GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Como niños

La gestión política es algo fundamente porque revierte en el ciudadano. Algo que debería ser lo lógico, por momentos no se ve. Con la que está cayendo a consecuencia de la pandemia con graves problemas económicos vemos que los políticos se despistan con asuntos fútiles y triviales que lo que es peor tienen consecuencias para los ciudadanos en su día a día

28/10/2021 - 

Las nuevas leyes. El gobierno de coalición hace aguas o lo disimula muy mal, aunque al final la sangre no llegará al río. La cuestión de la regulación del mercado laboral, con la derogación/reforma de la Reforma Laboral, se ha convertido en un asunto de enfrentamiento interno entre los socios del ejecutivo PSOE y Unidas Podemos. Se llega al ridículo, como si estuviéramos organizando una piñata de halloween, para poner paz en una negociación de una ley que atañe a muchos trabajadores. El propio Sánchez tendrá que reunirse la semana que viene con las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz, además de los ministros que tienen competencias en las cosas del empleo para poner paz y orden. O sea tienen que organizar el trabajo con luz y taquígrafos. ¿Porqué no lo han hecho antes? ¿Qué ha pasado por el camino, quién no ha medido sus intervenciones? Ya pasó con la Ley de la Vivienda también aprobada en el Consejo de Ministros después de más de un año de idas y venidas entre los socios del Gobierno. Su misión es gobernar y solucionar problemas, no trasmitir la sensación de que no se entienden y no reman en la misma dirección. Las leyes en cuestión son los suficientemente importantes como para que estén jugando como niños a ver quien tiene razón y quién  se lleva el titular más destacado

La inflación y la crisis energética. Y es que la realidad es dura. Estamos en plena crisis energética con el recibo de la luz disparado, con visitas de urgencia a Argelia de la Vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para asegurarse el abastecimiento de gas para los próximos meses porque perdemos el gaseoducto de Marruecos,... y por si esto fuera poco, como consecuencia de las continuas subidas del precio de la luz y los carburantes en origen, resulta que la inflación interanual está ya en el 5,5%. Es una subida de precios que tendrá consecuencias a futuro en el corto plazo. Mientras parece que tenemos un pequeño respiro en cuanto al empleo. Se superan los 20 millones de trabajadores en activo, se crean casi 360.000 en el último trimestre del año y baja el desempleo en 127.000 trabajadores con una tasa del 14,57%. El argumento es claro, gestionen y no se entretengan en juegos de patio

La ley de plusvalía y la financiación de los ayuntamientos. Los números siempre son tan tozudos que hacen confluir a políticos tan alejados en sus planteamientos ideológicos como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida y o el alcalde de Vigo y presidente de la Federación de Municipios y Provincias, Abel Caballero. Resulta como es sabido que el Tribunal Constitucional ha anulado el sistema de cobro del impuesto de plusvalía. Imagínense como van a estar los tribunales de recursos de los contribuyentes pidiendo la devolución de lo abonado o paralizando su ingreso en las arcas municipales. El problema jurídico y económico es de proporciones considerables. La recaudación de la plusvalía para los ayuntamientos supone en muchos casos la financiación de las cuentas municipales. La media es del 6,3%, cerca de 3.000 millones, pero en algunos casos, sobretodo en ayuntamientos pequeños puede ser el 20% de su recaudación. Por eso los alcaldes tengan la adscripción que tengan se ponen de acuerdo y están muy preocupados y piden al Gobierno que busque otra vía de financiación para sus municipios. Y es que el problema viene de lejos, incluso en el ministerio de Hacienda tenían informes de la que se venía encima y no se ha reaccionado a tiempo. Así que habrá litigiosidad en los tribunales por parte de los contribuyentes y problemas para la financiación de los ayuntamientos. 

