a galeras para el resto de sus vidas.

Ni siquiera los ruegos de los padres fueron capaces de remover la conciencia de aquellos gobernantes que veían cómo se les escapaba de las manos el control del virus. La desescalada había dado sus frutos, la variante Delta se iba adueñando del TerritorioEuropa, el único que daba datos fiables de la pandemia a nivel mundial y, por tanto, el más señalado. A más PCR, más contagios. No, no es que los jóvenes se hubieran contagiado de repente, durante su viaje de final de curso. Es que hasta ese momento no se les había realizado un test ni habían sido objeto de control sanitario. Eran asintomáticos, y llevaban año y medio sin viajar.

De repente, la pandemia quedó al desnudo. La imagen gráfica eran un iceberg que ocultaba bajo la línea de flotación del mar la magnitud del virus. Europa volvía a cerrarse pintando de rojo el mapa de la costa mediterránea, incluso antes de la prevista oleada de turistas británicos que invadiría el Mediterráneo avanzado el verano, cuando su gobierno levantara las medidas de confinamiento. Y llegaban con la variante Delta, la más temida.

De repente, el gobierno de la Unión tuvo que enfrentarse a sus ciudadanos. Aún tardaría en llevar a cabo sus políticas de control de la natalidad, con la reproducción asistida y programada. A ello ayudó una sociedad cada vez más proclive y tolerante con la explotación de las mujeres y su mercantilización, que no se planteaba dudar de leyes ultraliberales que abogaban por legalizar la compraventa de bebés. De aquí al control de los hijos en comunidades infantiles gubernamentales sólo había un paso. Pero eso ocurrió mucho después. Primero tenía que caer LaRed…

-Recuerdo la leyenda del 'Libertad'. No creía que había ocurrido hasta que vi la documentación oculta en la tarjeta SIM que heredé de la Tieta. Al parecer, la desaparición de aquél barco cargado de adolescentes rebeldes ocurrió hace 50 años, pero tanto entonces como ahora se nos ha ocultado. Parece ser que no se plegaron a las normas de prevención de la covid…

Laura lanzaba al vacío sus pensamientos, con el chip abierto, pese al control parental del eHealth i de ELLA. Ya no confiaba en reencontrarse con David ni en sus pensamientos, desde que tomó rumbo a una nueva misión al otro lado del mar.

-¡Estoy aquí!

Un zumbido intermitente interrumpió de nuevo la comunicación interchip, por pensamiento libre. Tal vez era mejor activar el modo avión, hasta que desapareciera el sonido de los drones-abejorro.

-Adiós David, que tengas un buen viaje por el Mediterráneo. Avisa si te encuentras con el 'Libertad'… ¡o con la libertad!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme