X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Claves de la situación actual del petróleo

La experta de Lombard Odier analiza el momento por el que atraviesa el también llamado 'oro negro' a dos semanas vista de la reunión de la OPEP

12/06/2019 - 

VALÈNCIA. Los estrechos fundamentales y el riesgo general para el medio ambiente apoyaron a los mercados petroleros hasta mediados de mayo, elevando los precios a 75 dólares por barril en el Brent y a 65 dólares por barril en el West Texas Intermediate (WTI), en línea con nuestro escenario de referencia. Sin embargo, de forma similar a los movimientos del mercado experimentados en octubre-noviembre del año pasado, la escalada de las guerras comerciales y la debilidad de los indicadores de la actividad global finalmente han alcanzado el sentimiento de los inversores. 

Esto ha empujado los precios a la baja un 19% desde los máximos de finales de abril, con una notable aceleración que hizo que los precios del petróleo bajaran 10 dólares por barril en la última semana. Si la renovada preocupación por el crecimiento mundial fue el detonante de la primera caída de 5 dólares por barril, la magnitud y la velocidad del último movimiento a la baja se vieron exacerbadas por los datos recientes de los EE UU que muestran un fuerte crecimiento de la producción y el aumento de los inventarios.

Los precios del petróleo son por naturaleza volátiles. En el cuarto trimestre de 2018, la corrección superó el 40% en sólo tres meses. Sin embargo, creemos que la consolidación actual del mercado debería ser más corta y menos pronunciada, ya que los fundamentales son mejores hoy que en octubre de 2018. Basamos esto en tres factores:

  1. La ecuación oferta/demanda se encuentra en una situación mejor.
  2. Los puntos de presión sobre el suministro son múltiples (Irán y Venezuela, en particular).
  3. Los niveles de inventario no están lejos de la media quinquenal.

Más específicamente, mantenemos nuestras expectativas de crecimiento de la demanda mundial en torno a 1,2Mb/d (millones de barriles diarios), reconociendo que los riesgos están a la baja si el comercio mundial se esfuerza por recuperarse, y la oferta de EE UU. en 1,3Mb/d sin cambios. En sus últimos informes, la Asociación Internacional de la Energía (AIE) revisó a la baja su pronóstico de crecimiento de la demanda a 1,3Mb/d. El Informe de Productividad de Perforación de Estados Unidos publicado por la Administración de Información de Energía de EE.UU. mostró cierta aceleración en el crecimiento en mayo, pero los meses anteriores han sido revisados a la baja, lo que concuerda con nuestra opinión de que EE.UU. se encuentra en una amplia 'pausa' en el primer semestre.


Además, seguimos creyendo que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está dispuesta a actuar para gestionar la desventaja si es necesario. Los recientes comentarios de los representantes saudíes han confirmado esta opinión. Con la próxima reunión de la OPEP programada para los días 25 y 26 de junio, creemos que los miembros serán cada vez más explícitos para apoyar los precios a niveles más consistentes con su punto de equilibrio fiscal, es decir, alrededor de los 70 dólares por barril.

Este nivel de 70 dólares por barril de Brent sigue siendo nuestro pronóstico para finales de 2019, ya que los fundamentales de la oferta y la demanda siguen siendo sólidos y apuntan hacia ese nivel. Pero los riesgos son múltiples, especialmente en lo que se refiere a la demanda, la economía podría ralentizarse aún más, lo que se vería exacerbado por una guerra comercial en toda regla. 

Factores geopolíticos

Por el lado de la oferta, los esfuerzos de la OPEP/Rusia para equilibrar el mercado deberían dar sus frutos, y el grupo ya ha manifestado su voluntad de gestionar una desaceleración de la demanda en caso de que eso ocurriera. Como siempre, el aumento de la producción de petróleo estadounidense pondrá a prueba la determinación del grupo de centrarse en el equilibrio del mercado y no en la cuota de mercado. Por el lado positivo, no se puede ignorar la situación geopolítica en Oriente Próximo, que sigue empeorando.

Por lo tanto, mantenemos una visión todavía constructiva de los mercados petroleros y consideramos que los niveles actuales son un buen punto de entrada, teniendo en cuenta que los precios seguirán siendo volátiles en el futuro.

Sophie Chardon es cross asset strategist de Lombard Odier

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email