X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Cuidado con la tendencia bajista del sector bancario europeo

1/02/2019 - 

MADRID. El mal aspecto técnico a medio plazo que muestran las bolsas europeas desde hace meses también se refleja en el estado de algunos sectores clave dentro de la economía. Este es el caso del sector bancario del Viejo Continente por diferentes factores que veremos en este artículo

Analizar el gráfico de un sector en un área económica, nos permite ver cómo se comporta el sector en su conjunto dentro de un área económica, dejando de lado las peculiaridades de cada empresa en concreto. Dicho de otra forma, analizar un sector nos permite hacernos una idea conjunta de lo que acontece en ese negocio a nivel continental. 

Hablar de la banca europea es hablar de un sector que, a pesar del último rebote, acumula pérdidas del 26% en el último año, lo que lo sitúa como uno de los sectores con peor comportamiento del mundo. Estas cifras no dejan lugar a dudas. La banca ahora mismo es un sector que hace perder dinero a sus inversores. Si miramos más allá de las cifras, que ya de por si son muy negativas, lo más preocupante se refleja a nivel puramente técnico, ya que el sector bancario europeo dejó una de las figuras de techo más claras que he visto en los últimos años.


En septiembre de 2017 vimos como la fuerza relativa del sector bancario europeo (indicador RSCMansfield en el gráfico) se situó en negativo. Recordemos que el RSCMansfield nos indica como lo hace un activo con respecto al mercado en su conjunto. Una lectura negativa nos indica que, desde ese momento, el comportamiento relativo de la banca era (y es) muy pobre con respecto al mercado. Cuando la renta variable global sube, la banca europea sube menos o incluso cae, y cuando la renta variable global cae, la banca europea cae más. Mal negocio.

Esta debilidad fue el primer síntoma de que algo no iba bien en la banca europea. Meses después -marzo de 2018-, vimos otro punto de inflexión importante a nivel técnico, ya que, tras varios meses de lateralidad, el sector empezó a consolidar un sesgo claramente bajista. Es decir, el sector bancario no solo lo hacía peor que el promedio del mercado, sino que, además, las depreciaciones de su cotización (de ahí la tendencia bajista) se producen a un ritmo superior que el promedio del mercado.

Media móvil últimas 30 sesiones

Otro aspecto destacado y que tiene su relevancia en el momento actual es la influencia bajista que tiene la MM30 sobre el precio. Desde que el sesgo bajista del sector bancario europeo quedase confirmado con la pérdida de soportes a mediados de 2018, cada rebote ha sido frustrado por el promedio móvil de 30 semanas dada su influencia como resistencia dinámica sobre el precio. En este inicio de 2019 el precio del sector bancario se enfrenta de nuevo a esta resistencia dinámica.

Con todo ello, estamos ante uno de los sectores más débiles de Europa, es decir, ante un sector que lo hace mucho peor que la media del mercado y que, por lo tanto, no favorece en absoluto los intereses de sus inversores, más bien todo lo contrario: los perjudica. Esta es la razón por la que desde GPM International Capital nos mantenemos alejados de este sector desde hace muchos meses. En este negocio, si estás posicionado en activos mediocres, los resultados tienden a ser mediocres. Por ello, mientras persista la debilidad y la tendencia bajista del sector bancario, será un sector que evitaremos.

Ricardo González es gestor del fondo GPM International Capital

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email