X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la patronal de valencia quiere más poder en la asamblea

Cierval celebrará una ejecutiva monográfica para debatir la reforma de sus estatutos

28/01/2016 - 

VALENCIA. La patronal autonómica Cierval no logra salir de su particular bucle para redefinir su estructura. Más de un año después de que el proceso iniciado para adaptarse a la caída de ingresos, el comité de la organización que preside José Vicente González acordó este miércoles reabrir el proceso de redefinición, para lo cual convocará una reunión monográfica de su cúpula para abordar este tema.

La reapertura del proceso responde a la petición de la patronal de Valencia CEV para reformar los estatutos de la patronal autonómica con el fin de aumentar sus derechos de voto en la asamblea, ya que actualmente son las aportaciones económicas de organización empresarial valenciana las que sustentan económicamente a la autonómica.

La inquietud de los empresarios de esta provincia ha aumentado en los últimos meses a raíz de los problemas que atraviesan organizaciones empresariales de Castellón (CEC) y Alicante (Coepa) y por cómo puedan salpicar estos a Valencia.

A ello se une el perfil bajo que Cierval ha adoptado en los últimos meses en relación a los problemas de la CEC y Coepa. Un hecho que, según fuentes empresariales, ha hecho saltar las alarmas en la CEV para exigir los cambios que Cierval no acaba de afrontar.

La CEC y Coepa debían entre las dos más de un millón de euros a la organización autonómica a 31 de diciembre de 2014. Sólo durante ese ejercicio, las pérdidas de Cierval alcanzaron los 174.000 euros. La organización alicantina, en preconcurso de acreedores tras una amenaza de embargo de la Generalitat por una deuda de 3,6 millones de euros, tiene hasta principios de marzo para encontrar una solución. Si Coepa entra finalmente en concurso, el problema también será para Cierval, a la que debe más de medio millón de euros por cuotas pendientes.

Por su parte, la CEC está siendo investigada desde el pasado verano por un presunto fraude en la gestión de los fondos de formación. Varios de sus directivos están imputados, un elemento de distorsión que tampoco ha ayudado a que Cierval pudiera avanzar en su pendiente reforma interna.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email