Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A LA ALCALDESA DE GANDIA

Diana Morant: "Gandia ha renacido económicamente y en reputación"

5/01/2019 - 

GANDIA.La alcaldesa de Gandia analiza lo acaecido en el pasado año, marcado por las inversiones públicas y privadas. Además, mira hacia el futuro, asegurando que Gandia debe apostar por el deporte, la innovación y la tecnología para convertirse en una ciudad saludable y tecnológica. Llegamos al final de 2018…  

-¿Con qué se queda de este año?
Me quedo con la esperanza de estar abriendo una nueva época para Gandia. Nos encontramos con una ciudad dividida, que había perdido su reputación y convertido la pobreza del Ayuntamiento en la pobreza de toda una ciudad. Por ello, fue necesario tomar decisiones muy complicadas que ahora se han traducido en un nuevo renacimiento de la ciudad, tanto económicamente como en reputación. Ahora estamos otra vez en una ciudad que funciona y se ve porque tanto la administración pública —ha tenido la mayor inversión Pública por parte de la Generalitat de la historia—como la inversión privada y empresarial —ampliación de la línea Marítima de ferri de Trasmediterranea, construcción de un hotel y de una residencia…— ha vuelto a creer en Gandia. Gracias a que Gandia ha recuperado su credibilidad y reputación, vuelve a funcionar. 

-¿Qué tres medidas destacaría?
Una medida básica era reordenar el tema económico; pagar a los proveedores no era solo un problema del Ayuntamiento sino resolver el problema de la ciudad. Ahora, los trabajadores cobran al día por su trabajo y la riqueza de Gandia está repartida en los bolsillos de los ciudadanos. Otra prioridad era recuperar el diálogo con la ciudadanía, con las entidades financieras y con las otras administraciones porque sin diálogo la ciudad se bloquea. La tercera apostar por la propia ciudadanía y los proyectos de la ciudad y para ello hacía falta ser honrados, honestos y no prometer lo que no le va a dar a la ciudadanía.

-¿Qué se os ha quedado en el tintero?
Hemos apostado mucho por los pequeños proyectos que repercuten en el día a día de los ciudadanos pero quedan otros pendientes, como una gran apuesta por sus infraestructuras deportivas. Además, la sociedad está viendo en el deporte una vía para tener una vida más saludable y, por tanto, la ciudad también puede ser una infraestructura deportiva (sendas urbanas, mejores pabellones…). Otra línea de futuro a desarrollar es que Gandia crezca en el proyecto de Smart City. Sus ciudadanos deben conocer más el funcionalmente de la ciudad —lo que se denomina el open data— porque así podremos contribuir mejor a que la ciudad funcione, cambie o incluso cambiar tendencias. Habría que ambicionar a que Gandia fuera una ciudad más tecnológica e innovadora, dentro del proyecto de Gandia ciudad de la ciencia y la innovación o del turismo inteligente. 

 

-En este sentido, el acuerdo entre Global Omnium y Vodafone va ser un revulsivo para la ciudad…
Exacto, Gandia va a tener desplegada la Narrow Band y, entre otras cosas, va a permitir el control de los parkings, del ruido casi en tiempo real o incluso de la contaminación de la propia ciudad para regularlo o que el viandante elija el camino que mejor le convenga. Estas acciones se están haciendo en otras ciudades y nosotros, por culpa de la escasez de recursos, no hemos podido adoptar. La Gandia del futuro pasa por incorporar tecnología e innovación. 

-Hace cuatro años se presentó con la idea de que Gandia y, en especial el barrio de Rois de Corella, tuviera un hospital de crónicos, ahora han presentado un Centro de Salud Integrado… ¿es el Rois de Corella el barrio olvidado de Gandia?
No es verdad. En un principio dibujamos sobre aquel edificio una rehabilitación que iba a albergar también un espacio hospitalario de crónicos. El gran problema fue encontrarse con la realidad de las cosas: El Partido Popular, que gobernaba en aquel momento en Gandia y en la Generalitat, no tenía un plan. Hemos tenido que estar tres años planificando un plan para ese edificio al que se le había retirado la licencia y que, con los planes de edificación actuales, era imposible que la consiguiera. Por tanto, quedaba descartada su rehabilitación y, al tener que reconstruirlo de nuevo, la Generalitat Valenciana considera que a día de hoy no va a construir el hospital de crónicos, pero tiene la reserva de suelo en el caso de que en un futuro haga falta. Por tanto, es verdad que ha habido un tiempo en el que el barrio de Roís de Corella ha sufrido porque no había un plan que ejecutar pero lo que se está planeando es de una envergadura que va a volver a convertir al barrio en un motor socioeconómico importante. 

-Después de las críticas de que “Gandia está sucia” ha aumentado el presupuesto de limpieza a 900.000 euros, ¿le preocupa que hayan tachado la medida de electoralista?
El Ayuntamiento tenía una deuda sin saldar con la contrata de 16 millones de euros, de manera que, por ejemplo, se había dado el caso de trabajadores que no cobraban la mensualidad o la cobraban muy tarde. Primero tuvimos que pagar los 16 millones de euros a la empresa de limpieza de calles y, una vez saldados, la empresa pudo volver a invertir. No tacharía nunca de electoralista la situación de estabilidad que hemos generado. Una buena gestión económica del ayuntamiento se traduce en mejores servicios.

