GRUPO PLAZA

La empresa tramita ya el permiso para iniciar la construcción del local  

Derrumban una casa fortificada del XVIII en Moraira que estaba sin proteger para hacer un supermercado

26/05/2022 - 

TEULADA MORAIRA. La casa de Sant Vicent de Moraira ya es historia. Esta mansión señorial, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII, carecía de protección patrimonial alguna, lo que ha permitido que sus muros centenarios se hayan convertido en escombros en cuestión de días. Los propietarios de la parcela, la cadena de supermercados Aldi, solicitó permiso para derribar la casa y poder habilitar una de sus tiendas. 

Este inmueble era uno de los más conocidos de Teulada Moraira, al estar ubicado en la zona de La Rambla, junto a la rotonda de la CV-743. La pasada semana comenzaron las actuaciones en los terrenos y la mansión ha sido totalmente derruida, pese a sus características arquitectónicas únicas. 

La casa de Sant Vicent perteneció a la familia Espinós hasta los años 70 del siglo XX, momento en que se vendió y se montó un negocio de hostelería. Durante las décadas de los 80 y 90 hubo un restaurante que gozó de bastante popularidad, pero en los últimos tiempos ha estado cerrada y, según indican desde Salvem la Teulada Gòtica Enmurallada, era propiedad de un exalcalde de la población. 

En la torre albergaba un plafón, un conjunto de azulejos, que formaba la imagen de Sant Vicent, de ahí que la casa fuese conocida así. Desde el colectivo no se explican el porqué de que este inmueble no estuviera protegido. “Es del siglo XVIII y presentaban unas características peculiares en la Marina Alta. Una construcción amurallada y una torre fortificada”, han precisado desde la entidad.

“Tendría que haber sido un Bien de Relevancia Local, pero no sabemos por qué no se ha incluido en este catálogo”, han precisado desde el colectivo, desde donde también sostienen que la “casa se ha tirado para construir un supermercado”. En la Marina Alta, en los siglos anteriores, muchas casas se edificaban con torre vigía y bajo el paraguas de una fortificación para prevenir y protegerse de los ataques de los piratas que durante muchos siglos han surcado el Mediterráneo. 

Desde Compromís de Teulada sostienen que en el momento que conocieron que había máquinas trabajando en la parcela pidieron información al Ayuntamiento, como ha indicado el portavoz, Aitor Llobell. “Estamos a la espera del expediente para saber en qué situación estaba la casa y por qué se ha dado el permiso de demolición”, ha precisado.

Fuente municipales han confirmado que los propietarios de la parcela pidieron licencia de derrumbe. “Es un procedimiento reglado, la licencia se otorgó porque los informes técnicos la avalaban. Es suelo urbano y no estaba protegida”. Es más, han añadido: “No haber dado el permiso hubiera sido un delito y prevaricación”. La cadena de supermercados está tramitando ahora el permiso de obras.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme