X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis vp - estrategia

Compromís activa su maquinaria con un objetivo: 'empujar' al PSPV al centro derecha

30/10/2018 - 

VALÈNCIA. El Bloc celebró el pasado domingo el 41é Aplec del Puig, un tradicional acto al que acudieron un millar de asistentes y que, en esta ocasión, llevaba como lema 'Valencianisme, motor del canvi'. Una cita que sirvió para que la coordinadora nacional de la formación y también coportavoz de Compromís, Àgueda Micó, recalcara en su discurso que la coalición valencianista "es la única garantía para que se reedite el Botànic y no vuelva la derecha".

La dirigente envió durante su intervención dos mensajes con cierta dosis de veneno a su socio en el Consell, el PSPV de Ximo Puig. El primero, al señalar que Compromís es la fuerza política que mejor defiende los intereses valencianos y, el segundo, al subrayar que la derecha "no volverá" si la coalición "tiene la fuerza para impedirlo". "¿Otros socios del Botànic pueden decir lo mismo? ¿O hay quien escucha con atención los cantos de sirena que le llegan desde la derecha?", se preguntó Micó en lo que fue un recado claro a los socialistas.

Una posición de la responsable nacionalista que, a siete meses de las elecciones, merece ser puesta en relieve para entender el actual escenario político valenciano y, en especial, la estrategia general de Compromís aunque en este caso verbalizada desde el Bloc.

Los dos mensajes críticos de Micó en su discurso dirigen el foco a dos flancos de cierta debilidad que exhibe el PSPV. El primero, indudablemente, el mayor sosiego reivindicativo de Puig desde que su compañero socialista, Pedro Sánchez, ocupó La Moncloa. El presidente de la Generalitat sigue exigiendo la reforma del sistema de financiación pero ahora se ve obligado a navegar y tratar de poner el acento sobre las medidas paliativas que el Gobierno de España pone en marcha mientras sigue, al igual que en la etapa del PP, sin acometer la remodelación. 

En esta línea, Compromís espera ser influyente en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y sacar, a través de sus cuatro escaños en el Congreso, algo más del 10% de inversiones que Puig anunció a bombo y platillo tras su reunión con Sánchez semanas atrás.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y el portavoz de la coalición en el Congreso, Joan Baldoví. Foto: EFE

El otro punto en el que ve espacio Compromís es algo más creativo y se aprecia reflejado en las preguntas retóricas de Micó en su intervención. Días atrás, el posible candidato a la Generalitat de Podem, Rubén Martínez Dalmau, movió el tablero del Botànic al señalar públicamente que el presidente no tenía por qué ser el aspirante más votado en las urnas. Una afirmación de la que se interpretó su apoyo a que Mónica Oltra fuera la próxima jefa del Consell aunque no superara a Puig. 

Unas manifestaciones que generaron cierto malestar en el PSPV y que fueron replicadas por el síndic socialista, Manolo Mata. Es más, tal y como publicó Valencia Plaza, las primeras reacciones en privado de varios dirigentes fueron dirigidas a asegurar que si se adoptara una posición así, los socialistas abrirían la puerta a negociar con Ciudadanos. 

Este precisamente es el flanco que quiere explotar Compromís. Si el PSPV evidencia algún coqueteo con Ciudadanos o esboza su disposición a pactar en un futuro con la formación de Albert Rivera, la coalición valencianista considera que se abre un mayor espacio dentro del centro izquierda para crecer. Dado que los socialistas tampoco quieren descartarlo públicamente por lo que pueda pasar, Compromís está dispuesto a poner en un brete al PSPV todas las veces que sean necesarias.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Foto: EFE

De hecho, el portavoz de la coalición y referente del Bloc, Fran Ferri, ya lo hizo recientemente en el Debate de Política General cuando recordó el amago en 2015 de algunos referentes socialistas de impulsar un acercamiento a Ciudadanos en la gestación del Botànic. Es más, el síndic de Compromís puntualizó que una "importante dirigente local progresista -refiriéndose a la socialista Sandra Gómez, sin citarla- ponía en duda la repetición del Botànic en la ciudad de València con un 'ya veremos' que sonaba a incerteza". 

Así pues, una línea estratégica que apunta a verse repetida en los próximos meses. Desde el PSPV, algunos dirigentes ya han comenzado a insistir internamente en la conveniencia de evitar cualquier tipo de debate en esa línea y no recurrir a argumentar un posible acuerdo con Ciudadanos aunque la tensión con Compromís se eleve tal y como es probable que ocurra en los siguientes meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email