GRUPO PLAZA

DESAYUNO ORGANIZADO POR VALENCIA PLAZA

Perseverancia y convicción hacen de Forinvest un certamen único en España 'made in València'

7/05/2021 - 

VALÈNCIA. Fiel a su cita anual, aún en estas circunstancias pandémicas, Valencia Plaza organizó su habitual desayuno sobre Forinvest, convertido ya en una tradición donde volvió a reunir a los principales actores de la 'city' financiera.  Lo hizo en vísperas de la celebración de la decimocuarta edición del mayor espacio networking financiero-empresarial de España. Cierto es que en esta ocasión será mayoritariamente telemático, pero como contó este diario el pasado lunes demostrará su capacidad de adaptación a la covid-19.

El desayuno estuvo presidido por Vicent Soler, conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana, acompañado por Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), y Alejandro Roda, director de Forinvest. Por su parte, Jorge Linares, director gerente de Cámara Valencia; Amparo Bertomeu, presidenta de AED en la Comunitat Valenciana; y Eva Blasco, presidenta de la CEV Valencia, representaron al sector empresarial. Lola Garzón, vicedecana de Emprendimiento y Relaciones con la Empresa de la Facultad de Economía de la Universidad de València, al docente; y Pilar Bernabé, teniente de alcalde del Ayuntamiento de València y responsable del área de desarrollo económico y empleo, a la corporación municipal.


Del bando de las firmas financieras (bancos, gestoras, aseguradoras y cotizadas) la representación -una vez más- fue extensa. A saber: Pilar Lloret, directora general de Nao SAM; Agnès Noguera, consejera delegada de Libertas 7; José Gil, director provincial territorial Valencia de Ibercaja; José Miguel Lorente, director de Instituciones de la dirección territorial de Banco Santander en la Comunitat Valenciana y Murcia; Gustavo López, director de CaixaBank Banca Privada en la Comunitat Valenciana; Fernando Canós, director de la Territorial Este del Banco Sabadell; y Antonio Cuadrado, director territorial de la Red Específica de la Territorial Este de Mapfre.

Enrique Lucas, presidente de Ediciones Plaza, tomó la palabra el primero para dar la bienvenida a los presentes en "este tradicional desayuno aunque especial por la situación en vísperas de celebrar la decimocuarta edición, pero aquí estamos un año más"; mientras el conseller Soler agradeció la implicación de Valencia Plaza "por ser tan perseverante, palabra que define el éxito de Forinvest. Ahora se dice resiliencia pero es perseverancia y convicción de un foro que tiene mucho sentido, y que pone en el mapa a una ciudad con un enorme potencial. Forinvest se ha adaptado a la situación con el formado de este año". 

A continuación Javier Alfonso, director de Valencia Plaza, dio la palabra a Alejandro Roda para que presentara los contenidos de esta XIV edición. "Este año será un modelo semivirtual donde estamos muy contentos de cómo han quedado los diferentes programas; además de estar muy satisfechos con los premios concedidos donde destacaría el de los trabajadores del sector asegurador y financiero". 


Javier Alfonso comenzó a poner los temas sobre la mesa y el primero fue el de las perspectivas económicas tras la crisis sanitaria. "Hablamos de una recuperación frágil y asimétrica donde las perspectivas a corto plazo pasan por la vacunación. Hay que acelerarla porque la cuarta ola ha provocado una ralentización económica", apuntó Eva Blasco. "Defendemos el mantenimiento de los ERTEs en aquellos sectores de actividad que no se pueden reactivar, así como las líneas directas de apoyo a las empresas porque los problemas de liquidez se están convirtiendo en problemas de solvencia. De ahí que sean tan importantes los fondos europeos y nos preocupa que no lleguen a las pymes por problemas de ejecución", añadía.

Asentía la cabeza a su lado Pilar Lloret, apuntando que "las economías que están saliendo de la crisis son las que tienen muy avanzada la vacunación como Estados Unidos, mientras en otras zonas como en Europa la cosa va más lenta al tener que ponerse tanta gente de acuerdo. Esto nos está perjudicando mientras la economía de EE UU creció en el primer trimestre al 6,4%. Europa va a quedar rezagada como siga así". Una idea compartida por todos como Gustavo López: "Es que la vacuna es fundamental, solo hay que ver el caso de Israel donde casi toda su población ya está vacunada. También es muy importante el tema de las ayudas como el papel de los bancos centrales, que están generando una marea infinita de liquidez en el sistema". Asimismo se mostró optimista sobre la recuperación a la vista de los "excepcionalmente buenos" resultados de las empresas cotizadas americanas. "Estamos poniendo poco a poco los mimbres para crear una buena situación; lo peor lo tenemos que haber visto ya".

