X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

GARAGE UNDERGROUND 

Cuatro conclusiones para entender la V edición del Fuzzville!!!

El festival celebrado en Benidorm llega a su quinta edición consolidando su propuesta de punto de encuentro para la comunidad garage y punk-rock

21/03/2019 - 

VALÈNCIA. Han pasado 4 años y sus respectivas ediciones desde que el Fuzzville!!! irrumpiera, al amparo de la (entonces aparentemente insostenible) burbuja de festivales, para celebrar su primera edición en la Discoteca KM de Benidorm. Por más que nos podamos congratular de la resistencia de un festival que no calca la fórmula indie -o algo así-, no podemos dejar de situar su nacimiento en el marco de tolerancia festivalera; de hecho, el Fuzzville!!! es uno más de los festivales que gestiona Baltimore Producciones, la empresa que ideó el Low Festival y que completa su cartera con eventos como el WAM Estrella de Levante o el Spring Festival. De todos ellos, el Fuzzville es el primero, el que de alguna manera sirve para calentar motores en una industria que, en realidad, no tiene principio ni final.

Tan heredero del sistema de festivales implantado como elemento que perpetúa las formas de hacer: hoy eres tan parte de la industria como grupos eres capaz de repetir a lo largo de las ediciones de tu evento. Y el Fuzzville!!!, mucho más encorsetado por los límites reales del garage y el punk-rock, lo cumple a rajatabla. Aceptando semejante regla como atenuante, uno entiende que, en su caso, la reiteración de determinadas bandas alcanza más entidad de apuesta que de haraganería en la programación. La quinta edición del festival celebrado en Benidorm (22, 23 y 24 de marzo) tiene, como siempre hasta la fecha, un buen catálogo de atractivos a partir de los cuales construir un viaje que se ha repetido de forma puntual en el último lustro.

Repasamos algunas de las razones por las que celebrar el quinto aniversario del Fuzzville!!! con una visita a Benidorm.

Carbonas, The Queers y la fiesta del punk-rock

“Fuzzville!!! es la fiesta definitiva para los amantes de los sonidos salvajes, del punk-rock y de los sellos underground nacionales e internacionales”. Así nacía el festival en 2015, y así parece que ha tratado de ir manteniendo su esencia desde entonces. Fundamentado en la estructura de una terna de grandes referentes internacionales del género que, en algunos casos, además, entregan en exclusiva su paso por España; así sucedió, por ejemplo, con The Pandoras en la primera edición del festival. Este año Fuzzville!!! redobla la apuesta, añade un tirabuzón más a la pirueta y se hace un poco más grande: el concierto que Carbonas dará en Benidorm es la única fecha confirmada por el grupo norteamericano en Europa.

Carbonas lidera la propuesta internacional de 2019, la que en las últimas cinco ediciones contó con los citados Pandoras, Allah-Las, Thee Oh Sees, Detroit Cobras o New Bomb Turks. Junto a ellos, en su quinto año el festival ha reclutado, entre otras, a la banda favorita de Joey Ramone (The Queers, con más tres décadas de recorrido punk-pop), The Zeros y Gentleman Jesse & His Men -que regresa a España tras una larga ausencia-.

Surfbort, Texxcoco, Chiquita y Chatarra… y los señores

Surfbort

¿Son todo señores en el Fuzzville!!!? No. Pero casi, tampoco nos equivoquemos, que el que uno mismo se inflige es el peor de los engaños. De un cartel con 24 referencias, 19 pertenecen a grupos que están integrados enteramente por hombres. El #5 del Fuzzville!!! de 2019 también es el del número de grupos que cuentan con al menos una mujer en sus formaciones. Y, de ese quinteto, dos van a la última línea del festival, las poolparties matinales; es el caso de las madrileñas Juanita Banana y Las Cleopatras. Exceptuando el dúo Chiquita y Chatarra -100% femenino, sí, pero sólo son dos-, ahí se quedan las bandas formadas de forma exclusiva por mujeres.

En la última línea de los conciertos celebrados en los dos escenarios del festival se encuentran Texxcoco, un grupo mixto al 50% que participó en la última edición del Primavera Sound. Ya en segunda línea del cartel damos con el único grupo con presencia femenina que adquiere una cuota aceptable de protagonismo. Surfbort, que debutó el año pasado en el sello independiente de Julian Casablancas (The Strokes), es el grupo de la carismática Dani Miller; la norteamericana que cierta biblia del underground bautizó como ‘the friendly, burrito-puking queen of punk’.

Biznaga y la cosecha nacional

El factor FIB es fundamental para que tu festival funcione. Construir una clase media que apoye tus elecciones más mediáticas se antoja clave para que tu publico no se aburra mientras espera a las bandas más grandes -literalmente- del cartel. En eso, como sucedía en los últimos tiempos en el festival de Benicàssim, la selección nacional tiene mucho que decir. El quinto Fuzzville!!! tira de “clásicos” para conformar el grueso de un line-up que tiene en la sensación de déjà-vu su principal aroma. El caso más evidente es el de Biznaga, que encabeza de forma tácita el grupo de “mejor conocidos que buenos por conocer”; la banda regresa a Benidorm después de haber formado parte del Fuzzville!!! en sus ediciones impares: participaron en 2015 y lo volvieron a hacer en 2017.

Junto a Biznaga, la reunión de La Secta -que en 1990 publicaban el referente Blue Tales-, los impetuosos Kings of the Beach y los ya mencionados Texxcoco completan una sección nacional en la que se echa de menos algún actor principal más, pero que en su conjunto ofrece un casting envidiable del género.

Biznaga.

Burger Records: poniendo en valor el Fuzz Market

Será el segundo año consecutivo en el que el festival se desarrolle en las instalaciones del Parque de vacaciones Magic Robin Hood. La villa (medieval) del punk acogerá otro Fuzz Market, un encuentro de sellos underground cuya entidad lo sitúa muy cerca ya de los atractivos principales del cartel. El Fuzzville!!! crece en las actividades paralelas y, al margen de las llamadas poolparties -más propias del modelo de negocio del festival como destino vacacional-, el mercado de discográficas garage underground madura con incorporaciones tan relevantes como las musicales. Burguer Records lidera de forma inevitable las confirmaciones en este sector del festival; el insobornable sello de Sean Bohrman y Lee Rickard ha sido la rampa de salida de discos de Brian Jonestown Massacre, The Black Lips, King Tuff o Ty Segall, entre otros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email