Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Cuando todo pase

Va a ser largo. Difícil pensar cuándo se acabará esta situación. Todos estamos asistiendo y protagonizando una lección de vida. Los mayores están sufriendo al final de sus días, los adultos no damos a basto, los jóvenes están viviendo su mayor experiencia que les marcará en su trayectoria vital y los niños en su inocencia aprenden a marcha forzadas recluidos en sus casas.

20/03/2020 - 

VALÈNCIA. Reflexión de vida. Esta pandemia nos está enseñando muchas cosas de nosotros mismos, de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestros vecinos, de los compañeros de trabajo, y hasta de los políticos. Esperamos que cuando pase todo hayamos aprendido la lección. Pasan tantas cosas y, al mismo tiempo, es complicado distinguir lo urgente de lo importante porque por momentos se confunden. Son muchos los colectivos que necesitan ayuda inmediata. La sanidad pública debe ser reformulada, dotarla de los medios necesarios, personal, material... Es una broma escuchar que ahora se va a hacer un libro blanco sobre el sector. El Covid-19 nos ha puesto ante una realidad, la situación de las residencias para los mayores sin médicos, sin EPIS (equipos de protección individual), debe ser mejorada, por no decir otros protocolos de funcionamiento.

Los balcones de todos. A las seis, a las siete, a las ocho, a las nueve, a las diez, a las doce de la mañana, a las dos de la tarde… a cualquier hora. Salimos a los balcones para encontrarnos, para reconocer el trabajo sacrificado y heroico fundamentalmente de todos los sanitarios, médicos, enfermeras, auxiliares, celadores, trabajadores de la limpieza…Aplaudimos, bailamos, cantamos, escuchamos música,…pasa en todo el país. Desde Madrid con gran emoción casi escucho a los músicos valencianos tocar el pasodoble Valencia del Maestro Padilla, Amparito Roca, Paquito el chocolatero, en unas Fallas interrumpidas… desde mi Galicia natal, me llegan los sonidos de mis añoradas gaitas, las cunchas y hasta el afilador. Se reconoce también el trabajo de los hombres y mujeres de la limpieza en hospitales, en los mercados, en los supers, en las calles, en los kioskos, y hasta en el Congreso con esa admirable Valentina Cepeda, con veintinueve años de trabajo en la cámara limpiando con eficacia, de manera discreta y en silencio, el atril de los políticos. Se reconoce el trabajo abnegado de la policía nacional, la local, la guardia civil y el ejército desplegado ya hasta en Cataluña. Y además nos reconocemos con la solidaridad. Emilio, Juana, Lola, Fermín, son mis vecinos que ayudan a Rosita, Camilo y Rubén que son mayores y les llevan la compra, van a la farmacia por ellos, les pasean a sus mascotas. Somos buena gente. 

Y en medio de todo, el Rey Felipe VI. El Jefe del Estado, porque ese es su papel, compareció después de que el gobierno anunciase medidas. Muchos analizan si el momento estuvo bien o mal elegido. Ocurre que el Rey tiene una espada de Damocles encima: su padre Juan Carlos. En medio del maremágnum del coronavirus se lanzó desde la Zarzuela un comunicado en el que “mataba a su padre”. Le quitaba su asignación y dejaba claro que no podía ampararse ningún negocio que no cumpliera las normas de la legalidad. Es decir, verde y con asas. Felipe VI apareció en las pantallas de televisión, en la radio, on line, lastrado por su padre. Le faltó fuerza para unos, estuvo ajustado para otros y para unos cuantos decepcionó. Lo tenía, lo tiene difícil. Y lo que es peor muchos ciudadanos, y da igual si manipulados o dirigidos o no, salieron a los balcones para con una cacerolada ir contra con la monarquía. Su trabajo será conquistar el día a día.

