Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de agosto y se habla de Moncada coronavirus ilsa pcr DESCONFINAMIENTO
GRUPO PLAZA

Ni fusiones, ni pérdidas a final de año

CaixaBank volverá a pagar dividendos en efectivo cuando el BCE levante su recomendación

31/07/2020 - 

BARCELONA (EP). El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha afirmado este viernes que el banco prevé repartir dividendos con cargo a los resultados de este 2020 una vez el Banco Central Europeo (BCE) levante su recomendación a la banca de no repartirlos y no efectuar recompras de acciones propias para preservar el capital de las entidades, una medida extendida hasta el 1 de enero de 2021. En la rueda de prensa de resultados del primer semestre, realizada de forma telemática, Gortázar ha expresado su "confianza en que el BCE cambiará su posición a finales de año", por lo que el banco está reservando dinero para el abono del dividendo.

"Esta medida tiene toda la lógica del mundo. No la voy a criticar. Entiendo lo que está haciendo el supervisor, pero también lo entiendo como medida excepcional y temporal, no definitiva", ha asegurado Gortázar. Ha indicado que este dividendo será "en metálico, el de verdad", y no en acciones, y ha recordado que CaixaBank decidió en marzo pagar siete céntimos por acción de dividendo a cuenta de 2019 en lugar de los 15 céntimos por acción que estaban previstos.

De cara a este 2020, y tal y como a entidad ya comunicó, ha modificado la política de dividendos para el ejercicio, consistente en la distribución de un dividendo en efectivo superior al 50% del beneficio neto reportado, pasando a la distribución de un dividendo en efectivo no superior al 30%.

Por otro lado, Gortázar, ha asegurado este viernes que la entidad saldrá de la crisis del coronavirus sin necesidad de realizar ninguna fusión, y ha descartado cerrar el ejercicio con números rojos. "Nosotros, desde luego, podemos salir de esta situación sin hacer ninguna operación corporativa", ha afirmado en la rueda de prensa de resultados del primer semestre de 2020, que se ha realizado de forma telemática.


Ha sostenido que el escenario base de la entidad pasa por el crecimiento orgánico con éxito: "Somos el mayor banco en España en todas las dimensiones y no está en nuestro escenario base buscar una operación". Ha recordado las últimas operaciones llevadas a cabo, como la compra de Barclays Bank y la toma de control de BPI en Portugal, que ha considerado un "exitazo". Desde entonces, ha señalado que el banco presidido por Jordi Gual no ha mirado activamente oportunidades de negocio, aunque si se presentan se estudiarán: "Tenemos mucho que hacer y no nos hace falta una operación corporativa para ello. Con lo que tenemos podemos salir bien".

Gortázar también ha descartado cerrar el ejercicio 2020 con pérdidas, destacando que ha cerrado el primer semestre con un beneficio atribuido de 205 millones de euros, un 67% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, pese a realizar en estos seis primeros meses una provisión extraordinaria de 1.155 millones de euros por la Covid-19.

Puesta en valor

Además, ha puesto en valor que precisamente este viernes se ha sabido que la entidad, a través de su filial CaixaBank Payments & Consumer, ha alcanzado un acuerdo con Global Payments para vender un 29% de su actual participación de un 49% en el capital social de la 'joint venture' Comercia Global Payments por 493 millones de euros, una operación que la generará una plusvalía de 410 millones.

"A pesar de toda la que está cayendo, tenéis Caixabank para rato", ha bromeado el consejero delegado, que también ha indicado que no se prevén ajustes de plantilla a causa de la crisis del coronavirus, ya que, de hecho, se quiere aumentar el equipo de InTouch, el servicio de gestión remota de clientes de banca de particulares. Así, el objetivo de CaixaBank es avanzar en la digitalización y seguir reduciendo la red de oficinas en los próximos meses hasta las 3.600, un objetivo que se ha retrasado un poco por la crisis del coronavirus pero en el que se seguirá trabajando.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email