Al otro lado de la extensa mesa, Pilar Bernabé no dudó en señalar "el ejemplo que ha dado la Comunitat Valenciana". Un hecho "sin precedentes a la hora de conceder ayudas directas a los sectores económicos productivos. Es verdad que las administraciones públicas hemos tenido históricamente la fama de ser muy lentas a la hora de tramitar, pero hay que reivindicar el papel y el esfuerzo de las administraciones autonómicas y locales por conceder las ayudas de forma tan rápida; algo histórico e inimaginable". Para ello recordó que el Ayuntamiento de València tramita ayudas por valor de 30 millones de euros a la semana. "El dinero no es infinito pero todos nos hemos puesto las pilas y hemos tenido que agudizar el ingenio en cuanto a los procesos administrativos".


Por su parte, Amparo Bertomeu defendía como el sector del mueble está capeando tan bien la crisis pandémica, por aquello de que es directora general de Asociación Nacional de Fabricantes y Exportadores de Muebles de España (ANIEME). "No hemos sufrido como otros sectores, no hemos tenido gente en EREs, el empleo se mantiene... pero las ayudas europeas son cruciales e imprescindibles para no perder competitividad". En este sentido advirtió sobre "la falta de confianza de muchos clientes en terceros mercados donde se están reactivando y en España no, adolecemos de una importante falta de confianza pero pese a todo soy optimista". Como también lo es Agnès Noguera, que puso sobre la mesa el cambio de paradigma. "Tendencias que estaban en el ambiente antes de la covid-19 como la transformación digital y la sostenibilidad se están agudizando; ese cambio ya se está trasladando a la forma de consumir, lo que exige de las empresas mucha más transparencia y responsabilidad porque implica un consumidor responsable. Soy optimista a medio y largo plazo".

Un mensaje que suscribía Jorge Linares y para ello recordaba que "empezamos a tener señales económicas de que las cosas están cambiando. Ahí están los últimos datos de producción industrial y los certificados de origen de las exportaciones". Además compartía la idea de estar ante "un cambio de modelo de tejido productivo, que no va a ser abrupto, pero sí más global y sostenible. Estamos en un momento histórico donde todos tenemos un papel fundamental para este cambio de mentalidad, tanto las empresas como los consumidores. Sí, hemos pasado un momento complicado pero hay que ser positivos". En la misma línea iba José Miguel Lorente. "Somos optimistas en la recuperación pero es verdad que Europa va rezagada y España también. Las vacunaciones masivas y aprovechar los fondos europeos son claves y de ahí la importancia de la colaboración público-privada, con el mayor consenso de las fuerzas políticas". Asimismo advirtió sobre un 'pequeño' detalle para no perder de vista: el 'tapering' o la retirada progresiva de los estímulos monetarios por parte de los bancos centrales.

Manuel Illueca, que alabó el papel de Alejandro Roda para que "Forinvest sobreviva", subrayó la forma en la que las administraciones han abordado esta crisis respecto a la anterior. "Han pasado muchas cosas en el sector financiero, que de facto son consecuencias de la respuesta que dio la Administración anterior. Ahora se habla muy poco de regulación y sí de economía circular, sostenibilidad..." Sobre la llegada de los fondos europeos comentó que "somos un país que no tiene la capacidad de dar ayudas como otros, pero el reparto ha tenido en cuenta nuestra capacidad. La llegada de ayudas es importante para muchos sectores de la Comunitat Valenciana donde no pocos están vinculados a la economía circular. Las sinergias entre las diferentes administraciones y el trabajo conjunto van a ser fundamentales".


Lola Garzón, que se sumó al optimismo de cara al futuro, aportó la visión docente sobre el cambio de mentalidad actual: "Vemos en nuestros estudiantes que son más conscientes de la sostenibilidad, del emprendimiento... Los jóvenes están preparados para ese cambio de paradigma, pero no lo tengo tan claro que nosotros sí. Es un punto de vista diferente". 

