Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Desconcierto y fragilidad

Frágiles somos todos y en circunstancias como las actuales más. A los políticos se les exige que cumplan con las expectativas y que no generen desconcierto. De acuerdo que el Covid-19 lo está arrasando todo, pero en medidas tan sensibles como es el caso de los niños no pueden ir y venir como si nada

24/04/2020 - 

Tranquilizar y rectificar. No pasa nada si se cambia el rumboEn un momento como este es complicado reclamar tranquilidad, pero nuestros gobernantes tienen que estar y transmitir seguridad y confianza. Y algo muy importante, comunicar y comunicar bien. No es superfluo. Los ciudadanos necesitan información clara porque la situación de confinamiento se alarga y así va a durar una temporada. Mucho hemos hablado de la comunicación, de las estrategias, del marketing monclovita, de Iván Redondo, del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez o del otrora mediático vicepresidente Pablo Iglesias. No lo han hecho bien. El propio Iglesias ha asegurado que han comunicado mal y han generado malestar social. Es un eufemismo escuchar al ministro de Sanidad, Salvador Illa, decir que ·este es “un gobierno que escucha y por ello los niños podrán dar paseos, y cuando digo paseos son paseos”. Lo vamos a dejar ahí. Una rectificación en toda regla necesaria. No había sentido común en la primera decisión. Ahora está por ver como se ejecuta la medida. Y otro episodio controvertido. Escribí aquí que las comparecencias del comité técnico con Fernando Simón, el JEMAD, los DAOS de Policía Nacional y Guardia Civil traerían consecuencias. Son, han sido el cortafuego de los políticos. Le ocurrió al General de Brigada de la Guardia civil, José Manuel Santiago, manipulado y utilizado cometió el “error” o como queramos llamarle de revelar las prácticas de control del Gobierno. Lo que no se puede consentir es que asuma el General las actitudes de otros. Decía Pablo Casado “usen mascarillas y no mordazas”. No sé si es tan descarnado lo ocurrido pero muchos han sentido estos días que se ha maltratado a la Guardia Civil sin necesidad.

Prudencia porque seguimos en Estado de Alarma. Tampoco se pueden generar expectativas sobre el período de “desescalamiento”. Está bien que se elaboran planes y protocolos de cómo afrontar la apertura de la sociedad. Tendrá que ser gradual como apuntaba Sánchez pero con mucho tino. “Un paso adelante puede ser un paso atrás”,-Sánchez dixit-. Las cifras siguen estando ahí. Dicen que superado el pico ya se puede pensar en preparar el futuro.  Los ciudadanos tenemos que ser conscientes del momento. Seguir manteniéndonos en el confinamiento, asumir las medidas de higiene y por supuesto cumplir con las disposiciones de las autoridades.  El sector sanitario espera estos próximos días para comprobar si la incorporación de trabajadores  de los sectores no esenciales provoca algún rebrote. Ya nada va a ser igual. Tenemos que cambiar de comportamientos de hábitos de vida, de forma de trabajar,-teletrabajo-, de cómo socializar y cómo encarar nuestro futuro. Y no nos olvidemos tampoco de la necesaria reparación y gestión del duelo de todas las familias que han perdido a un ser querido. También habrá que asumir el shock que ha sufrido toda la sociedad en especial los trabajadores sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, miembros del ejército, limpiadores, mercados, supermercados, tiendas de alimentación, medios de comunicación…todos los que han estado y siguen estando en primera línea.

 

Coronavirus y pactos. El duende político no para quieto. Preceptivamente es necesario un Pleno del Congreso para la nueva prorroga del Estado de Alarma. Con el curioso resultado que en Moncloa deberían analizar: los socios de investidura ya se retiran paulatinamente. De las abstenciones al voto negativo. Así que la fragilidad se ha instalado en el ejecutivo. Y no solo por estas desafecciones sino también por las divisiones internas con su socio de Gobierno, Pablo Iglesias, sino también entre las propias filas socialistas. Los barones del PSOE tampoco se callan y no entienden muchas de las medidas que se toman. O las que anuncian y luego se rectifican. También ha habido muchas críticas de la oposición a las decisiones gubernamentales pero el PP de Pablo Casado le da su apoyo. Al final su encuentro telemático se resolvió con la creación de una comisión parlamentaria y no de una mesa de Pactos de la Moncloa (II) como supuestamente pretendía Sánchez.  Casado fue inflexible y muy crítico. Las diferencias persisten entre ambos líderes políticos. Y todos contentos o eso parece. Al final tendremos que felicitarnos porque al menos hay algún acuerdo sobre algo. El PP no podía “no estar” en esa negociación aunque hubiera discrepancias internas sobre el asunto. Están aunque lo hagan de manera crítica.  La mesa de reconstrucción parlamentaria tendrá la presencia de todos los grupos políticos. Ahora habrá que negociar quién preside y como se articula. El caso es que todavía no se constituye. Parece que necesitan tiempo, no sabemos para qué. El futuro está encima de la mesa y hay que implementar planes para que este país salga adelante.

Ejemplos de empatía. Casi nos acostumbramos por nuestra labor periodista de estar siempre a la contra del gobierno y los políticos. Pero por fortuna en ocasiones vemos que ni todos son iguales ni todas las actitudes son irresponsables. Y también hay que destacarlo. En tiempos de crisis siempre surgen hombres y mujeres que entienden lo que ocurre y que se muestran naturales y solidarios con el dolor y el sufrimiento de los ciudadanos y que además interpretan lo que ocurre con sentido común, solidaridad y generosidad. Lo hemos visto en la Comunitat Valenciana. El propio President Ximo Puig ha alabado el apoyo de la oposición en estas circunstancias. Le ha respondido con la misma actitud la presidenta del PP, Isabel Bonig, con empatía y crítica positiva como corresponde. En Madrid lo hemos contemplado en el cierre de la morgue del Palacio de Hielo. La ministra de Defensa, Margarita Robles junto con la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida clausuraban emocionados con palabras de orgullo y sentimiento por el delicado trabajo realizado en ese lugar. Son ejemplos que reconfortan a los ciudadanos y que hay que destacar porque no todo es exabrupto e insulto. La generosidad, solidaridad y la humanidad no tienen porque están reñidas con la política. 

Las frases de la semana

Salvador Illa, ministro de Sanidad: “No estamos en la desescalada. Estamos en fase de confinamiento y alarma” ¡No lo debemos olvidar. Es momento de prudencia! 

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “Ha llegado la hora de que la política esté a la altura. Nadie de buena fe discute los acuerdos para la reconstrucción del país”¡Se pide generosidad pero hay que ser flexibles con todos!

Pablo Casado, presidente del PP: “"Esto no es una guerra como le gusta decir al Gobierno, esto es una hecatombe" ¡Pero es momento de estar ahí. Lo demandan los ciudadanos!

José Luis Ábalos, ministro de Transporte y Movilidad: “Tenemos que ser conscientes de que pinchar el pacto supondría pinchar la esperanza que el conjunto de la ciudadanía merece tener en sus representantes” ¡Todos de acuerdo, hágase!

Pablo Iglesias, vicepresidente Social del Gobierno: “La humildad y la autocrítica será nuestra seña de identidad” ¡Como la semana pasada, seguimos costando hasta diez…!

Meritxell Budó, consejera de la Presidencia y portavoz del Govern: “En una Cataluña independiente no habría habido ni tantos muertos ni tantos infectados”¡Una tontería detrás de otra. No merece más comentario!

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell: “Si se hubieran tomado medidas en Madrid antes, la evolución del virus hubiera sido diferente” ¡Si, si,…ahora hay que resolver y sobre todo pensar en el día después!

Ximo Puig, president de la Generalitat: “Quiero pedir perdón a los sanitarios que no tuvieron en algún momento la protección necesaria. Pediré disculpas ahora y las veces que haga falta". ¡Bien por el President. Se agradece que un político pida perdón!

Javier Lambán, presidente de Aragón: “Se me antoja muy difícil que después de esta situación se pueda mantener la gobernanza con el apoyo de esos partidos que ante las dificultades actuales no están arrimando el hombro” ¡Dosis de realidad y quizás un marco político nuevo!

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura: “Esta crisis se llevará por delante  a toda la clase política española” ¡Siempre tan clarividente. En general los políticos se han vistos superados por la situación!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email