GRUPO PLAZA

Denuncian en el juzgado un hostal abierto encima de una vivienda en el centro de València

22/03/2021 - 

VALÈNCIA. Vecinos de un edificio de viviendas céntrico de la ciudad de València, en la plaza de Alfonso el Magnánimo, han llevado a los juzgados el permiso del Ayuntamiento otorgado a un hostal que, denuncian, se encuentra por encima de un inmueble declarado como vivienda. Desde hace años, los propietarios e inquilinos de diferentes pisos del bloque mantienen una disputa administrativa y jurídica con el consistorio por la existencia de un inmueble situado en el entresuelo, entre la primera planta y la planta baja, lo cual impediría a priori la existencia de usos terciarios por encima del piso.

El Ayuntamiento de València permitió en septiembre que el hostal continuara operando, pese a las denuncias vecinales, al dar luz verde a la comunicación ambiental del negocio. La resolución de la concejalía de Urbanismo recoge que las obras de construcción de la vivienda no se pueden legalizar por haber prescrito el plazo y, por tanto, el hostal no puede verse perjudicado por ese inmueble. Los vecinos han presentado un recurso contencioso-administrativo contra la resolución por considerarla "contraria a derecho y lesiva".

La historia del conflicto se remonta al año 2015, cuando la empresa Hisome Four pidió al consistorio cambiar el uso residencial del piso, en la primera planta, a un uso terciario hotelero. La concejalía de Urbanismo dio el visto bueno, pero diferentes vecinos dieron la voz de alerta sobre la particularidad que presentaba la finca: había un entresuelo que acogía una vivienda y, por tanto, según la normativa urbanística, no podía estar en funcionamiento ni dicho hostal ni cualquier otro negocio en el resto de pisos superiores, como una residencia de ancianos que también estaba operando.

La finca se construyó allá por 1945, si bien más tarde se construyó en el entresuelo un inmueble como vivienda para el portero y su familia. Se trata de un espacio invisible desde la calle principal, puesto que sus ventanas únicamente dan a una calle posterior, si bien se tiene acceso desde la escalera principal y el ascensor. Las alertas puestas en conocimiento de la administración por diferentes propietarios no surtieron efecto, según explican, pues los negocios han continuado funcionando. 

Todo pese a que los inspectores constataron la existencia de la vivienda de 65 metros cuadrados, con dos dormitorios, un baño y un salón-cocina. Ya en 2019, los técnicos municipales señalaron que esta situación generaba "una incongruencia con el cumplimiento de la normativa" pese a que la licencia del hostal había "pasado todas las inspecciones oportunas del servicio de licencias con el resultado de apto". Con todo, la resolución definitiva del servicio tardaría en llegar más de un año, tras superar las alegaciones de ambas partes. 

La empresa aseguraba que, pese a que el inmueble en cuestión se utilizase como vivienda, "no debería tener un uso asignado como vivienda", dado que no cumplía con las alturas mínimas fijadas por las normas de habitabilidad, a lo que los vecinos respondían que no se pueden aplicar estas reglas a un edificio del siglo pasado y subrayaban que esa condición de vivienda "ha permanecido en el tiempo" desde antes que llegara el hostal, que el propietario de la casa "ya contaba con licencia de ocupación y de habitabilidad" y que desde 2014 el catastro tiene este espacio como un elemento independiente "con el mismo uso de vivienda que siempre ha tenido". 

Por otro lado, el hostal aseguraba que según el planeamiento urbanístico anterior -el PEPRI del Barrio de la Seu-Xerea- la vivienda nunca podría haber sido declarada como tal porque está en la misma planta que otros usos no residenciales, algo incompatible. Pero tanto el propietario como los vecinos rechazan esta máxima: "No está a la misma altura, está justo por encima. Es decir, en el entresuelo, que no es lo mismo que un bajo". Y más allá de todo eso, el hostal se escudaba en que si la residencia geriátrica que opera en la segunda planta obtuvo la licencia, es porque sí tenía la compatibilidad favorable, lo cual respaldaría su postura.

Finalmente, la resolución fue favorable para el hostal y la decisión ha acabado en los tribunales. Huelga recordar que en marzo entró en vigor el nuevo planeamiento urbanístico para la zona, el Plan Especial de Ciutat Vella (PEP), que restringe sobremanera el uso terciario hotelero y de vivienda turística. Especialmente en este barrio, La Xerea, donde la implantación nueva de estas actividades queda prohibida generalmente, aunque tal restricción no afectaría al hostal dado que entró en vigor el pasado año.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email