 “En Gandia se ha producido una gobernabilidad estable que ha hecho que todos los parámetros socioeconómicos de la ciudad sean mejores que cuando encontramos la ciudad”



-Todo apunta a que la Universidad Católica no se instalará en Gandia… ¿a qué se debe? ¿es un fracaso para la ciudad?
No me atrevería a afirmar eso. De hecho, voy a desmentir rotundamente que ni yo ni este Gobierno ha roto ningún acuerdo con la Universidad Católica porque ese acuerdo que el señor Torró dice que firmó con la Universidad Católica no tiene sustento legal, no es verdad y no se tradujo en un compromiso firme de la Universidad de ocupar el edificio de Correos. De hecho, al principio de la legislatura tuve una reunión en el que confirmaron que no era un proyecto que pudieran seguir adelante porque había una gran suma de dinero para rehabilitar y porque no era el espacio conveniente. Por ello me he mantenido al margen de una polémica que considero estéril y malintencionada pues ni yo ni este Gobierno le hemos dicho “no” a la Universidad Católica. 

-A escasos cinco meses de las elecciones, ¿puede hacer un balance de gobierno?
 
Creo que es un gobierno ejemplar. Gandia vio la necesidad de apartar a un gobierno que estaba siendo investigado por un caso de corrupción, por el oscurantismo y por una mala gestión del Ayuntamiento para provocar una regeneración política que se resolvió en esa investidura en la que confluyeron tres formaciones políticas distintas. Y además, se ha producido una gobernabilidad estable que ha hecho que todos los parámetros socioeconómicos de la ciudad de Gandia sean mejores que cuando encontramos la ciudad: 70 millones de euros menos de deuda, 2.111 personas más trabajando en nuestra ciudad, un incremento en las ayudas sociales y una inversión pública de más de 50 millones de euros. No recuerdo ninguna fotografía de Arturo Torró con ningún conseller o empresario anunciando ninguna inversión en Gandia. Por tanto, hemos sido un gobierno honrado, productivo, plural y que ha demostrado que la política consiste en el diálogo y la búsqueda de consensos porque así representamos mejor a la ciudadanía.

 
-¿Le preocupa el auge de VOX y el impacto que pueda tener en las próximas elecciones en Gandia?
Temo a VOX en general, no solo en Gandia. Temo a la extrema derecha y que tenga la capacidad de calar en una ciudadanía que todavía lo está pasando mal. La solución no es la ultraderecha, la solución es la política fuera del Fascismo y de la Ultraderecha. Por ello, le pediría al ciudadano que lo está pasando mal que reflexione y que no se quede con el discurso fácil porque detrás se esconden muchas mentiras. Creo que Gandia, que es una ciudad culta y educada, podrá hacerle frente a la ultraderecha. La temo porque para mí es un instrumento de destrucción y no de construcción, que va en contra la democracia y yo estoy aquí para defenderla. 

-Dígame, ¿ve viable que se vuelva repetir un pacto de la izquierda?
Estoy absolutamente convencida. Ha sido un pacto saludable en el que incluso hemos conseguido los apoyos puntuales de Ciudadanos en los momentos que hacía falta. Hemos protagonizado una etapa política de altura y épica porque veníamos de la anormalidad, de la ilegalidad, de medidas inconstitucionales… Por tanto, si hemos sido capaces de construir todo lo que estaba destruido, tenemos la obligación de dar la certeza de que en Gandia vamos a ser capaces de volver a construir un proyecto de estabilidad desde la izquierda. 

No recuerdo ninguna fotografía de Arturo Torró con ningún conseller o empresario anunciando ninguna inversión en Gandia


-En mayo encabezará por segunda vez la lista del PSPV, ¿quién le gustaría que le acompañara en su lista?
Hace cuatro años le pedí a mucha gente que me ayudara a construir un proyecto de valores, no de votar a una Diana Morant que en aquel momento era casi una candidata desconocida, sino que al rodearme de gente como Joan Muñoz o Lidia Morant, me ayudaban a que el proyecto del PSPV fuera un proyecto cultural y que apostaba por el deporte. A día de hoy estoy aún más segura que acerté con las personas que me acompañaron y, por tanto, no veo grandes cambios en un equipo que se ha demostrado bueno para Gandia. 

-Dígame, ¿qué nuevas propuestas piensa llevar a la ciudadanía?
Una vez aprobado nuestro comité electoral (en enero) se pondrá en marcha la maquinaria de nuevo para escuchar a la ciudadanía. Repasaremos de nuestro propio programa electoral aquellas cosas que no hemos sido capaces de llevar acabo, que ya apunto que no han sido muchas. Eso demuestra el éxito de la coalición pues los propósitos comunes e individuales con los que nos presentamos cada uno a las elecciones los hayamos cumplido prácticamente en su totalidad significa que hicimos un proyecto realista y que estábamos en la línea que pedía Gandia. Vamos a seguir sentándonos con la gente para elaborar el proyecto futuro porque nuestra vocación sigue siendo solucionar los problemas de la gente y construir el proyecto colectivo que quiere la ciudadanía para el futuro de la ciudad. No voy a apuntar a cosas muy concretas pero efectivamente volveremos a ser la formación que se presenta con el programa de la ciudadanía de Gandia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email