Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

El cabecicubo

Del escándalo de Las Vulpes al “comerse el pollón por vocación” de Alaska y Mario

Los actuales contenidos de MTV habrían supuesto una crisis de estado hace 30 años

17/10/2015 - 

VALENCIA. En 1983, en lugar de programas de cocina mide-egos, en España la juventud valoraba que hubiese programas de música en televisión. No era como ahora, que la música es gratis y de forma muy desproporcionada es mayor la oferta que la demanda. Enterarse de las novedades, ponerle cara a los músicos, todo eso era necesario, sobre todo cuando a la hora de comprar un disco uno tenía que hacer una inversión económica que calculaba con seriedad, como quien mete ahora sus ahorros en un fondo que le ofrece el banco. Mucha gente no compraba más que un par de discos al año. Imaginen el riesgo que suponía cagarla.

En esta época surgió Caja de ritmos, un programa que iba a ser presentado por Carlos Tena, no fue el único que tuvo, pero este fue famoso porque solo duró dos entregas. En la segunda aparecieron Las Vulpes. Era una entrega dedicada a grupos vascos, Lavabos Iturriaga, Los Santos, Motos y ellas. Las chicas para la ocasión grabaron una versión de I wanna be your dog de los Stooges adaptada al castellano con la letra Me gusta ser una zorra.

El diario ABC días después les dedicó un editorial y una cobertura extraordinaria. Hizo opinar hasta al presidente de Amnistía Internacional, que calificó la actuación de “soez y muy mal gusto” y a la poeta María de los Reyes Fuentes que denunció su emisión como “un atentado contra la mayoría”. El Fiscal General del Estado presentó una querella criminal por “ofender al pundonor y a las buenas costumbres”. El caso fue sobreseído a los tres años, pero Loles Vázquez, guitarrista, fue denunciada por escándalo público al ser la autora de la letra y Mamen Rodrigo, la cantante, por interpretarla.

El presentador Carlos Tena tuvo que dimitir. Lo hizo quejándose de que altos cargos del PSOE habían pedido su cabeza. TVE dejó de emitir los programas que tenía grabados de Caja de Ritmos y uno de esos días, lo que escandalizó a Tena, dio una corrida de toros. El fiscal general del Estado, Luis Burón Barba, explicó: "La libertad de expresión está regulada en el artículo 20 de la Constitución, que también marca sus límites. Estos están precisamente en otros derechos fundamentales que proclama igualmente el texto constitucional y que no pueden ser infringidos por la palabra. Y es que la palabra escrita o hablada es un medio de comunicación y de expresión de opiniones y sentimientos. En este sentido no debe tener límites o estos han de ser muy escasos. Pero cuando se utiliza como un garrote, como medio de agresión, y cualquier instrumento que tenga el hombre puede tener tal uso y la palabra no es una excepción, no intenta comunicar, informar o transmitir opiniones interiores, sino atacar".

Quédense con este fragmento de la letra de Las Vulpes que dio lugar a esta disparatada teoría del señor fiscal:

“Prefiero masturbarme, yo sola en mi cama,

antes que acostarme con quien me hable del mañana.

Prefiero joder con ejecutivos,

que te dan la pasta y luego vas al olvido.

Me gusta ser una zorra

me gusta ser una zorra

me gusta ser una zorra

Eh, oh, ah, ah

Ay ay ay ay ay cabrón!”

Esta era la mentalidad de 1983. Ahora, en 2015, la cosa ha cambiado de forma sustancial. El domingo pasado en MTV, echaron varios episodios de la última temporada del reality de Alaska y Mario antes del estreno del nuevo a las 22:00. El último concluía con Loles León actuando en una fiesta de túnicas en el jardín de un chalé.

La actriz se subía a un improvisado escenario, Mario pedía un aplauso para ella, a una niña menor de edad que había entre el público le tapaban los oídos y comenzaba la canción, que decía así:

“que ganas tengo, que ganas tengo

de comerme un buen pollón

no lo hago por dinero,

que se entere el mundo entero

que lo hago por vocación”

La hermosa tonadilla se emitió sin suscitar escándalo alguno. La prensa solo ha prestado atención a la actriz últimamente, ABC incluido, para informar de sus maltrechas finanzas. Y el programa fue destacado en los medios porque sus protagonistas, Alaska y Mario, se iban a Benidorm a encontrarse con Belén Esteban e irse de juerga con ella. No por otra cosa. A día de hoy, una letra que otrora hubiese sido considerada por las altas esferas judiciales del Estado como “una agresión”, ahora pasa desapercibida. Cuando ambos programas se emitieron un fin de semana por la mañana, a plena luz del día.

Lo más simpático de todo es que en el programa se censura a los protagonistas cuando se están fumando un cigarro. En aquella época, en La Clave, su presentador. José Luis Balbín salía fumando en pipa. Ahora sobre el tabaco se desenfoca la imagen.

Claro que si un guardián de las buenas costumbres tuviese que reunir motivos para articular una querella contra la MTV, o para escribir un editorial del ABC, las iba a pasar canutas. Horas después de Alaska y Mario se emitía Acapulco Shore. Ya les hablamos aquí de la primera temporada de este apasionante programa, y citando a Kant.

La segunda temporada sigue por los mismos derroteros. Tanto es así que son los mismos concursantes con la excepción de una chica nueva. Solo una, pero ha bastado para que se produzcan terribles enfrentamientos. El día que vimos a Loles León cantarle a la ingesta de miembros viriles, resulta que un participante del reality se había acostado con una chica, hasta ahí bien, pero después de terminar, sin lavarse las partes, se metió en la cama con la nueva. Sí, con la nueva nada menos.

Les ahorraremos los detalles de la batalla campal que se montó. Solo dejaremos el resultado. Las chicas cogieron las ropas de la nueva, las sacaron del armario, las tiraron por el suelo en el jardín, se mearon encima y dijeron “ahí, ahí, marcando el territorio”. Gloria bendita catódica.

Todo esto apareció en nuestras pantallas sin que nadie se llevase las manos a la cabeza. No podemos concluir otra cosa que no sea que este país ha cambiado. A mejor. Sí, aunque haya que decirlo con una sonrisa helada.

Noticias relacionadas

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV 

'Headbangers Ball', el telediario del heavy cuando el metal estaba de moda en el mundo

Por  - 

En plena oleada moral de Tipper Gore contra las letras de los grupo de rap y de heavy, la cadena MTV apostó por darle más horas que nadie al metal. El resultado fue un programa, 'Headbangers Ball', que cubrió las vanguardias como Anthrax o Suicidal Tendencies, seguía la actualidad de los grandes grupos como Metallica o Megadeth y explotó hasta la saciedad el 'hair metal', la versión pop del heavy que llegó a tener audiencias espectaculares. La versión europea la presentó Vanessa Warwick, un icono inolvidable de aquella época, hasta que se canceló

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV 

Los skinheads de extrema derecha del fútbol analizados en la TV de la RDA

Por  - 

Para la "construcción de una sociedad verdaderamente socialista", la RDA tenía un programa de televisión titulado 'El Fiscal', con un jurista real, que analizaba los problemas sociales. Cuando en el país prendió la moda de los ultras de fútbol y, entre ellos, se encontraron con skinheads de extrema derecha que, además de algaradas en los partidos, participaban en "actividades antisoviéticas", el programa de televisión se adentró en el fenómeno para echarle la culpa al alcohol y al rock and roll.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email