X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el cudolet / OPINIÓN

Del Canadá a la librería Maraguat, pasando por Arabista Ambrosio Huici

23/02/2019 - 

A Vicente Huici y Ata Gomis los conocí en el Canadá. El Bar Canadá mora desde 1949 en un cantón de la Avenida del Regne, vía declarada en rebeldía por las molestas e insalubres obras del carril bici. De principio a fin, al precioso palmeral que reina en la avenida se le debería aplicar la calificación de zona ZAS, acústicamente saturada por el ruido ambiental que ha generado Grezzi. El principio de Reino es un punto neurálgico de acceso al centro histórico de la ciudad, e intersección con la Gran Vía Marqués del Turia, sodomizada por las vías del tren, rodeada de inauguraciones de parques pero no de soterramientos, y que con la última modificación vial, el cambio de sentido de un tramo de Cirilo Amorós, está generando un embudo para la histeria colectiva o desesperación de los pasajeros que transitan en vehículo a motor o transporte público en dirección al centro ciudad. Le invito a sentarse en un banco de madera de los jardines de la Gran Vía o en la terraza del Bar Ché Taberna Vasca, que regenta la familia Ibáñez, para certificar el entuerto. No me quiero extender más, porque realmente el verdadero fondo del escrito es articular un relato sobre la literatura urbana, popular y subterránea del Cap i Casal. El concejal de movilidad tendrá el suyo más adelante, en próximas fechas, en el mes del fuego, en el mes de la sátira, en plena intifalla, se lo merece.

El Canadá representa los valores del “clásico establecimiento que hace realidad lo que llamamos barrio”, frase célebre del librero valenciano Paco Camarasa, fallecido el año pasado en la Ciudad Condal. El local, libre de plásticos ha envejecido sin apenas cirugía  gracias a la profesionalidad y servicio que ofrece el equipo humano que dirige Carlos, su propietario. Las tapas, las tertulias, las partidas de dominó, las habas con ajos tiernos, la ensaladilla rusa, la sepia, son ingredientes más que suficientes para mantener saludable la figura del local. La barra de un bar da mucho juego, si no que se lo pregunten a Pepe Carvalho, el detective más famoso de la literatura española que ha regresado a la escena literaria de la pluma estilográfica del escritor Carlos Zanón.  

Fruto de un “arrebato” acabé sentado, junto a Huici, acompañado por una amiga y flanqueado por el gran humorista Paco Arévalo, en una de las butacas del Teatro Talia, edificio con el pedigrí de Javier Goerlich, para disfrutar de la  de la función y actuación de Ata Gomis. ¿Pero realmente quién es Vicente Huici, se preguntará?, aparte de ser la pareja sentimental de Ata, es un bombero profesional que trabaja en el cuerpo municipal de València, es sobrino nieto del arabista Ambrosio Huici Miranda. El erudito cuenta con una placa en el callejero de la guía urbana de València. Desde que el “callejero“ Luis Fernández apareció en mi vida he mostrado un mayor interés por la trastienda del directorio urbano. Recientemente Luis, junto al extraordinario dibujante Ortifus, presentó en el Salón de Cristal del Consistorio municipal el libro “Carrers Ilustrats“, el cual recomiendo por su amena lectura para conocer un poquito más la sincera historia de la ciudad. Los Huici, el abuelo de Vicente y su tío Ambrosio, fundaron la extinta librería Maraguat sita en la Gran Place y que casi hacia chaflán con el carrer Les Barques. De aquel vivero de la memoria salieron muchos libros que hoy pernoctan en las estanterías de nuestras bibliotecas.

El arabista Ambrosio Huici Miranda (1880-1973) nació en la localidad navarra de Huarte, recaló desde 1912 hasta su muerte en la ciudad del Turia, donde obtuvo la Cátedra de Latín por el Instituto General y Técnico. Huici destacó por ser un revisionista en el estudio de la Batalla de Navas de Tolosa, ganador del concurso por la Diputación foral de Navarra en 1912, posteriormente el jurado lo declaró desierto porque desmitificaba con hechos más que probados la escasa participación de Sancho VIII en la contienda militar. La vida del historiador fue activa e intensa en el mundo de la filosofía y las letras. En una edición de Roldán Jimeno sobre la Batalla encontrará las claves de la contienda de Navas de Tolosa. Gracias a Vicente Huici he podido catar de cerca el estudio y biografía del arabista. Escribió Manuel Vázquez Montalbán, “recordar es volver a vivir”; y eso mismo es lo que uno hace cuando se sienta en un taburete de la barra del  Canadá y Silvia te ofrece una cerveza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email