X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

se prepara para la fusión con cityjet y gana "flexibilidad" para prestar servicios a terceros

Air Nostrum reduce su estructura al mínimo y se divide en varias sociedades

22/03/2019 - 

VALÈNCIA. El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, ha anunciado este viernes un proceso de reestructuración interna de la aerolínea que implica el traspaso de departamentos completos a sociedades de nueva creación que prestarán servicios comunes a varias aerolíneas, entre ellas la propia Air Nostrum.

El objetivo de este proceso, que afectará a la práctica totalidad de los 1.500 empleados de la compañía valenciana, es evitar "duplicidades" ante la próxima fusión con la aerolínea irlandesa CityJet y, al mismo tiempo, ganar "flexibilidad" para vender a través de estas nuevas empresas los servicios que Air Nostrum ya venía prestando con su personal a otras aerolíneas participadas por los socios de Air Nostrum como el mantenimiento de aeronaves.

Tras exponer este plan a los directivos y a los sindicatos, el presidente y máximo accionista de la firma ha asegurado en una rueda de prensa que esta "nueva organización" de Air Nostrum no es "ni un vaciamiento ni una deslocalización" de la compañía, ya que las sociedades que se van a crear tendrán su domicilio en Valencia.

"La intención no es deslocalizar, sino crecer", ha subrayado Bertomeu, quien ha insistido en que el grupo necesita una organización "más flexible", lo que implica evolucionar desde ser una aerolínea regional a convertirse en una plataforma de servicios aeronáuticos diversificada funcional y geográficamente que estará integrada por hasta siete sociedades diferentes.

Algunas de ellas ya están en funcionamiento, como la dedicada a los servicios de mantenimiento en sudamérica (Anta) o la de leasing (Saimer), pero ahora se crearán sociedades nuevas que, como las anteriores, estarán directamente participadas por Carlos Bertomeu y el resto de dueños de Air Nostrum, como los socios fundadores del IVI, José Pellicer y Antonio Remohí, propietarios cada uno del 15% del capital de la aerolínea franquiciada de Iberia para vuelos regionales.

Todas las mercantiles que se crean tendrán en común el nombre de la firma valenciana con la intención de reforzar la marca Air Nostrum en el mercado internacional. Se trata Air Nostrum Engineering, Air Nostrum Global Services, Air Nostrum Training, Aer Resources Agency (ARA) y Air Nostrum Commercial.

Bertomeu ha enmarcado estos movimientos a las puertas de la fusión con CityJet en el contexto del proceso de consolidación de aerolíneas que, según el directivo, está comenzando a producirse en Europa. Esta fusión, para la cual se creará a su vez una nueva empresa en la que Air Nostrum tendrá la participación mayoritaria, dará como resultado el mayor grupo de aviación regional de Europa.

"Vamos a ser el primer operador regional en Europa y para esto estamos preparando la reestructuración. Necesitamos una organización acorde a esta nueva realidad, este esquema organizativo nos hace más flexibles", ha señalado Carlos Bertomeu, quien ha defendido que esa agilidad le confiere fortaleza de cara a ese proceso de consolidación de compañías. 

Generar sinergias

El objetivo, ha insistido, es generar sinergias mediante nuevas empresas de servicios en las que concentrar a los trabajadores que prestarán servicios comunes, además de a las propias Air Nostrum y CityJet, a otras compañías actualmente ya participadas por Carlos Bertomeu y el resto de socios de Air Nostrum como la maltesa Medops, la argentina Flyest o la paraguaya Paranair.

Así, por ejemplo, los cerca de 360 empleados –incluidos los directivos– de departamentos como jurídico, comunicación o recursos humanos, entre otros, serán traspasados a Air Nostrum Global Services, mientras que alrededor de 150 se integrarán en Aer Resources Agency (ARA), que será la responsable de la gestión del personal, formación y apoyo al vuelo.

Bertomeu ha explicado que estos empleados seguirán desarrollando los mismos servicios que hasta ahora y en el mismo lugar, pero bajo sociedades diferentes que facturarán a la propia Air Nostrum y el resto de aerolíneas por estos servicios.

Air Nostrum solo se quedará con el personal mínimo operativo –pilotos y tripulantes de cabina– mientras que el personal que trabaje para otras compañías dependerá de ARA, algo que le permite tener más flexibilidad a la hora de negociar en qué condiciones.

Toda la plantilla conservará la antigüedad y los derechos laborales, mientras que los que desarrollen su trabajo en España seguirán sometidos a la legislación laboral española. 

Bertomeu ha defendido la necesidad de estos movimientos, cuyo encaje jurídico llevará varios meses, ante el inevitable y necesario proceso de consolidación al que se enfrenta la aviación europea de manera inminente, un fenómeno que será similar al que se vivió en EEUU pero "muy firme".

La razón principal, ha explicado es el momento "muy convulso" por el que atraviesa el sector porque está volviendo a darse una coyuntura de dólar elevado con precios del combustible al alza.


Por otro lado, los dueños de Air Nostrum continúan con su diversificación por negocios a través de Inversiones Líneas Aéreas Internacionales (Ilai), la primera sociedad que crearon para tejer un entramado societario de nuevos negocios y mantener aislada a Air Nostrum de los riesgos inherentes a estas nuevas actividades.

Desde entonces han fundado varias mercantiles para desarrollar nuevos negocios que van desde la extinción de incendios (Plysa) hasta el transporte ferroviario de pasajeros a través de Intermodalidad de Levante (ILSA).

Contratos de extinción de incendios

Para la primera, en cuyo accionariado ya ha entrado Acciona con una participación mayoritaria, Bertomeu explicó que el consorcio busca ahora un socio industrial europeo, "un gran player" para replicar la fórmula de un negocio grande. "No se puede jugar a chicas, necesitas socios de referencia y con espaldas amplias", destacó el directivo, ya que el objetivo es competir con Renfe a partir de 2021 en la línea de AVE Madrid–Barcelona que tendrá como destino final Montpellier.

En cuanto al negocio de extinción de incendios, dijo que de manera inminente se presentará a los concursos que liciten las comunidades autónomas españolas más algún otro fuera de España, para lo cual cuenta ya con cinco aparatos más otros dos que llegarán en breve adquiridos "a riesgo" por los accionistas de Air Nostrum.

Por otro lado, a la espera de cerrar la auditoría, Bertomeu afirmó que 2018 "no ha sido un mal año" y que Air Nostrum aumentó su facturación por el crecimiento "salvaje" de turistas de otros mercados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email