Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el concurso se licitó hace más de un año

Diaverum se adjudica los últimos lotes de la hemodiálisis de la sanidad valenciana

15/07/2020 - 

VALÈNCIA. El concurso para ofrecer el servicio de hemodiálisis a cuatro departamentos de la sanidad pública valenciana -Vinaroz, Arnau de Vinalova-Llíria, La Fe y el Hospital General de València- ha sido finalmente adjudicado tras más de un año a vueltas con continuos aplazamientos en la apertura de sobres y una pandemia mundial de por medio. 

Fueron cuatro las compañías que presentaron varias ofertas para prestar el tratamiento para la insuficiencia renal en estos cuatro lotes -Diaverum, Avericum, Fresenius y Ribera Salud-Quilpro SL-, que volvían a sacarse a concurso tras quedar desiertos en el primer intento de licitación, un proceso resuelto a trompicones entre desestimaciones y recursos. 

Finalmente, tal y como consta en la adjudicación del concurso, la multinacional sueca Diaverum es la mejor posicionada para adjudicarse los cuatros lotes. El precio de licitación salió por 46 millones de euros, con una posibilidad de prórroga por un plazo máximo de 24 meses con posibilidad de modificarlo en un 20% y un valor estimado de 86 millones de euros. 

En el caso del lote de Vinaròs, Diaverum obtuvo una puntuación de 97, frente a los 36,5 de Ribera Salud-Quilpro SL. En el lote 2, Arnau de Vilanova-Llíria, Diaverum sumó 90,94, frente a los 88,61 de Avericum y los 75,28 de Ribera Salud-Quilpro SL. Mientras, en el lote 3, La Fe, Diaverum obtuvo 94,2, Fresenius 90,75, Avericum 88,61 y Ribera Salud 76,78. Por último, en el lote del General, Diaverum obtuvo una puntuación de 91,92, Avericum 89,61, Fresenius 89,24 y Ribera Salud 76,70.

Cabe recordar que elc oncurso fue paralizado por un recurso de la asociación contra las enfermedades del riñón Alcer Túria recurrió el concurso aludiendo a la omisión en los pliegos de la licitación de la obligación del adjudicatario de subrogarse como ocupador de los trabajadores de las contratas que ya prestaban el servicio o que los criterios marcados para la adjudicación no fueran solo lo más ventajosos económicamente para la administración, sino también por parámetros de eficacia. Sin embargo, ésta fue desestimada.

El primer concurso, donde se licitaron los 16 lotes, fue publicado el 2 de septiembre de 2016 en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana. Mientras, estos cuatro lotes continuaban coleando cuatro años después. El contrato inicial que salió a licitación preveía un ahorro de unos siete millones de euros anuales. De 2008 a 2011 el servicio costó 55 millones anuales que nunca se cubrían con el presupuesto y las facturas que quedaban se guardaban en el cajón.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email