X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Del Supermartes-USA al tsunami Donald Trump

Cuentan que el establishment del partido Republicano (y no sólo él) está en modo pánico por la gran carrera electoral del millonario D.J.Trump, y no habría ni que vender la piel del oso todavía ni que extrañarse, pues es una singularidad más dentro de los populismos emergentes

5/03/2016 - 

Los norteamericanos son los mejores en el show-business y en hacer las cosas a lo grande, es una gran nación con grandes ciudades, gran cantidad de culturas,...grandes coches, grandes hamburguesas y en fin hasta unas espectaculares elecciones, cuyo iniciático y primer gran hito ha tenido lugar en este pasado supermartes electoral de las primarias.

Sin entrar en profundidades el sistema electoral USA es uno de los más participativos y aunque los partidos son importantes los ciudadanos pueden formar parte de un sistema complejo, en el que los candidatos a la Presidencia no son elegidos por las organizaciones políticas correspondientes sino que su elección se debe, de forma indirecta a través de Delegados, a los propios votantes en unas como no grandiosas Convenciones Nacionales, en esta ocasión durante el próximo mes de julio, el 18 la Republicana y el 25 la Demócrata.

Pero volviendo al supermartes, después de las elecciones en 11 estados surgen dos titulares periodísticos, primero que los candidatos que van a ser nominados por sus respectivos partidos van a ser Hillary Clinton y Donald Trump y en segundo lugar que este candidato republicano está provocando una corriente de pánico entre propios y ajenos

Vamos a analizar como la suerte no está echada todavía, ni hay motivos para la sorpresa.

"Hillary CLINTON HA SIDO ex-primera dama, ex-candidata A primarias 2008, ex-senadora, ex-Secretaria de estado y tantas ocasiones ex"

Respecto a la nominación demócrata sí que es verdad que la candidata, ex-primera dama, ex-candidata a primarias 2008, ex-senadora, ex-Secretaria de estado y tantas y tantas ocasiones ex o casi ex, puesto que su ambición le ha hecho ser siempre muy persistente para conseguir cuotas de poder, parece que está muy cerca de conseguir la nominación. Hillary Clinton tiene ya un 43´4% de los delegados necesarios para ser elegida candidata estando a 43 puntos por encima de diferencia del socialista Bernie Sanders, cuando todavía falta por disputarse el 78% de los delegado demócratas. No obstante, este candidato ha recortado la ventaja de los iniciales caucus/primarias donde se produjo una diferencia acumulada de 73 puntos a favor de la que puede ser primera presidenta de los Estados Unidos, a los no llega 21 puntos en las elecciones de este martes pasado, por lo que no se puede confiar, no sea que tenga su Bengasi particular.

Respecto al partido republicano la contienda está mucho más reñida, el peculiar candidato Donald Trump sólo tiene un 25% de los delegados necesarios para ser nominado, y del total de los elegidos tiene un 46´4%, la ventaja inicial pues disponía de un casi 60% (56´4%) se ha visto reducida dado que en el supermartes sólo recibió el 42´16% de los sufragios, Las diferencias entre los candidatos republicanos son más escasas que entre los demócratas, pues en todas sus elecciones el vencedor ha pasado del 50% (hasta el 86%) de los votos, teniendo una diferencia de media de un 35% entre el primero y el segundo, mientras en la elección republicana sólo en tres de las 11 ocasiones el vencedor ha superado el 40% sin rebasar el 50%, y si Trump aventajaba antes del supermartes en 43´6% puntos al siguiente, ahora es solo de 13´55 puntos (en ambos casos Ted Cruz), por lo que la elección todavía nadie la tiene asegurada en el bando republicano y más cuando faltan por elegir el 72´16% de delegados, con lo cual aún hay mucho margen de reacción, para el dúo hispano Cruz-Rubio que sigue la estela del exitoso (actualmente) empresario.