El Tablero 

  • PSOE: Pedro Sánchez preocupado. Pasamos de su gran semana valenciana con el 40 Congreso Federal a una semana complicada entre la crisis en la coalición, la pelea entre competencias de las vicepresidentas con la reforma laboral o con la ley de la vivienda , para rematar con el Tribunal Constitucional que tumba el segundo Estado de Alarma y  la tan proclamada co-gobernanza con las autonomías y también anula el cobro de la plusvalía municipal. Los éxitos en política son muy etéreos y duran lo que duran. Y a veces los políticos se olvidan de que cada día tiene su afán y máxime cuando tienes que dirigir un país que intenta salir de una pandemia global y que presenta numerosas dificultades económicas, como es el mercado laboral, el recibo de la luz, el acceso a la vivienda,...asuntos que atañen directamente al ciudadano. Sánchez tiene ante sí una prueba de fuego. De como lo resuelva a futuro puede seguir en Moncloa o caerse con todo el equipo. La gente no está para disquisiciones partidarias o gubernamentales, sino que quiere gestión de sus asuntos. Y ya da igual que haya movimientos en la fontanería monclovita con la llegada de antiguos colaboradores,-Antonio Hernando y similares-, y se olviden del spin doctor, Iván Redondo, que parecía que era el único que controlaba y dirigía todas las decisiones o eso aparentaba. La gente quiere ver resultados.
  • PP: Pablo Casado de espectador. Y ese papel no le gusta mucho. Un líder se fragua proponiendo iniciativas que sirvan para dejar en evidencia al Gobierno. El escenario en estos momentos presenta un claro enfrentamiento interno en el ejecutivo, una proactividad jurídica de tu competidor electoral,-Vox-, y lo que es peor y real cifras económicas nada positivas que afectan directamente a los consumidores. Es cuestión de oportunidad y de aprovechar el momento, pero puede hacersele largo hasta llegar a una próxima convocatoria electoral. Casado y sus huestes deben manejar los tiempos sin despistarse con la hojarasca de los titulares mediáticos, que valen solo para un rato. Ahora tienen una prueba de fuerza con la negociación de los presupuestos en las comunidades que gobiernan y que deben de servirles como contraste con las grandes cuentas del Estado en la que no tendrán papel principal. En las autonomías se tienen que ver las caras con Vox, y eso les resulta incómodo. Así que deberán hilar fino. Mientras tienen que administrar una nueva condena sobre el partido como responsable civil subsidiario por la reforma de su sede en el maldito edificio de la calle Génova en Madrid, gracias a su entonces tesorero Luis Bárcenas. No se pueden despistar porque en ocasiones la justicia sentencia y aún quedan unos cuantos casos por dilucidar. La corrupción todavía seguirá dando unas cuantas vueltas
  • Vox: Santiago Abascal el justiciero. Y ya van unas cuantas sentencias del Tribunal Constitucional que le dan la razón al partido de Abascal. Su estrategia jurídica de la que hemos hablado en distintas ocasiones les está dando frutos. Piensan que es más efectiva porque tensa al Gobierno y además le saca los colores al PP, su alter ego al que pretenden adelantar. Es una batalla desigual porque los sondeos reflejan que a pesar de esta línea de judicializar los asuntos de Estado, parece que no le da réditos suficientes porque el PP repunta y ellos no terminan de remontar. También en los últimos tiempos se habla poco de la debilidad territorial de su formación con unos cuantos casos de deserciones o problemas internos. Deberán gestionar sus iniciativas para no quemarse en exceso.
  • Unidas Podemos: Yolanda Díaz la omnipresente. ¿Se habrá pasado de frenada?  Aunque parece de momento que no hay elecciones a la vista, la tensión generada en el Gobierno a cuenta de la Reforma Laboral que pretende encabezar, ha puesto sobre la mesa la carrera por el liderazgo de la izquierda. Sánchez se ha tenido que esforzar para que la fuerza mediática de Yolanda Díaz no le desgaste. Y el presidente lo ha hecho sin apenas contacto con la vicepresidenta y el respaldo a su vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Dicen que en toda esta crisis no ha hablado en ningún momento con Díaz. Y claro se hace la comparativa. En tiempos de Pablo Iglesias en el Gobierno, cuando se barruntaba discrepancia o atisbo de crisis, Sánchez llamaba a Iglesias y aparentemente se rebajaba la tensión. Será que la supuesta fuerza de Díaz ha puesto nervioso a más de uno o todo lo contrario. Persiste la duda de si la vicepresidenta ha acertado con su defensa de territorio. 
  • Ciudadanos: Inés Arrimadas reconoce que la ignoran. La líder de Ciudadanos es consciente que el PSOE no la necesita para ningún acuerdo, es más ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad de los Presupuestos, y tampoco el PP cuenta con su formación. Es más, quisieran que ya no estuvieran. Arrimadas ha decidido a su vez ignorarlos y proponer reflexiones como pedir que todos los líderes se reúnan para estudiar un plan de país que acabe discutiéndose en el Congreso de los diputados. Sabe que no la van a escuchar, pero propone y se le alaba el valor. Muchos descuentan su tiempo en el corto y medio plazo. En política ya se sabe que nunca se puede dar por muerto a nadie. Algunos volvieron y de qué manera a Moncloa y al partido.

Las frases de la semana

Isabel Rodríguez, ministra Portavoz: “Este es el primer Gobierno de coalición en España y necesitamos hacer pedagogía para normalizar las relaciones entre PSOE y Unidas Podemos” ¡Pues no estamos para mucha escuela. Se necesita que gestionen y no se dediquen a juegos porque hay mucho que resolver!

Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo: “Yo trabajo para lograr acuerdos. Soy la última que se levanta en una negociación. No entiendo porque se reabre el debate sobre las personas y no los contenidos” ¡Ay, la política y las intenciones futuras de los candidatos. No deberían vender el oso antes de cazarlo, que la política es muy traicionera!

 Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “La Reforma Laboral es una cosa de todo el Gobierno y de compromiso con los trabajadores” ¡Que dice el presidente que es cosa de todos. Entonces no se entienden las dudas o sí. Nervios antes de hora. Pero si no hay adelanto electoral, al menos que sepamos!

 Ione Belarra, ministra para Asuntos Sociales en twitter“Gracias a nosotros los arrendatarios quedan protegidos con la nuev regulación de vivienda” ¡Seguimos igual, cada uno a rentabilizar sus logros. Si no me dejan salir en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, me monto la explicación en redes sociales. Otra pataleta!

Pablo Casado, presidente del PP: “La ley de vivienda es muy mala porque incentiva la demanda de pisos y limita la oferta” ¡Intentando colocar mensaje en medio del guirigay del Gobierno! 

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos: “Sánchez y Casado se han sentado para repartirse carguitos” ¡Pues para intentar compartir voto con el PP es atrevida. Estrategia desesperada para el futuro!

Rosario Flores, cantante: “Mi madre era única. Irrepetible. Moderna y libre” ¡Y además inventó el crowdfunding. Todo un personaje y una artista que llenaba la escena, aunque muchos dijeran que cantaba mal o que era excesiva en el baile, no había que perdérsela, como se escribió en su día en The New York Times”  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email