GRUPO PLAZA

Se compran pisos: València busca viviendas en el mercado al acudir a su concurso sólo dos propietarios

23/08/2021 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València se ha visto obligado a acudir a la compra directa en el mercado de vivienda libre al recibir únicamente dos ofertas de pisos en el concurso público abierto por la concejalía de Vivienda hace casi un año. El consistorio busca ahora en el panorama inmobiliario del Cap i Casal para engrosar su parque público de vivienda social ante la poca atracción generada por la licitación municipal, cuyo presupuesto total ascendía a un millón de euros.

El concurso, como publicó en su momento Valencia Plaza, fijaba entre las condiciones que los inmuebles debían estar en buen estado de conservación, habitabilidad y accesibilidad, y que debían estar libres de cargas y gravámenes, y que los propietarios no podían tener deudas con la comunidad. Asimismo, el consistorio ofertaba un precio máximo de 1.322 euros por metro cuadrado y la vivienda no podía superar los 100.000 euros. Al Ayuntamiento llegaron dos ofertas de viviendas cuyos propietarios pretenden venderlas a la administración.

Es la segunda ocasión que no acaba de cuajar esta iniciativa municipal. Ya en 2016 el Ayuntamiento lanzó una licitación con este fin, impulsada por la entonces edil del área Maria Oliver, de València en Comú -Podem-. El plan entonces "no tuvo éxito", tal y como recoge el Plan de Vivienda 2017-2022 del consistorio.

Foto: KIKE TABERNER

Los motivos de aquel fracaso, sostiene el mencionado documento, fueron "la falta de interés de los grandes tenedores de vivienda, el precio de compra, las características de las viviendas que se pedían" o "la complejidad administrativa que supone para propietarios individuales". 

Sin embargo, eso sí, el plan instaba a promover una segunda fase en la que se simplificaran estos requisitos y se adecuara el precio de compra a los que hay en el mercado. Con todo, este segundo intento del consistorio tampoco ha levantado demasiado interés entre los propietarios, pues únicamente se han recabado dos ofertas.

El consistorio se encuentra revisando las condiciones de los pisos y está en conversaciones con los dueños para consumar la compra, pero sobrará buena parte del presupuesto dedicado a este programa, por lo que se ha decidido ir en busca de inmuebles para la compra directa. Por ahora, se han detectado diferentes ofertas que podrían interesar al Ayuntamiento pero no hay nada decidido.

En este sentido, fuentes de la concejalía de Vivienda, que dirige Isa Lozano, señalan que los técnicos están verificando las características de los pisos y negociando el precio con los propietarios. "No es lo mismo que el comprador sea un particular que el Ayuntamiento, porque estamos hablando de dinero público", explican las mencionadas fuentes para subrayar que el departamento de Vivienda ha de hacer antes estudios para hacer un uso racional del dinero municipal y, a partir de ahí, acordar un precio definitivo con la otra parte.

Foto: KIKE TABERNER

En el anecdotario de la búsqueda de la concejalía se encuentran dos inmuebles que se encuentran en las inmediaciones de la Avenida del Puerto y que pertenecen a la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que preside el edil de Movilidad Sostenible Giuseppe Grezzi. Sobre ellos, en Vivienda explican que se trata de dos pisos anteriormente dedicados a oficinas pero que en la actualidad se encuentran cerrados a cal y canto y sin uso alguno. De ahí, se considera viable la compra por parte del consistorio.

Sobre el concurso público para la adquisición de vivienda, en el departamento no descartan repetir el proceso el año que viene pese a no haber causado sensación entre los propietarios de la ciudad el pasado año. Una de los problemas podría haber sido la falta de difusión del programa, o bien las condiciones reflejadas en los pliegos de la licitación. La repetición del concurso, no obstante, deberá acordarse en el equipo de gobierno durante la elaboración de los presupuestos municipales de 2022.

En ese sentido, Lozano defiende la voluntad del gobierno municipal de apostar por la compra de vivienda para construir un parque público que de respuesta a las necesidades sociales. Sobre ello, la edil indica que "la carencia prioritaria" de vivienda en València obliga a las administraciones a asegurar el acceso a un hogar, lo que es "una pata fundamental para la inclusión social de las personas, junto al trabajo".

En este sentido, huelga recordar, el consistorio está intentando otras vías para conseguir sus objetivos. Por ejemplo, ha suscrito recientemente un acuerdo con la Generalitat Valenciana para poder hacer uso del derecho de tanteo y retracto. Esto es, intervenir en algunos procesos de compraventa privada para alimentar el número de inmuebles públicos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email