X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

foro dayone en forinvest

De 'startups' y 'corporates': una relación de innovación con las aceleradoras como filtro

6/03/2019 - 

VALÈNCIA. Las startups y las corporates parecen destinadas a entenderse. Y es que cada vez más las grandes compañías se interesan por la innovación abierta con la intención de encontrar soluciones tecnológicas que vayan más allá de las generadas en su propia empresa y la metodología ágil de las tecnológicas incipientes se conviertien en el aliado perfecto. Esta fue una de las cuestiones tratadas este martes en el foro de 'Innovación & Fintech' en Forinvest, en un encuentro organizado por DayOne sobre la relación entre corporates y startups

En la charla, moderada por Ismael Valero, responsable de Lanzadera Corporate, participaron Miguel Pascual, financial manager de Go Hub, Paloma Mas, startup relationship manager en Plug and Play Spain y Abraham Cozar, fundador de Chibig. En esta misión, las aceleradoras han evolucionado para convertirse en un filtro con el fin de canalizar estas propuesta."Las aceleradoras, en su modelo anterior eran más de inspirar al emprendedor. Ahora hemos entrado en una segunda fase en la que nos estamos convirtiendo en una validación previa de si una tecnología puede funcionar o no. Nos hemos convertido en ese punto medio en el que no somos una consultora, pero tenemos un papel muy bueno en esa filtración por experiencia", señalaba Paloma Mas.

¿Por qué acuden las grandes compañías a las startups?

"Para una empresa corporate a veces es difícil salirse de su marco y encontrar una segunda perspectiva que te pueden dar entidades como la universidad, por ejemplo. Con esa intención de innovar acuden a nosotros", explicaba la startup relationship manager en Plug and Play Spain. "La innovación tecnológica va a marcar un valor diferencial en las empresas de futuro. Hay muchas empresas tradicionales que su negocio, dentro de 30 años, no será el actual", reconocía.

Abraham Cozar, fundador de Chibig, explicaba el punto de vista emprendedor tras participar en el programa PlayStation Talents impulsado por la corporación junto a Lanzadera. Cozar destacó tres elementos que le había aportado esta colaboración con la multinacional del videojuego: foco, notoriedad gracias a su asociación a una gran marca y el know how. "Nosotros habíamos desarrollado videojuegos para móvil y teníamos que enfocarlo a PS4, algo que aprendimos con la aportación de los mentores que puso a nuestra disposición Sony", recordaba. 

"En nuestro caso tenemos muchos problemas que requieren tecnología en determinados puntos que ya tenemos cubiertos, pero cojeamos en otros. Las startups nos complementan", señalaba Miguel Pascual, de Go Hub.

Cómo elegir la 'startup'

La startup relationship manager en Plug and Play Spain explicaba el proceso de elegir qué startup complementa mejor con la corporate. "Primero se empieza hablando con la corporación para encontrar el punto de balance entre lo que están haciendo y lo que necesitan", apuntaba Mas. A partir de ahí se eligen proyectos que correspondan a necesidades. "Aunque sea muy disruptivo, va a ser muy complejo elegirlo si no es escalable", reconocía. Además, recordaba la importancia de un equipo integrado para tener una buena interacción con el corporate. "Hay que hacerlo fácil", insistía.

El fundador de Chibig, que hablaba desde el punto de vista opuesto, destacaba la importancia de mostrar la solvencia técnica como empresa y poder ejecutar los retos propuestos por la compañía. "Tienes que convencer de que tu equipo está a la vanguardia del tema presentado", señalaba Cozar. "También es importante que la startup y la corporate hagan un esfuerzo de empatía. Las startups son muy ágiles, pero a veces nos cuesta encajar esa rigidez de la corporate".

"Por mucha tecnología que haya, si no hay un proyecto con objetivos claros es muy difícil encontrar la alianza", apuntaba el financial manager de Go Hub. "Tenemos una media de 150 proyectos anuales que no podemos ejecutar y con las startups buscamos esas tecnologías". A través de entrevistas, desde la plataforma de innovación abierta validan el desarrollo y ven las posibilidades de adaptación del equipo.

La relación entre corporación y 'startup'

Las relación entre corporate y startup puede ser de muchos tipos. En el caso de Go Hub existen varios tipos. Una de ellas es la de cliente proveedor. "Primero planteamos un proyecto piloto que se resuelve en cuatro meses", explica Miguel Pascual. "Pagamos a la startup a precio de mercado y si este proyecto se ejecuta de la mejor forma pasa a ser proveedor en nuestra vertical tecnológica".

Por otro lado, si en esa relación nace un proyecto o servicio que pueden explotar y ponerlo en el canal de venta realizan una relación comercial o inversión directa en el accionariado. "Si tiene que ver con el sector agua entramos con más del 50% porque vamos a darle una estructura y una entrada internacional. Si no tiene que ver con el mundo agua entramos con un porcentaje menor al 50%", apuntaba. 

En el caso de Chibig no tienen ninguna vinculación accionarial con PlayStation. "Lo que sí que se crea es una relación cliente proveedor en ambos sentido que nos permite tener interlocutores directos con la marca y establecer lazos duraderos", señalaba.

"Para nosotros la relación ideal es que el corporate compre a la startup", apuntaba Mas. Sin embargo, reconoce que el 80% funcionan con prueba de concepto y piloto y acaban convirtiéndose en proveedores oficiales, entrada como advisor en la empresa o simplemente, como no todo pueden ser éxitos, dar por finalizada la relación. "Es una manera para la corporación de ir probando fácil, porque a veces piensan que necesitan algo y luego no es así", reconocía.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email