X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Cíber-revolución y seguridad 4.0

En época de cambios los que no se adaptan perecen, más aún cuando son tan rápidos como darle un click al ordenador

14/05/2016 - 

En multitud de artículos de opinión se escribe últimamente sobre el cambio de paradigma en el que vivimos, ya sea desde una perspectiva social, política o económica, y efectivamente esto se está produciendo en el conjunto de la sociedad gracias fundamentalmente a la aparición del quinto elemento o entorno -el Ciberespacio- (los preexistentes son el terrestre, el marino, el aéreo y el espacial)

Este quinto elemento está provocando tal cambio de hábitos, costumbres, procedimientos, y hasta de gobiernos que podríamos hablar de estar viviendo una auténtica cíber-revolución. Al igual que antaño en la revolución neolítica la humanidad (aunque no toda, siempre hay un grupo de resistentes de forma voluntaria o no) paso de vivir de un entorno nómada a disfrutar de una vida sedentaria,  en la actualidad nos estamos acostumbrando a vivir en un entorno en gran parte virtual a través de Internet. Por ejemplo, ahora mismo, y a través de este diario digital que es Valencia Plaza, estamos interactuando usted y yo. También ha permitido que exista lo que llamó Marchall McLuhan la Aldea Global.

En este nuevo ecosistema, y para que vean su entidad, durante cada segundo se generan en la RED tres millones de eventos (mensajes, búsquedas, emails, etc.), hoy en España hay más móviles (la mayoría con acceso al mundo virtual)  que ciudadanos, en 2020 el gurú informático Vinton Cerf calcula que el 80% de la población mundial estará conectada a Internet, en el 2015 eran ya más de 3.000 millones de personas y creciendo, en un entorno en el que se puede comprar y vender prácticamente todo desde cualquier punto del mundo sin que existan distancias y a todas horas.

Y hablar de revolución y de Internet es hablar de Industria 4.0, un nuevo desafío a la economía y que en buena parte está siendo liderado por Europa y dentro de ella por Alemania y que su implementación supone una auténtica hibridación entre el mundo virtual y el real, en donde toda la larga y lineal cadena de producción, desde el origen, ya sea el campo, la fábrica o el despacho, hasta el consumidor se transforma en un complejo sistema donde el cliente casi forma parte del producto, estando todas las fases y subsistemas conectados en una red de malla y en tiempo real. Pero claro aunque esta profundísima transformación industrial tiene un futuro prometedor tiene numerosos obstáculos por la implicaciones económicas que conlleva, imaginen que algún analista ha calculado ya en sólo 5 millones de puestos de trabajo humanos los necesarios en España cuando la robótica alcance su total desarrollo.

Pero, y ahora viene lo malo, es que precisamente los malos también actuan en la RED. El Cibercrimen es un sector en alza, hablando en términos económicos, pues en 2014 el CSIS de Washington cálculo en 445.000 millones de dólares lo que cuesta el Ciberdelito a la economía mundial, en ese mismo año se cometían 40 ciberdelitos por segundo en España, según la asociación de peritos judiciales informáticos, en 2016 el Cibercrimen representa el 80 % de las estafas, somos en la actualidad el tercer país más ciberatacado después de USA y UK y en poco más de 4 meses de este año se han realizado casi la mitad de los ciberincidentes contra infraestructuras críticas del año pasado.

Existen numerosos ilícitos operados a través de Internet, una gran parte son fraudes, robos de información o chantajes, o también delitos sexuales, contra la propiedad intelectual, el honor, la salud, o de amenazas y coacciones, a través de diferentes técnicas el fishing, Malware-Trojanos, Ransomware, APT (amenazas persistentes avanzadas), DDos (denegación de servicio distribuido) y que tienen en el lado oscuro de Internet, la Deep Web (según algunos expertos 9 veces más grande que la parte visible) su entorno o mercado donde se ofrecen, por ejemplo, tarjetas de crédito con sus pins a 1-1,5 $ con seguro incluido por si éstas están ya anuladas, con la utilización clara de técnicas empresariales y de marketing.

Incluso se ha subido de nivel de amenazas al usarse estos ciberataques en claros episodios de guerra híbrida, contra Georgia en 2008 impidiendo al menos el acceso a webs oficiales y contra Ucrania en 2015 provocando cortes de luz, o por ejemplo el anónimo ataque (SIC) contra Sony por la película The Interview, una parodia de Kim Jong-Un, presidente norcoreano, que provocó unas perdidas de al menos 200 millones en la productora.

Esta revolución 4.0 tiene una clara y necesaria aplicación en el ámbito de la función pública de Seguridad, teniendo en cuenta además que en el ámbito de la Ciberseguridad combatimos delitos internacionales con leyes nacionales, con lo que se dificulta más aún su persecución. Por todo lo anterior desde la sexta zona de la Guardía Civil en la Comunidad Valenciana y el IEEI con el grado de Criminologia ambos de la UCV quisimos organizar la II Jornada Población, Seguridad y Territorio en torno a la Ciberseguridad y empleo de nuevas Tecnologías, clausurada este miércoles pasado por el Secretario de Estado de Seguridad.

Esta Seguridad 4.0 es un futuro que ya se esta haciendo presente, y que debe ir asumiendo los 7 elementos del 4.0 como son la realidad aumentada, el Internet de las Cosas IOT, Big Data, Sistemas Ciberfisicos, Ciberseguridad, Robótica y Simulación, que exigen además un gran sistema de Mando y Control, con una progresiva y futura implantación de Inteligencia Artificial IA. La protección de nuestra ciudadanía frente a los citados riesgos y amenazas virtuales supondrá el uso con profusión de la tecnología, pues se estima que el  número de máquinas y dispositivos conectados a Internet alcanzará la cifra de un trillón (USA) en 2022, y permitirá crear un sistema predictivo y adaptativo a los cambios y desafíos, que permitirá, por otra parte, un importante ahorro energético. 

Todas esas transformaciones nos permitirán tener un servicio público de Seguridad de calidad y económico con una gran excelencia y eficiencia, que exigirá tener menos personal y nos proveerá de más cantidad y velocidad de información con mejores procesos y sistemas operativos, en fin con el 4.0 lograremos una Seguridad más eficaz más eficiente y más económica.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email