El liderazgo de los políticos. También está siendo difícil. No es momento de crítica, más allá de solicitar lo urgente. Unidad de acción con un insólito pleno en el Congreso. Se aprueban planes de choque, se implementan medidas. Y salvo las discrepancias lógicas todos están a una, y eso se agradece. Ya vendrán los momentos de crítica y de análisis de cómo se ha afrontado esta gran crisis. A pesar del posicionamiento ridículo de Cataluña y los independentistas fuera de todo lugar. Se suspenden las elecciones gallegas y vascas con sentido común. Se debe ajustar aún más la coordinación entre el gobierno nacional y los autonómicos para ser más fluidos a la hora de responder a los ciudadanos. Se está trabajando mucho y estamos asistiendo y eso es bueno a la humanización de la política. 

La respuesta global. El coronavirus vino de Wuhan en la región de Hubei en  China. Y es precisamente ahora que ellos empiezan a salir de crisis cuando sus decisiones, denostadas en un principio, y ahora son fundamentales para seguir la pista al Covid-19. De momento ya se están volcando en Italia y van a llegar a España con médicos y material sanitario. Tenemos que aprender de lo que han hecho bien en el caso chino y de lo que se ha hecho regular en Italia. Pensemos que ya superan en número de muertos a los fallecidos en China.  De momento la UE no termina de cuajar una actuación unitaria. Francia y Alemania incluso van detrás de nuestro país. La batalla será larga y todas las ayudas son pocas. La inyección de 750.000 millones del BCE (Banco Central Europeo) es una primera medida necesaria para los países del sur, fundamentalmente Italia y España. La política errática de Boris Johnson en el Reino Unido y de Donald Trump en EEUU con decisiones tomadas a deshora nos provocan desasosiego. Pensemos que allí no tienen sanidad pública, con lo que el sistema privado solo socorre a los asegurados. 

Otro modo de comunicar. Comparecen el presidente del gobierno, los vicepresidentes, los ministros, los presidentes autonómicos, consejeros, alcaldes, concejales. Está bien que lo hagan porque necesitamos certezas en tiempos de tanta inquietud. A veces hay dudas. El modo de comunicación ha cambiado. El plasma lo inunda todo, atriles sin presencia de periodistas. Preguntas útiles, otras no tanto. Preguntas filtradas o interesadas políticamente. Aunque en general siempre hay una llamada a la responsabilidad de los ciudadanos que parece ya hemos interiorizado la crudeza de la situación. Decía el ministro de transporte y movilidad, José Luis Ábalos, que se había reducido drásticamente la movilidad y la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera garantizaba que ningún hogar vulnerable se quedará sin gas, luz o agua. Ya se empieza a notar en la letra pequeña del consumo que se reduce la demanda. Para los medios de comunicación es un reto. Estamos realizando un gran esfuerzo porque tenemos que transmitir muchos mensajes a los ciudadanos y gracias al mundo telemático lo estamos consiguiendo.

El Tablero

PSOE: Pedro Sánchez, descoordinación descoordinada. Ya habrá tiempo de analizar si llegó tarde a la toma de decisiones. Sí se puede decir y decimos que apenas ha hecho autocrítica (manifestación del 8M). Lanzó una movilización de 200.000 millones de euros de recursos desde el sector público y privado. Compareció en el Congreso y recibió el apoyo de todos los grupos en un insólito pleno, casi en familia. Según Sánchez “la meta será iniciar la recuperación en cuanto la emergencia sanitaria quede atrás, relanzando nuestra economía, nuestra producción y nuestro empleo”. Se destaca el papel del ministro de Sanidad, Salvador Illa, por su discreción en el trabajo. Quién le iba a decir al secretario de organización del PSC que tendría este papel. El domingo de nuevo reunión con los presidentes autonómicos. Veremos por dónde sale Quim Torra. 

PP: Pablo Casado en apoyo al gobierno. Ha hecho su papel. La situación lo requiere. Pidió a Sánchez autocrítica pero le respaldó como corresponde. Mientras se conocen nuevos contagiados populares. Por ejemplo el expresident de la Generalitat, Alberto Fabra, la ex presidenta madrileña, Esperanza Aguirre y su marido. La colaboración con el gobierno nacional y los presidentes autonómicos está siendo fluida. Quizás en el caso de Madrid por su situación extrema, la presidenta Isabel Díaz Ayuso presiona día a día para conseguir que se implementen medidas y se confirman las que ya se toman en la comunidad. Ahora el requerimiento fundamental y pasa en todo el país es la solicitud de material sanitario urgente. Esas esperadas mascarillas, los EPIS, los respiradores. 

