GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Carmen Frontera y Gisela Talita: una conversación sobre la utopía de vivir del arte

Conversamos con ambas artistas valencianas sobre la profesionalización y el camino a seguir para vivir del arte

2/11/2021 - 

VALÈNCIA. “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”, eso sí, elige uno en el que puedas llegar a fin de mes y no tengas que modificar tu línea y en el que tengas unos honorarios fijos para poder irte a dormir cada noche con la seguridad de que tu vida va a seguir siendo igual de aquí al mes que viene. Gisela Talita pinta animales y escenas exóticas, Carmen Frontera dibuja personas con un estilo underground. Talita pinta a mano y parte de su trabajo se ha desarrollado en Bali, Frontera prefiere el mundo digital y aprendió casi todo lo que tenía que saber sobre ilustración en Inglaterra.

Ambas artistas pretenden vivir del arte que generan, manteniéndose fieles a sus principios y colaborando siempre con aquellos que no les limiten. ¿Cómo se puede vivir del arte?¿cuándo ha pasado Instagram a convertirse en un portfolio profesional? ¿hasta qué punto se puede ser fiel a un mismo estilo?. Culturplaza plantea una conversación sobre el futuro de las artistas, desde el momento en el que pintaron su primera lámina hasta su trabajo más curado y personal.

Talita estudió diseño de interiores en la EASD, pero cuando acabó no quería saber nada relacionado con el interiorismo. Descubrió que su perfil creativo y artístico no se desarrollaba adecuadamente con esta carrera. Fue ahí cuando comenzó a desarrollar esa faceta por su cuenta y se puso a publicarlo en Instagram, a través de esta red comenzó a darse a conocer. Frontera estudió diseño gráfico en la ESAT, después se fue a Newcastle para especializarse en ilustración en la universidad de Northumbria. Cuando volvió a València se propuso centrarse en su arte y comenzó a trabajar en encargos personales.

Salto a la profesionalización

-¿Vivís del arte?

-Gisela Talita: A día de hoy tengo la suerte de poder responderte que sí. Me gestiono el año generando una visión general de los meses con más carga de trabajo y los que tienen menos. Si a día de hoy tuviera que pagarme un bajo o un estudio aparte sí que tendría que buscar otro trabajo porque es muy difícil mantenerse. En lo que se refiere a organización trabajo desde casa e intento mantener un horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde, pero nunca se cumple.

-Carmen Frontera: Yo de momento no vivo de ello, siempre he tenido que tener otro trabajo para poder mantenerme económicamente. Además de ese trabajo depende el cómo me organice con mi arte. Actualmente por las mañanas me dedico a ser freelance y por las tardes trabajo en Lush. La realidad es que si eres autónomo la vida es una mierda, y no puedes contar nunca con algo fijo. Estoy en un estado constante de pluriempleo.

-Gisela Talita: Yo empecé a ahorrar gracias a pequeños encargos que hacía cuando vivía con mis padres. En ese punto estás en constante búsqueda de ese "algo" fijo, pero es un proceso complicado. Por suerte a día de hoy me llegan encargos, ya sea a través de Instagram o gracias al boca a boca.

Gisela Talita (Foto: EVA MÁÑEZ)

-¿Y cómo se llega a ese boca a boca?

-Carmen Frontera: Acciones como los escaparatismos tienen una fuerza brutal. Se podrían hacer más cosas en València en lo referente al arte mural, generalmente hay encargos privados de tiendas o fachadas. Estaría bien que se marcaran rutas, que hubiera convocatorias abiertas en las que la gente se pudiera presentar…

-Gisela Talita: La exposición a pie de calle es muy poderosa. Basta que te vayas a otra ciudad para darte cuenta de la fuerza que tiene, te pasas el viaje entero haciendo fotos. Acciones como los escaparatismos suelen ser una lanzadera potente ya que la gente pregunta o hacen que se hable de ti. Proyectos como las colaboraciones sí que suelen surgir más a través de redes, es la forma más eficaz de contactar.

-Carmen Frontera: Mi filosofía es decir a todo que sí, y luego ya me organizo.

