X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA AL DIRECTOR GENERAL DE ESIC

Eduardo Gómez: "En ESIC estamos convencidos de que a más tecnología más humanismo"

2/04/2019 - 

VALÈNCIA. ESIC Business & Marketing School congregaba este lunes en València a más de 300 personas en IMAT, el Simposio de Innovación Aplicada de ESIC. Celebrado entre el 1 y 2 de abril en el Hotel Balneario Las Arenas, nació en 2014 con la motivación de analizar la innovación educativa.

Con su sexta edición en marcha, el director general de ESIC, Eduardo Gómez, explica la necesidad de aumentar las habilidades humanísticas cuanto más tecnología entra en el terreno de la educación y la sociedad. Antropología, inteligencia emocional, inteligencia artificial o realidad aumentada son algunas de las claves que se plantean en el modelo educativo del futuro. 

- ¿Qué se han encontrado los asistentes en IMAT 2019?

- Han encontrado un espacio donde poder pensar. Cuando todo cambia o se prevé que cambie tanto creo que es fundamental pararse y pensar. Santa Teresa de Jesús -lo digo porque yo soy de Alba de Tormes, donde está enterrada esta santa- decía que en tiempos de tribulación no hay que hacer mudanzas. Cuando las cosas están complejas hay que quedarse quietos, no tomar decisiones. En tiempos de disrupción es mejor pararse y pensar, no tomar decisiones apresuradas. 

Se van a encontrar cuestiones interesantes como el funcionamiento del cerebro humano a la hora de aprender. Temas del futuro, singularidad tecnológica, nuevas tecnologías, digitalización y de cómo puede afectar esto a la educación.  También con un componente de humanismo transversal a todas las ponencias que es fundamental. Estamos convencidos en ESIC que a más tecnología, más humanismo. 

- ¿Cuanta más tecnología utilicemos más conocimiento humano necesitamos?

- Exactamente. Cuanta más tecnología tengamos hay que incluir a nuestros alumnos habilidades, destrezas, que es volver a lo cuantitativo. En las carreras y en los posgrados lo cuantitativo se ha visto reducido de una manera brutal y más que nunca es fundamental eso del data driven, que la toma de decisiones de las empresas la impulsen los datos y no las intuiciones y otras cuestiones. Ante eso, que hay que hacerlo, también debemos volver a lo humanístico, a la pregunta por el hombre y la mujer de nuestro tiempo. Su ser ontológico, su ser filosófico incluso, porque también es correlativo. Si conocemos mejor al hombre de hoy entenderemos mejor la sociedad. 

- Entonces, ¿a más tecnología más humanismo?

- En nuestros programas debemos incluir transversalmente en toda la educación en general, desde el pequeño hasta la educación superior y los doctorados, temas como las humanidades, filosofía, ética, estética o la antropología. Pero también tenemos que tener asignaturas propias, verticales que profundicen mucho. Por ejemplo, en ESIC hemos incluido dos en todos nuestros programas: por un lado antropología, donde intentamos profundizar y volver a la esencia de lo que nos hace hombres y mujeres, y después otra que se llama pensamiento crítico, porque creemos que en este tiempo es fundamental para que nuestros alumnos sepan discernir a partir de conocerse uno mismo mucho más. 

- ¿Cuáles son las últimas tendencias en Educación?

- Hay una tendencia clara que es el volver a conectar lo educativo con la empresa. Tenemos que tener claro que formamos a nuestros alumnos para que puedan valer al mundo empresarial. La construcción de programas que tenemos que hacer nosotros atiende al mundo empresarial, generando el perfil de salida del egresado y así retrocediendo hasta configurar el programa. Otra es apoyarnos en las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, el machine learning, la realidad virtual o la realidad aumentada para enseñar o aprender de otro modo. Formatos más flexibles, más ágiles, en definitiva, que podamos aprender lo mismo o más con menos tiempo y esfuerzo, creo que ahí está la clave. 

- CEOs de grandes tecnológicas llevan a sus hijos a colegios donde la tecnología no tiene cabida. ¿Qué sentido tiene?

- Como en todo, estamos en el mundo de lo extremos. A veces los hombres tendemos a tecnologizar todo, como muchas instituciones educativas que pueden poner el aula llena de cacharros, y otros, como alguna universidad o escuela norteamericana, hacen dejar móvil, portátil o tablets a la entrada de la clase. Como decía Aristóteles, en el medio está la virtud y debemos tomar la tecnología, porque no podemos darle la espalda, como un medio que nos ayude a conseguir nuestros fines, ya sean el educativo u otros. 

- ¿Hay nuevas herramientas educativas a las que se les esté prestando más atención?

- Hay una herramienta tecnológica muy importante que es la realidad virtual. En un instante te puede trasladar a cualquier sitio y cualquier circunstancia y puede ayudar mucho como complemento a la información. En uno de nuestros programas estamos haciendo un simulacro de una toma de decisiones pilotando una avión. Es muy complejo pilotar un avión, la realidad virtual te lleva casi a sentir lo mismo y la toma de decisiones que tienes que ir generando en un avión es muy importante para luego hacer una pausa en el aula y analizar este tema tan fundamental como qué es la toma de decisiones y cómo puede organizarse para ser más eficaz y eficiente. 

- ¿Y hacen falta más habilidades tecnológicas?

- Yo creo que no. Para qué vamos a insistir en centrar muchos esfuerzos en un centro educativo a enseñar idiomas si mañana te pondrán un chip y podrás hablar en cualquier idioma del mundo. Para qué vas a enseñar a programar en C++ si lo van a hacer mejor las máquinas. Dedícate a enseñar las cosas que van a ser solo tuyas como hombre y que la máquina nunca te va a quitar, como el pensamiento crítico, el trabajo en equipo, la comunicación, la sensibilidad o la belleza. 

En el encuentro mi ponencia se titulaba: "en el futuro siempre habrá peluqueros". ¿Por qué? Porque la inteligencia artificial mañana mismo podrá sustituir a un contable de una empresa pero no a un peluquero. Hace unas semanas en el Mobile World Congress de Barcelona contemplé como un robot tocaba el piano. Una pieza maravillosa de Beethoven. Y yo me atrevía a afirmar: "la partitura siempre la seguiremos escribiendo los humanos". Centrémonos en lo nuestro y en nuestra contribución.

- ¿Faltan asignaturas de habilidades emocionales?

- De inteligencia emocional, de empatizar, de cosas que nos ayuden a conocernos a nosotros mismos, el pensamiento crítico. Todas son fundamentales. El emprendimiento. Todas son asignaturas vitales e incluido con esto están el arte y la belleza, conceptos muy filosóficos.

- ¿Qué importancia tienen estos eventos para la comunidad educativa?

- Para nosotros tienen una importancia grande porque nos hacen tomarnos en serio la innovación en la educación. Por lo menos, nos pone alerta para que no se cumpla eso de, en casa de herrero cuchillo de palo. Y segundo, compartimos con toda la comunidad educativa a que todos podamos mejorar en cómo educar, que al final es de lo que estamos hablando. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email