Sobre la sorpresa causada por los éxitos electorales del candidato Trump, éstos son producto de la situación nacional e internacional y de unos nuevos tiempos políticos que estan provocando que surjan diferentes tipos de populismos, en los países anglosajones o nórdicos de carácter más bien de derechas mientras que en los países mediterráneos son de izquierdas, porque (y ya lo he escrito en alguna otra ocasión) parece que el siglo de las luces y de la razón ya pasó y estamos en una época donde los sentimientos, lo irracional, lo percibido por los sentidos de forma rápida y directa a través de Internet, prima sobre cualquier reflexión, quedándonos en muchas cuestiones con planteamientos superficiales sin saber que por debajo existen grandes desafíos y amenazas a nuestra forma de vida, pues en los países donde afloran estos movimientos hay grandes grupos de la población con unas expectativas de vida cercenadas, y observan estupefactos (además del resto de la ciudadanía) como los partidos tradicionales en lugar de arreglar sus problemas se ven envueltos en innumerables casos de corrupción.

Tampoco en lo personal puede sorprender su aparición en el escenario político pues Donald Trump desde finales del siglo XX con el Partido Reformista de Jesse Ventura ya hizo sus intentos de entrar en política y desde entonces y en sucesivas ocasiones ha hecho acto de presencia en diferentes elecciones; si a todo esto además le añadimos el dominio que tiene de los medios audiovisuales (recordemos que hace años que tiene o participa en programas de TV), o que es un hombre hecho asimismo tan al gusto de los norteamericanos, y como producto de este tiempo es directo, franco y especialmente espontáneo, puede ser un perfecto candidato aunque esté repleto de contradicciones como el hecho de recibir el voto más conservador-religioso de los evangélicos estando casado tres veces, ser enemigo acérrimo de los ilegales estando casado con una inmigrante hispana, ha sido el único líder mundial que ha tenido un enfrentamiento público y mediático con el Papa Francisco, y se siente tan cercano de la mayoría iletrada que afirma sin pudor “amo a la gente con poca educación”.

"Los republicanos temen que un candidato tan peculiar no tenga posibilidad alguna contra la veterana política Hillary Clinton"

En lo referente al pánico provocado en propios y ajenos, los suyos temen que un candidato tan peculiar no tenga posibilidad alguna contra la veterana política Hillary Clinton, pues las encuestas vaticinan un elevado rechazo por parte de los norteamericanos de su persona, sobre todo de las minorías hispana y afroamericana ya muy numerosas (pero ojo a mitad de este siglo los blancos serán también una minoría) por eso casi todo los dirigentes republicanos como Mitt Romney, Paul Ryan, John Boehner, etc. hacen declaraciones en su contra y esperan que alguno de los dos candidatos hispanos, sobre todo Marc Rubio, todavía joven promesa y aunque está muy lejos de Trump es el más moderado y cercano al establishment, o sino Ted Cruz más radical pero a menos de 5 puntos de Trump en este supermartes, puedan arrebatar por separado o juntos la nominación al millonario, que por otra parte y es sintomático que su victoria en el supermartes fuese celebrada de forma moderada, eso es que se ve compitiendo con H. Clinton. Y por parte el partido demócrata teme que los posicionamientos tan radicales de Trump obliguen a realizar un discurso más conservador (para contrarrestar argumentos, como ya ocurrió con Le Pen en Francia) y sean abandonados por el voto más progresista de su partido.

Todavía queda mucho por decidir, en lo que queda de mes de marzo se designarán delegados en más de 20 estados por lo que relativamente en poco tiempo se vislumbrará que dos candidatos compiten por suceder a Obama (yo creo que por el momento será H. Clinton) y que tendrá que hacer frente a dos grandes desafíos, primero el Chino ya sea con hard y soft power (mano dura o mano izquierda) combinando los acuerdos económicos TPP y TTI con una mayor presencia militar en Asia-Pacífico, y segundo el yihadismo islámico con un incremento de las operaciones militares sobre él. Y le puedo asegurar, amable lector, que esas decisiones repercutirán directamente en su bolsillo o en su seguridad.

Noticias relacionadas

AL OTRO LADO DE LA COLINA

Tiempos en (des)composición

Los últimos acontecimientos nos dan razones para pensar que al igual que ocurrió hace treinta años, hay sociedades que se desbaratan para dar lugar a la formación de otras

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email