-Gisela Talita: Totalmente, lo que pasa es que el tema de los escaparates surge más bien a través de un movimiento propio de la gente, pero no de manera oficial.

El artista como producto

-¿Cómo os presentáis al mundo?

-Carmen Frontera: Cuando eres freelance  toca hacer marketing. Tienes que analizar a quién quieres llegar, que trabajos quieres… A partir de ahí generas tu perfil. Hace unos años yo tenía mil cosas diferentes en mi feed de Instagram, y eso daba una imagen muy dispersa de mí. Tu perfil tiene que convertirse en una extension de ti, y tiene que mostrar tu personalidad.

-Gisela Talita: Tienes que mostrar una energía. Es igual que cuando eliges un estilo para vestir, según tus prendas y combinaciones la gente te percibe de una forma u otra.

-¿Diríais que “vendéis” esa energía?

-Gisela Talita: Comprar arte e ilustración no es una necesidad, es una compra-venta emocional, el artista tiene que vender su historia y hacer que la gente conecte con lo que hace. Tú ahora por ejemplo te compras una prenda de ropa porque simpatizas con la marca, con su filosofía, con su origen…

-Carmen Frontera: Totalmente. Las marcas buscan que el artista tenga que ver con su filosofía, a lo mejor yo les puedo interesar por los colores, el estilo underground, mis ilustraciones punkis...

Carmen Frontera (Foto: EVA MÁÑEZ)

-¿Os han dicho alguna vez que modifiquéis vuestro estilo para algún encargo?

-Carmen Frontera: A mí sí, y de hecho me pasó con la administración pública. Me llamaron para hacer unos mupis publicitarios para una campaña feminista y fue un poco desastre. Al principio me dieron el sí pero luego me pidieron muchísimas modificaciones, las cuales yo adapte a mi estilo como buenamente pude. En la recta final tumbaron mi propuesta porque me dijeron que mis ilustraciones eran "poco femeninas".

-Gisela Talita: Para mí lo mejor es cuando tienes clientes que repiten, que te dan total libertad para hacer lo que quieras, sin pautas.

-Carmen Frontera: Yo considero que es muy importante que mi linea nunca se modifique, por mi experiencia personal se me cuesta mucho meterme a trabajar con marcas porque a veces intentan modificar mi estética, que es muy marcada. Muchas veces acabas pasando por el aro porque es trabajo pero hay lineas que no pienso cruzar, si no te gusta lo que hago llama a otra persona.

Pasado presente y futuro

-¿Cuáles diríais que son los proyectos personales que más os han marcado?

-Carmen Frontera: Para mí sin duda el tarot. Para el proyecto de final de grado trabajé en una baraja pintada en acuarela que a día de hoy se vende en varias librerías de España. Aunque he de admitir que para llegar hasta ahí tuve que ir prácticamente puerta por puerta preguntando si querían venderla.

-Gisela Talita: Yo actualmente estoy trabajando en unas pantallas ilustradas para lámparas. Primero me hice una para mí, y al compartirla vi que a la gente le gustaba. Fue entonces cuando decidí suplir ese hueco del mercado. Lo bueno de la ilustración  es que puedes aplicarla literalmente a todo, fue ahí cuando pensé en aplicarla a elementos decorativos.

-Carmen Frontera: Cuando tienes un proyecto personal que funciona bien te da muchas energías para seguir, porque lo has hecho como has querido y bajo tus propios términos. Ver que eso da frutos te da un nivel de satisfacción único.

Foto: EVA MÁÑEZ

-¿Dónde os veis de aquí a unos años?

-Carmen Frontera: No pienso de aquí a una semana porque me deprimo. A largo plazo quiero ser rica. [ríe]. Es verdad que cuanto más produces más responsabilidad y gastos tienes, hay que gestionarlo todo. Un artista tiene que hacerse sus propios presupuestos, generar su propia imagen, hacerse marketing… Muchas veces no da la vida para todo.

-Gisela Talita: Yo si tuviera una bola de cristal le preguntaría: ¿en algún momento encontraré la clave para que el dinero se gane solo?

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email