GRUPO PLAZA

22 y 23 de octubre

Circuito Bucles inunda de danza el Centre del Carme

19/10/2022 - 

VALÈNCIA. Los días 22 y 23 de octubre, el Centre del Carme Cultura Contemporània se convierte en el epicentro de la programación del último fin de semana del Festival Circuito Bucles, con nueve actividades que incluyen experiencias coreográficas y participativas, ‘performances’ y un encuentro con programadores nacionales. Del 6 al 23 de octubre, la ciudad de València ha contado con un intenso y variado programa para celebrar la décima edición del Festival Circuito Bucles, una iniciativa pionera en la divulgación de la danza contemporánea. Más de 36 propuestas y actividades, 20 compañías y cuatro colectivos de danza valencianos, ocho nacionales y tres internacionales, talleres y clases magistrales, debates y encuentros con programadores y el Certamen Coreográfico Circuito Bucles & Carm’e’n Dansa, han sido los ingredientes de esta edición del festival. 

El certamen busca integrar la danza en la sociedad ofreciendo una experiencia artística única a través de piezas de danza de pequeño formato, mostrándose en un marco diferente al convencional y creando un circuito de danza en espacios singulares urbanos. Este año, toma como inspiración para su lema los clubes de los años 90, en los que la música electrónica era el principal protagonista: The Beat, que agitará el CCCC.

El sábado 22 de octubre la programación de Bucles en el Centre del Carme se inicia con un encuentro con programadores nacionales, una iniciativa surgida para crear sinergias entre el festival y la Asociación Valenciana de Empresas de Danza (AVED), que ofrece a la comunidad de danza valenciana la oportunidad de encontrarse con ocho programadores nacionales y tres valencianos, y así mostrarles su experiencia y los trabajos realizados. Esta actividad continuará en la plaza del Carmen con la experiencia coreográfica.

Du@l de Juan Carlos Avecilla, pieza seleccionada de la Red Acieloabierto por el Festival Circuito Bucles, toma como ‘beat’ ‘La danza desde las raíces’. Es una arbitraria construcción social resultante de la organización patriarcal y de dominio masculino, compuesta por un conjunto de valores, definiciones, creencias y significados sobre el ser, tener que ser y no ser hombre, pero, sobre todo, de su estatus en relación con las mujeres. Se puede ser hombre y ser miedoso, tierno, coqueto, frágil, pacífico, cuidadoso, etc.

La tarde del sábado contará con tres actividades abiertas al público que se celebrarán cada hora a partir de las 18:00 horas. La primera será una experiencia participativa con la danza japonesa ‘butoh’ en el claustro renacentista del CCCC. Esta modalidad de danza manifiesta un lamento bailado, ya que una de las referencias visuales de sus creadores fue los cuerpos medio muertos que se arrastraban entre los escombros después de la detonación de la bomba nuclear de Hiroshima. La actividad, titulada ‘Traveling’, usa como ‘beat creativo’ ‘La danza del alma’. Está dirigida por la artista cubana Elvi Minato y está enfocada a todas las personas que quieran experimentar este tipo de danza basada en ejercicios transformadores. Por motivos de aforo, es necesaria la inscripción previa. 

La siguiente experiencia, ‘Higher XTN’ y su ‘beat’ ‘La catarsis de la música techno’, trata de una adaptación de la ‘performance’ de Michelle Rizzo, ‘Higher’, de 2015, en la que se explora cómo los clubes nocturnos ofrecen a los bailarines un espacio para la autoexpresión. Los bailarines negocian los límites entre el yo y el colectivo mientras realizan movimientos mínimos y repetitivos hasta que empiezan a actuar en sincronía y todo el grupo baila a coro en un solo cuerpo. 

La propuesta, que forma parte de la colección del Stedelijk Museum Amsterdam, también aborda el importante papel que juegan las discotecas como espacios de reunión para grupos marginados, y cómo los clubes fomentan la intimidad pública al mismo tiempo que brindan a las personas un entorno en el que explorar sus identidades.

La música en directo pondrá el cierre a la jornada, con el concierto ‘Sonoritat i harmonia’ de Sonugal Family, un grupo de ‘world music’ que combina expresiones musicales como el ‘jazz’, el ‘rock’ y la música tradicional senegalesa. Un encuentro entre el África ancestral y las guitarras eléctricas que podría recordar a artistas como Fela Kuti y Roy Ayers en los 70 o Snarky Puppy en la actualidad.

La jornada del domingo 23, la última del Festival Circuito Bucles, comenzará con una ‘performance’ sonora de psicoacústica y movimiento, de la mano de Jordi Wheeler, titulada ‘Cuerpos flotantes’. Se trata de una interpretación sonora que utiliza como partitura gráfica los bailes y ritmos de la miodesopsia tanto en la vida real como a través de su aparición y manifestación en los sueños. 

Tras esta se celebrará el espectáculo de danza ‘performance’ ‘De hueso y piel’ de Cristina Gómez, inspirada en la ‘Ternura, los abrazos y el deseo’. Un acercamiento al universo conceptual y estético de la pieza ‘Anhel’, el último trabajo escénico de Cristina Gómez codirigido junto a Anna Estellés, que cabalga entre la danza y la ‘performance’, y se adentra en la esencialidad animal, la crudeza de los cuerpos y la belleza del deseo.

La tarde contará con la experiencia coreográfica de ‘Alive’ de la compañía LASALA,  seleccionada por el festival de la Red Acieloabierto y que recientemente ha obtenido el premio al mejor espectáculo de danza en el Festival Taco en 2022. La coreografía toma como pulso de inspiración ‘La libertad de elección’, de traspasar los límites, de romper con lo establecido, de la libertad de elección de una mujer incluso con el peso de lo heredado y lo aprendido, de vivir la vida que cada una elige, la que desea, sea la que sea. 

‘A mi manera 3.0’ será la segunda experiencia coreográfica de la tarde, con la representación de Estela Alonso, inspirada en el ‘Renacimiento y resurgir’ que surge de la necesidad de expresión del flamenco desde un punto de vista personal donde la escuela bolera cobra protagonismo. Estela Alonso atravesará diferentes ritmos musicales como seguidillas, bulerías y alegrías demostrando tanto la fuerza y pellizco que tiene la escuela bolera como su elegancia y sensibilidad, dejándose fluir a través del toque de castañuelas.

El último espectáculo del festival también ha sido creado especialmente para la ocasión. Se trata de ‘Flama Beat’, del Grup de Danses Sant Vicent Ferrer y la música de Lucía Gea. Una ‘performance’ que fusiona y explora diferentes ‘beats’ en torno a la tradición folclórica y el movimiento ‘techno’ que tuvo lugar en los años 90 en València.

“Compartimos con el Festival Circuito Bucles objetivos y valores como el acercamiento de la cultura contemporánea a la ciudadanía, el impulso a artistas emergentes, la visibilización de la creación y la apuesta por propuestas no convencionales que inviten a la reflexión. Por eso, un año más, formamos parte de este proyecto, y los visitantes del Centre del Carme podrán disfrutar de una batería de propuestas que incluyen conciertos, ‘performance’ y experiencias coreográficas”, señala el director del Consorci de Museus y el CCCC, José Luis Pérez Pont.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme