Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

premio nacional del cómic 2016

El alicantino Pablo Auladell dibuja la última película de Gonzalo Suárez

21/02/2019 - 

VALÈNCIA. (VP/EFE). El ilustrador alicantino Pablo Auladell (premio Nacional del Cómic en 2016) es el autor de los dibujos que dan forma a la última película de Gonzalo Suárez, El sueño de Malinche, cinta ambientada en el periodo histórico de la conquista de México que se estrenará el próximo día 25 en el Museo del Prado.

Según un comunicado remitido por la productora de la película, la película de Suárez es una "pieza poemática y una fábula atemporal" acerca del encuentro entre Hernán Cortés y Moctezuma, y da especial relevancia a la figura de La Malinche, una de las esclavas ofrecidas por los mayas al conquistador español que acabó convirtiéndose en su intérprete, consejera y madre de su primer hijo, Martín.

La idea de Suárez fue mostrar "cómo la palabra en la boca de una mujer condicionó de forma decisiva la relación con Moctezuma y la conquista de México", ha explicado el propio cineasta en el mismo comunicado.

El formato de la película se basa en encuadres y movimientos de cámara que recorren las ilustraciones creadas por Auladell para el proyecto, acompañadas de una banda sonora y de los diálogos que conforman el guión escrito por Suárez.

"Al principio", ha manifestado el dibujante, "pensamos en trabajar con ilustraciones simbólicas en un formato muy grande", con el fin de que la cámara pudiera detenerse en todos los detalles.

A lo largo del proyecto, que ha ocupado "un año de trabajo" por parte de Auladell, Suárez optó por un "lenguaje más dinámico" en el que se incluyeron insertos de montaje, "con lo que pasamos a dibujos más pequeños con los detalles específicos que me iba pidiendo", ha señalado el ilustrador alicantino.

No es la primera vez que Auladell trabaja con textos basados en hechos reales ya que su cómic Soy mi sueño (Edicions de Ponent, 2008) ya se basaba en un guión de Felipe Hernández Cava que "fabulaba historias ocurridas durante la II Guerra Mundial".

Y, el mismo año, ilustró para la editorial Edelvives uno de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, el correspondiente al sitio de Zaragoza.

En este caso, no obstante, la Historia viene matizada con "el enfoque poético" con que Suárez narra "algo tan fascinante y aún lleno de misterio como la conquista de México".

Auladell ha declarado que previamente había participado "en algunos proyectos audiovisuales, pero nunca para el cine".

El principal reto que encaró en este proyecto fue "la búsqueda del tono adecuado para responder gráficamente al mundo poético desplegado por Gonzalo", ha dicho.

"La referencia para dibujar a los personajes fueron siempre las palabras que pronunciaban, ellas me daban el gesto y el misterio", ha aseverado.

Tras crear los diálogos de la película y grabarlos con las voces de un reparto que encabezan Ana Álvarez, Marian Álvarez y Carmelo Gómez, junto a una banda sonora creada por Luis Mendo y Bernardo Fuster, el siguiente paso fue buscar una manera de ilustrarlo, han indicado desde la productora.

Y entonces, Suárez vio un ejemplar de El Paraíso Perdido, el libro con el que Auladell ganó el Premio Nacional de Cómic de 2016.

"Inmediatamente me puse en contacto con él", ha recordado el autor de películas como Remando al viento, Ditirambo o Don Juan en los infiernos. "Era lo que estaba buscando", ha continuado.

"Es un dibujante excepcional y tiene un estilo que lo emancipaba de los estereotipos y proporcionaba emoción a las palabras", ha asegurado Suárez.

El sueño de Malinche, producida por Joaquín García-Quirós, también se va a presentar en formato de libro ilustrado, con los textos y los dibujos creados por Suárez y Auladell para la película, publicado por la editorial La Huerta Grande.

Noticias relacionadas

sillón orejero

Los tebeos de Peñarroya; censurado en el franquismo por no mostrar "felicidad"

Por  - 

Tras la guerra, en la que luchó en el bando republicano, el castellonense José Peñarroya se puso a trabajar en una empresa de licores como contable hasta que le reclutó la editorial Bruguera. Allí, en los años de esplendor del tebeo infantil, creó numerosos personajes que solían estar marcados por la mala suerte y acabar molidos a palos. En el caso de Don Pío, con su visión de la familia de clase media, un hombre que recibía palizas de su mujer, hizo intervenir a la censura franquista que no podía aceptar que un matrimonio no fuese "feliz".

SILLÓN OREJERO

Sturmtruppen, la tira cómica que se burlaba de los soldados del III Reich

Por  - 

En pleno debate por los límites del humor y de la ficción, tras la retirada incluso de un episodio de Fawlty Towers de los servicios de streaming de la BBC, en el mundo del cómic viene el recuerdo de Sturmtruppen. El italiano Bonvi se dedicó durante décadas a hacer humor con el absurdo de la disciplina militar utilizando como personajes a soldados de la Wehrmacht. En sus tiras retrataba a desgraciados, carne de cañón, y oficiales psicópatas, pero en sus gags también aparecía el Holocausto.

sillón orejero

Trashman, un superhéroe radical de izquierdas dibujado en el San Francisco de los 60

Por  - 

Hijo de un español y apodado "Spain", Manuel Rodríguez nació en Búfalo en 1940 y formó parte del comix underground en los convulsos 60 estadounidenses. Era uno de los dibujantes favoritos de Robert Crumb, que le incluyó en el staff de su revista Zap junto a Gilbert Shelton. Su creación más célebre fue Trashman, un superhéroe en una distopía estadounidense tras la guerra nuclear. Lucha para la Sexta Internacional y sus poderes desaparecen si no hay contaminación en la atmósfera. Su novia, la heroína Big Bitch

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email