GRUPO PLAZA

Una de las expectativas es que Reino Unido levante las restricciones para viajar a España

La Comunitat prevé recibir dos millones de turistas extranjeros en verano, más del doble que en 2020

27/05/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La Generalitat prevé que entre junio y septiembre visiten la Comunitat Valenciana más de dos millones de turistas extranjeros, una cifra todavía lejos de los más de cuatro millones de 2019 pero que supone más del doble del verano del año pasado. También espera recibir a casi siete millones de visitantes de España, 500.000 más que en 2020.

"En el mes de junio se abren buenas perspectivas para que el turismo vuelva a tener actividad", ha augurado el 'president', Ximo Puig, en la sesión de control en Les Corts, un "nuevo escenario" gracias a la apertura de fronteras al visitantes extranjeros en España y a la recuperación de viajes internacionales.

Una de las expectativas es que Reino Unido levante las restricciones para viajar a España, para lo que Puig trasladó esta semana al embajador británico, Hugh Elliot, que este país territorialice las restricciones ante las "asimetrías" que hay en la incidencia acumulada del virus entre comunidades autónomas.

En la Comunitat sigue rondando los 30 casos por cada 100.000 habitantes desde hace semanas. "Nadie nos ha regalado nada. Estamos en esta situación gracias al esfuerzo de la sociedad valenciana y a su compromiso colectivo", ha aseverado, insistiendo en que la prioridad es "proteger las vidas" mientras avanza la vacunación.

Puig, en una rueda de prensa posterior tras presentar un plan de vacunación en empresas, ha destacado el avance que supone el certificado COVID europeo porque ayuda tanto al turismo como a la exportación, "un paso importante que estará en pleno funcionamiento el 1 de julio".

Foto: KIKE TABERNER

Su intención es seguir "exigiendo" al Reino Unido que tenga en cuenta que la situación epidemiológica es mejor entre los valencianos que entre los británicos. También prevé que el embajador visite la Comunitat próximamente dado que actualizan los 'semáforos' de países cada tres semanas.

"La cuarentena pone en peligro la facilidad de movilidad", ha constatado sobre el encierro que deben guardar los británicos si vuelven a casa, además de recordar que "la inmensa mayoría que vienen a la Comunitat se quedan en la Comunitat, por lo que la restricción no tendría sentido". Ha remarcado que siempre respetan las decisiones de Reino Unido y ha defendido que la Comunitat Valenciana es un espacio seguro "vengas de donde vengas, siempre cumpliendo las normas y siendo respetuoso y prudente".

Contra la precarización de las 'Kellys'

En materia laboral, el objetivo es que con la reactivación del turismo vuelvan a su puesto "todos los trabajadores" del sector, como ha garantizado Puig en Les Corts respuesta al síndic de Compromís, uno de sus socios de gobierno.

Fran Ferri ha defendido la reactivación de los viajes internacionales "siempre garantizando que los visitantes tengan un buen comportamiento y cumplan las medidas". "Somos una gran tierra para visitar y tenemos una de las mejores cartas de presentación", ha proclamado, sin olvidar "la realidad que hay detrás".

Se ha interesado así por la hoja de ruta para combatir la precariedad laboral en el turismo y ha puesto como ejemplo a las 'kellys', las camareras de piso, porque "podemos imaginar un hotel sin 'spa' ni gimnasio ni piscina, pero no sin habitaciones ni higiene". Ha recordado que por la comisión de reconstrucción de Les Corts pasó ya hace un año Yolanda García, representante de Las Kellys Benidorm.

Foto: KIKE TABERNER

Como muestra ha enseñado el plan de un día de una de estas profesionales: 36 habitaciones, dos pasillos, ventanas y escaleras "con contratos temporales de 5-6 horas que solían ser de ocho y sueldos que no llegan a mil euros". "Detrás de las cifras hay personas", ha constatado tras señalar que las comarcas más dependientes del turismo son las más empobrecidas.

También ha apuntado a la "dura realidad" que afrontan estas trabajadoras antes y después de la COVID, como las dolencias físicas, y ha lamentado que su situación no ha mejorado "a las puertas de una temporada turística clave". "No podemos permitir esto", ha proclamado el portavoz de la coalición valencianista, para recordar que el pacto del Botànic establece que toda ayuda al sector turístico sirva para dignificar y proteger a los trabajadores.

En su respuesta, el 'president' y líder del PSPV ha coincidido en que en el proceso de recuperación hay que abordar los problemas estructurales previos al virus, como la precarización de las 'kellys', la temporalidad y la falta de cualificación en la hostelería, la feminización de la pobreza o la economía sumergida.

Para ello, la Generalitat trabaja con patronal y sindicatos en la desestacionalización del turismo, diversificando la oferta para consolidar plantillas, en la firma de los convenios laborales "absolutamente necesarios" y en formación en las categorías menos reconocidas. Este miércoles se presentó un nuevo programa universitario para que las camareras de piso obtengan un certificado profesional.

Foto: KIKE TABERNER

"Estamos trabajando no solo en la reactivación turística, sino también en aumentar la dignidad en todo el sector", ha garantizado Puig, que también ve necesario "continuar insistiendo" para extender la contratación indefinida.

Trabajadores pobres

También sobre empleo, desde la tercera 'pata' del Botànic, la síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha advertido que la crisis agudiza la precariedad sobre todo en los jóvenes y en las mujeres y ha puesto a los 'riders' como ejemplo de que "tener trabajo ya no garantiza escapar de la exclusión". Ha urgido a exigir en Madrid la derogación de la "maldita" reforma laboral de 2012 y de paso reivindicar una financiación autonómica justa.

El presidente valenciano le ha expuesto las medidas en marcha para combatir la pobreza y la desigualdad, "una de las peores herencias que deja la pandemia". En 2020 se destinaron 30 millones para 197.112 trabajadores en ERTE, con una desgravación para que esta ayuda no repercuta en la declaración del IRPF, y en 2021 otros 30 millones para 105.000 afectados por expedientes temporales.

Paralelamente, dentro del plan 'Resistir', la Generalitat repartió 57 millones a los autónomos el año pasado, una cifra que asciende a 80 millones en 2021, junto a 160 millones en ayudas a autónomos y microempresas. En total, "el esfuerzo para mantener vivo el tejido productivo valenciano supera ya los mil millones", ha resaltado, lo que ve como una respuesta diferente a la crisis.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme