GRUPO PLAZA

Se trata del quinto inmueble de la firma 

Dasha Living Space adquiere un nuevo edificio para alquiler a profesionales y directivos 

12/01/2021 - 

VALÈNCIA. Dasha Living Space, gestora dedicada a alquileres de corta estancia, sigue engrosando su cartera de inmuebles en València. La compañía, de la familia valenciana Boix Ruiz, expropietaria de la aseguradora de decesos Finisterre, ha adquirido un nuevo edificio en en el centro de la ciudad que destinará al alquiler temporal de profesionales que visiten València por cuestiones laborales y que necesiten un espacio donde residir durante ese tiempo. 

En concreto, el activo se encuentra en el barrio de Russafa, una de las zonas con mayor demanda en  la ciudad por su oferta de ocio y su cercanía con las principales arterías comerciales. Dado el estado de deterioro del inmueble, la firma procederá prácticamente a su reconstrucción, a excepción de la fachada que está protegida y que será rehabilitada. 

De esta forma, la firma afianza su modelo de build to rent, esto es, construir para alquilar, una fórmula que es tendencia en el sector inmobiliario ante la creciente demanda del alquiler por parte de colectivos con dificultades para acceder a la compra de un inmueble y las mayores rentabilidades que ofrece para el inversor. 

El inmueble, de unas cuatro alturas, contará con ocho viviendas de tres habitaciones, dos baños y una terraza. "La idea es destinar los pisos al alquiler de directivos como en proyectos anteriores. No obstante, este nuevo producto será más elitista y estará mucho más cuidado", explica el CEO de la firma, Jesús Boix.

Como en la mayoría de sus proyectos, la sostenibilidad y eficiencia energética jugarán un papel esencial. Así, contará con la certificación de Green Building y estará equipado de tecnologías como la aerotermia; carpintería con rotura puente térmico e insonorización acústica; divisiones en fermacell, un avanzado sustituto del pladur que permite obtener una mayor insonorización térmica y acústica; iluminación LED en viviendas y comunidad, así como parking de bicicletas y zona de reciclado de basura y baterías. Incluso, la firma baraja la posibilidad de instalar panales fotovoltaicos en cubierta para autoconsumo.

Fachada del edificio Marqués de Cruïlles, una de sus promociones, en la calle Cuenca. Foto: EDUARDO MANZANA

Por el momento, ya han firmado las arras y están a la espera de cerrar la compra para poder comenzar las obras. Según su calendario, la actuación en el edificio tendrán una duración de un año y medio. Un tiempo que les servirá para comprobar la evolución de la pandemia. Y es que, pese a la actual coyuntura, la compañía tiene claro que existe una demanda de profesionales de diferentes ámbitos que quieren instalarse en València para trabajar.

"Aunque se han limitado las fronteras creemos que con la vacuna la situación mejorará. València es una ciudad con una importante demanda de profesionales que quieren trasladarse. De hecho, nosotros hemos tenido importantes ocupaciones del 90%, la mayoría de españoles de otros puntos que o bien por temas laborales se tenían que aislar de su familia o que han venido a la ciudad teletrabajar", señala Boix. Y, tras la pandemia y con la apertura de fronteras, el interés por la ciudad irá a más.

Cinco proyectos en marcha

Con esta operación, la firma suma ya cinco proyectos en marcha, tanto en promoción de obra nueva como en rehabilitación de inmuebles para destinarlos al alquiler, con una cartera que supera los 50 activos inmobiliarios. 

Constituida en 2016, en los últimos años Dasha Living Space ha centrado su negocio en la adquisición de edificios completos para rehabilitar y, prácticamente volver a construir, con el fin de destinarlos al mercado del alquiler. Sin embargo, su primera promoción fue el denominado edificio Marqués de Cruilles en el número 105 de la calle Cuenca, el único que, por el momento, han destinado a la venta.

Sus otros tres activos se han centrado en el alquiler. Dos de ellos ya están operativos y el último edificio que adquirieron se está ultimando para sacarlo al mercado. Se trata de un inmueble ubicado en la calle Turia frente al Jardín Botánico, un complejo de diez viviendas de tres habitaciones y todos con terraza, de los que dos son áticos de dos habitaciones y 2 baños con dos terrazas una delantera y otra trasera. Cuenta, además, con una zona ajardinada comunitario, parking para bicicletas y garaje. Tendrá la certificación B de Green Building España. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email