Más voces que compartían la visión positiva -pero esta vez desde el bando financiero- eran las de José Gil, pero eso sí advirtiendo el cada vez mayor endeudamiento del sector público. "Los préstamos a los particulares no paran de caer, pero en el sector público cada vez concedemos más y es una amenaza que pongo sobre la mesa. ¿Quién va a pagar la fiesta? ¿Subiendo los impuestos?". El conseller Soler respondió que "la fiesta la pagaremos todos, nuestra generación y las que vienen por detrás porque el dinero no cae del cielo. Hay que proyectar una planificación del pago de la deuda en el medio y largo plazo. El papel de las administraciones públicas es muy importante empezando por Europa, que no es la Europa de 2012 sino la de las grandes líneas estratégicas, digitalización, medio ambiente... Los 140.000 millones de ayudas que van a llegar a España son de todos, por lo que hay que garantizar la eficacia, diligencia y la seguridad jurídica.

El papel del sector financiero fue otro de los aspectos que se abordaron en este más que interesante desayuno. "El papel de las entidades a la hora de acompañar a sus clientes es fundamental como también lo es estar al lado de las pymes con esos 140.000 millones que están por venir, pero no todas las empresas podrán salir adelante. El sector ha sido clave desde el inicio de la pandemia por la capilaridad que tenemos", manifestaba Fernando Canós. En la misma línea se pronunciaba Antonio Cuadrado: "Hemos estado apoyando tanto con ayudas directas como indirectas sobre todo a los colectivos que más han sufrido como pymes y autónomos. El papel de las aseguradoras ha sido muy importante donde se han mantenido las primas y el fraccionamiento del pago, lo que hay que poner en valor. Entre todos hemos de salir de aquí aunando esfuerzos".


Pilar Bernabé destacaba el "vital" papel del sector financiero. "Venían de una crisis donde se tuvieron que reconvertir, se han reforzado y han puesto el foco de servicio casi público, recuperando la relación cliente/banco"; mientras asentía José Miguel Lorente subrayando tres puntos como "el papel de financiadores, de canalizadores de las ayudas públicas y de impulsores de proyectos basados en la economía circular, sostenibilidad y tecnología, que vertebran gran parte de las ayudas europeas". Palabras compartidas por Gustavo López destacando en "poner al cliente por encima de todo, ofreciendo soluciones de liquidez y asegurando los servicios financieros a toda la población". 

"El esfuerzo de las entidades financieras ha sido mayúsculo como también el de la Generalitat Valenciana y el del Ayuntamiento de València para hacer llegar el dinero a las empresas", manifestaba Jorge Linares. Lo hacía incidiendo en la "necesidad de impulsar los nuevos proyectos de digitalización donde necesitamos todas las manos posibles". Y sin olvidar el papel de la banca en "las iniciativas solidarias" como añadió José Gil.

Digitalización

El sector bancario tiene claro que la digitalización es una oportunidad que no pueden perder y más en estos tiempos de tipos de interés negativos, de competencia fintech/bigtech y de la caída de la rentabilidad. Así fue algunos de los banqueros presentes ofrecieron datos de sus entidades donde la operativa digital arrasa en estos tiempos. A modo de ejemplo, José Miguel Lorente reconoció que "la banca se tenía que adaptar a los nuevos modelos de clientes que se plasma en la omnicanalidad. Hay que poner la tecnología al servicio de las personas en un sector como el bancario cuyo cambio ha sido muy abrupto y es un proceso imparable que no tiene vuelta atrás".

Finalmente, y preguntados sobre las oportunidades de negocio en la era postcovid, los asistentes coincidieron en el tema del emprendimiento aprovechando el potencial que ofrece València y su polo de atracción. Todo ello teniendo en cuenta que "esta crisis debe ser vista como una oportunidad" como subrayó Vicent Soler como broche final a este desayuno; mientras Enrique Lucas lo cerraba respondiendo al conseller: "Como bien dices hay una gran oportunidad de cambio en el modelo que va a significar una inevitable reconversión; como también hay motivos para ser optimista aunque tengo serias dudas de la llegada de los fondos europeos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email