VOX: Santiago Abascal y de repente un extraño. No se lo creen ni los propios de Vox. Han sido una  de las formaciones más afectadas por el coronavirus. Y gracias a ello, en la intervención parlamentaria de su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros,  se ha apoyado al gobierno. No hay otra opción, es por el bien de todos y parece que lo han interiorizado y percibido. Estamos en el momento de la solidaridad y la comprensión y no hacer valer las ideologías.

Unidas Podemos: Pablo Iglesias y su cuota de pantalla en el coronavirus. No sé si entre la cuarentena familiar y sus ganas de salir al ruedo, el caso es que al final ha salido a la palestra. Ha comparecido en rueda de prensa –vía plasma- para hablar de su coordinación de políticas sociales. Le corresponde. En el interim resulta que el gobierno ha utilizado el decreto del estado de alarma con una disposición final en la que cambia la ley del CNI para que pueda entrar Iglesias. No era necesario, de tapadillo y sin explicaciones. Así que el líder podemita tendrá acceso a la monitorización y evaluación de la labor de los servicios de inteligencia. Uno de sus máximos deseos. Los de la casa del CNI se las tendrán que ingeniar para que llegue a lo imprescindible.  

Ciudadanos: Inés Arrimadas solidaria con el gobierno. Insiste Arrimadas en pedir unos presupuestos de emergencia nacional como quiere Pedro Sánchez. Su capacidad de liderazgo está desva´da aunque algunos estiman que poco puede hacer, aunque también está bien que mantenga los mismos posicionamientos del PP, como saben socio preferente en unos cuantos gobiernos autonómicos y municipales. Esto es la democracia colaborativa y este es el momento de ello. 

Las frases de la semana

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud): “El primer ensayo de la vacuna ha comenzado, solo 60 días después de que la secuencia genética del coronavirus fuera compartida. Este es un logro increíble.” ¡Se necesita esta esperanza. Nos va en ello la vida de muchas personas!

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias: “Poco a poco nos estamos aproximando al pico máximo del brote”  ¡Y no sabemos hasta dónde llegará!

El Rey Felipe VI: “España es un gran país, este virus no  nos vencerá nos hará más fuertes como sociedad” ¡Lastrado por su padre. Vaya momento para liderar un país. Lo tiene difícil!

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno: “Aquí hay libertad de expresión. Como responsable de Unidas Podemos mi posición es conocida. Ahora solo comparezco como miembro del gobierno” ¡Pues nada a la suyo, ahora no toca!

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “Lo más duro está por llegar” ¡Aviso para todos. Va a ser muy complicado vivirlo. Pero hay que resistir!

Teniente General Miguel Villarroya, JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa): “Estamos en una guerra con moral de victoria. Es una pelea de todos los españoles contra el virus. Las armas con las que luchamos son armas distintas a las que pensamos. Y la mejor arma es nuestra mente”. ¡La experiencia es un grado y en estos momentos la participación del ejército es vital!

Pablo Casado, presidente del PP: “Señor Sánchez, le digo que  no está solo. Esta batalla la afrontamos juntos y respaldaremos sus medidas, incluso las mejorables” ¡Política de Estado, aunque sus presidentes autonómicos están batiéndose el cobre!

Pablo Isla, presidente ejecutivo de Inditex: “Vamos a superar estos momentos difíciles, que quedarán como un mal recuerdo” ¡Solidaridad del grupo que ya fabrica en China, mascarillas y EPIS tan necesarias!

Angela Merkel, cancillera alemana: “Estamos ante el mayor desafío desde la II Guerra Mundial” ¡Gravedad de la crisis!

Donald Trump, presidente de EEUU: “Me siento un presidente en guerra” ¡Porqué no se calla!

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol: “El escenario que nos planteamos es jugar a mediados de mayo» ¡Tranquilidad que aún tenemos que superar la crisis. Las prisas no son buenas consejeras!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email