GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Conmigo o contra mí

pesar del covid-19 la lucha por el liderazgo mundial continua, aunque no se perciba prácticamente por la opinión pública

5/12/2020 - 

En los conflictos y las guerras, en un principio, suelen estar muy claras las posiciones, o conmigo o contra mí, o eres amigo o eres enemigo, hay dos bandos, o como decía el General francés André Beaufré, la estrategia en la guerra es “el arte de la dialéctica de las (dos) Voluntades que emplean la fuerza para resolver su conflicto”, voluntades que intentan imponerse una sobre otra, que luchan hasta la muerte, o hasta la próxima tregua, como en esos largos conflictos, de la guerra de los 30 años o incluso de los 100 años.

Aunque en ocasiones hay una tercera posición, países que intentan ser neutrales, lo cual es un poco difícil, y solo unos pocos escogidos lo pueden lograr. Eso ocurre con Suiza, claro ejemplo de neutralidad histórica, que la mantiene gracias a que en sus bancos se guardan los fondos de líderes y sátrapas, élites nacionales y mundiales, ya sean democráticas o tiránicas, pues ya saben que con las cosas de comer no se juega, y el dinero no tiene color ni adscripción política.

Prueba de ello son esos líderes populistas que han dejado el piso cuasi colmena en barrios proletarios, a disfrutar de la vida burguesa en mansiones con piscina incluida. O también otros, que de señalar y perseguir a personajes incluidos en listas de Panamá, pasan a ser investigados por la Justicia por ser vulgares defraudadores, ya sea por la agencia tributaria o de la seguridad social. Aunque también hay otra especie, que empieza enarbolando la bandera bicolor del Todo por la Patria, para terminar en una carrera de obstáculos judiciales por culpa del todo por la pasta.

En otros casos hay países, víctimas del buenísimo o de su propia incapacidad, que han intentado ser neutrales pero no han podido, casos como los Países Bajos y Bélgica en las Guerras Mundiales. Otros han aparentado un falsa neutralidad, o no beligerancia, un tanto sui géneris, realidades como la de Finlandia, Suecia, Costa Rica, Panama, etcétera. Pero realmente lo más curioso en materia de neutralidad fue aquella organización de la Guerra Fría denominada ”Movimiento de Países No Alineados”, que llegó a ser presidida por la Cuba Comunista de Fidel Castro, aquel que por su alianza con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, casi nos llevó al holocausto nuclear en la crisis de los misiles de octubre.

Pero en nuestros días (como casi siempre) la guerra te engulle, quieras o no, en uno de los dos bandos, y siempre como víctima. El ejemplo, es lo ocurrido hace una semana cuando más de un centenar de agricultores fueron asesinados en Nigeria por el totalitarismo, en esta ocasión Yihadista Islámico, llamado Boko Haram. Al igual que esas personas que al inicio de noviembre fueron asesinadas en Viena, tiroteadas por el Estado Islámico, o los tres ataques sufridos en Francia en octubre al grito de “Alá es grande”, en el que varias personas fueron decapitadas y tiroteadas, etcétera, etcétera, etcétera.

También la muerte, resultado de un conflicto, o guerra larvada, ha alcanzado hace escasos días al iraní Mohsen Fajrizadeh-Mahabadi, considerado por la Comunidad Occidental de Inteligencia, jefe del programa nuclear, aparentemente secreto, de la República Islámica-Teocrática de Iran (otro totalitarismo) con el que pretenden desarrollar la bomba atómica. Y este no ha sido el único científico muerto en extrañas circunstancias, o mejor dicho eliminado-asesinado, en 2012 lo fue Mostafa Ahmadi Roshan y el año anterior lo fue Dariush Rezaienejad, aunque el año récord fue en el 2010, pues a consecuencia de sucesivas bombas fueron asesinados otros tres científicos iraníes. 

Estas muertes, independientemente de considerandos morales, pudieran ser (pues nunca han sido reivindicadas) consecuencia del desafío iraní a Israel a través de organizaciones terroristas como Hamás o Hezbolláh, que continuamente atacan con cohetes a ese pequeño país, ya sea desde Libano, Siria o Gaza. Pero sobre todo, por lo dicho (como repetición) en la primera Conferencia Islámica sobre Palestina en 1990, cuando el ayatolá Alí Hoseiní Jamenei reiteró lo dicho por el el ayatolá Ruhollah Jomeiní (el de la Revolución Islámica de 1979), “Israel debe desaparecer”, objetivo político mantenido por sucesivos líderes iraníes, y así manifestado, por ejemplo, por su presidente Mahmud Ahmadineyad en la conferencia “El mundo sin el sionismo” en 2005, reiterando lo dicho por Jomeini.

Y para finalizar, parece que la guerra nos alcanza a todos, según lo escrito por Clifford D. May, fundador y presidente de la Fundación para la Defensa de las Democracias, en el The Washington Times, cuando titula su último artículo “Cold War II has begun”, la segunda guerra fría ha comenzado, señalando a la China de Xi Jinping como gran contrincante estratégico de los USA en los tiempos que vivimos y venideros. Y ya saben, volviendo al principio del artículo, habrá que elegir uno de los dos bandos-modelos de vida, o ¿creen que podremos quedar al margen del pulso?, me parece que no.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email