X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

a través de un contrato privado de patrocinio

El Ayuntamiento de Sagunto inyectó 100.000 euros al Music Port Fest a horas de su celebración

El consistorio firmó un contrato con el festival tras meses sin encontrar la manera de darles el dinero presupuestado a fondo perdido

7/09/2019 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de Sagunto y el Music Port Fest siguen sin encontrar la manera de formalizar de manera regular la estrecha relación que pretenden tener. Según ha podido saber este diario a través del expediente oficial, el consistorio habría inyectado 110.000 euros (90.909,09 euros sin IVA) el mismo día de su celebración, cumpliendo así con la promesa presupuestaria de dar a fondo perdido esta cantidad de dinero a la iniciativa que gestiona una empresa privada. De hecho, la formalización del expediente se cierra el día 8 de julio, es decir, el lunes posterior a la celebración del mismo.

Desde el propio ayuntamiento llevaban meses sin encontrar la fórmula de satisfacer este compromiso. El año pasado, en el que no había presupuestado un solo euro, el consistorio se presentó a unas ayudas como organizador de la iniciativa sin haber firmado ningún documento oficial de ningún tipo que avalara que el festival se fuera siquiera a celebrar. No consiguieron la subvención y la corporación municipal saguntina se expuso a la posibilidad de tener que indemnizar a la empresa con cientos de miles de euros sin esta decidía denunciarle. Así fue, aunque se llegó a un acuerdo.

La fórmula encontrada y aprobada por la secretaría general y los técnicos municipales este año ha sido el de un contrato privado de patrocinio, fruto de una negociación cerrada de la que no hubo ni publicidad ni posibilidad de licitar públicamente ningún servicio. 110.000 euros para “promocionar turísticamente” Sagunto y el Puerto de Sagunto como destino cultural, sufragando los gastos de comunicación y cartelería a fondo perdido. Sin embargo, por los propios tiempos que se marcan sobre papel, se hace imposible realizar desde la firma del contrato hasta la finalización del festival (así ha de ser, según el propio documento) las acciones que se demandaban, porque la promoción y la cartelería del festival, como es lógico, no podía empezar solo horas antes de abrir las puertas. La premura por firmar el contrato antes de la celebración del festival respondería a que sería irregular patrocinar algo que ya se ha celebrado.

Foto: MUSIC PORT FEST

Este modelo de financiación no ha sido el único que estaba sobre la mesa. Según ha podido conocer este diario a lo largo de este año, el modelo de Conciertos de Viveros, que cede la gestión cultural y la taquilla a las promotoras privadas pero sufraga presupuestariamente la parte técnica a través de la licitación de un concurso público, era el preferente. La diferencia entre el modelo de València y el de Sagunto es que en esa parte musical, València no le ahorra dinero a una única empresa privada, sino al conjunto de todas las que forman parte de MúsicaPROCV, la asociación de promotoras musicales, haciendo así un reparto más equitativo entre varias empresas.

Finalmente, el Ayuntamiento ha optado por esta otra manera que es, como poco, llamativa por los tiempos, la premura, y la cantidad de dinero que se da directamente desde el consistorio, que estaría cubriendo sobre el 10% del presupuesto total del festival.

El ayuntamiento de Sagunto asegura que “tiene interés” en tener un festival de música en su programación cultural; así fue con el MBC Fest en 2015, de la que se celebró una única edición y la promotora tuvo serios problemas económicos que le trajeron no pocas polémicas; así será con el Festardor, que este año traslada su sede al Puerto de Sagunto. Sin embargo, ninguna de estas dos iniciativas contó o contará con la ayuda directa del ayuntamiento.

Culturplaza se ha puesto contacto tanto con el Ayuntamiento como con la promotora para contrastar esta información oficial. La empresa privada, Avant Pro Solutions, recuerda que esta manera de hacer las cosas responde a los tiempos de las corporaciones municipales (“nosotros no tenemos la culpa”, dicen), y en efecto, desde la aprobación de la última modificación de la Ley de Contratos del Sector Público, todos los procedimientos de la Administración se han vuelto farragosos y se dilatan de más en el tiempo. Tanto que, en su caso, solo tuvieron tres días para desarrollar toda la promoción turística que el Ayuntamiento buscaba con la iniciativa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email