GRUPO PLAZA

y crea un departamento 'ad hoc'

El Ayuntamiento de València limpia y unifica sus marcas para "poner orden en el caos"

El 'manual de marca' original databa de 1987. A partir de ahora, todos los aspectos relacionados con la identidad institucional tendrán que ser supervisados por la Sección de Normalización Documental e Imagen Corporativa

22/04/2017 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento ha aprobado la limpieza y adecuación de sus marcas y usos. La intención de crear para la ciudad "una identidad corporativa fuerte, coherente y consistente" que permita al Consistorio "adaptarse a los cambios y posicionarse a la cabeza de las nuevas tecnologías y la comunicación" -apunta la moción ya convertida en norma- ha generado un tratamiento de mínimos para el uso de sus marcas. Especialmente significativa es la adaptación de la misma a avatares de redes sociales y apps, teniendo en cuenta incluso si el modelo es cuadrado, con los ángulos redondeados o redondo por completo.

Estas especificaciones permanecían en un limbo desde 1987, momento en el que el Gobierno de la ciudad aprobó el que sería su Manual corporativo de la marca (Manual de normes gràfiques de l’Ajuntament de València). El delegado del área de Gobierno Interior, Sergi Campillo, ha impulsado este restyling que supone un punto de partida y mínimos para la imagen que se deriva del Ayuntamiento de la ciudad. A partir de este manual, Alcaldía, concejalías y otras subestructuras dependientes del mismo pasan a tener una normativa concisa a partir de la cual interpretar sus propias marcas de cara a su presencia en soportes físicos (papelería, campañas de publicidad exterior, merchandising...) y online (web, apps, redes sociales...).

"La imagen del Ayuntamiento de València es muy importante y era necesario poner orden en el caos que había hasta ahora, por eso modernizaremos y unificaremos con coherencia la marca de la institución como una forma de respetarla, preservarla y ponerla en valor", apunta Campillo tras la aprobación de su moción. Por el momento, el primer paso ha sido el de auditar la marca del consistorio haciendo una evaluación del estado actual de la imagen corporativa. Después, se ha elaborado un manual abreviado de normas gráficas que aborda los elementos esenciales de la imagen corporativa, la papelería de la institución y la imagen en redes sociales, 'apps' y páginas web.

El manual resuelve desde ya las versiones de la marca, los colores y tipografías posibles, sus posibles construcciones, espacios reservados y posiciones para impresión y ejemplos de utilizaciones tanto incorrectas como de convivencia con otras marcas.

Obligatoriedad de cumplimiento y asesoramiento para todos los departamentos en materia de diseño

Detalle de algunos de los usos indebidos y utilizados en el pasado

Sin embargo, uno de los posicionamientos más ambiciosos de la propuesta tiene que ver con el control que se hará en adelante de este manual de marca. Según establece la normativa a partir de ahora, todos los aspectos relacionados con la identidad institucional tendrán que ser supervisados por la Sección de Normalización Documental e Imagen Corporativa, la composición gráfica de la marca del Ayuntamiento y su combinación con las submarcas internas de la corporación, así como de los organismos o empresas que trabajan al servicio o en colaboración con el consistorio.

Ese mismo servicio asesorará a todos los departamentos del Ayuntamiento. Desde esta aprobación, todos los organismos autónomos, las empresas y fundaciones municipales, las entidades públicas empresariales y las empresas concesionarias también tendrán que respetar la imagen corporativa del Ayuntamiento mientras utilicen su marca y la reproduzcan. 

En toda esta puesta a punto es clave poner en valor la creación de esa nueva Sección de Normalización Documental e Imagen Corporativa, un equipo de cuatro personas conformado hace ahora aproximadamente un año. La funcionaria que era responsable de señalética para los trabajos de la habitual contrata de mantenimiento, un auxiliar administrativo y dos trabajadores extraídos de una bolsa trabajo han dado cuerpo a ese grupo de trabajo. Los dos nuevos trabajadores del Consistorio, diseñadores de profesión que presentaron su portfolio y estaban apuntados en esa citada bolsa -que tenía 20 años de antigüedad, denominada en origen de delineación- han sido los responsables de los tres primeros manuales abreviados de la marca, detalles que ha podido contrastar este diario con el concejal responsable. 

Otro detalle del manual de marca

"En este momento están desarrollando tres manuales de marca más y tenemos previsto reunirnos con los organismos autónomos porque no solo se va a ejercer una labor de control, sino que el equipo está para asesorar y ayudar a generar una imagen corporativa potente", precisa Campillo. El edil encuadra este proceso "dentro del proceso de profesionalización del Ayuntamiento" y admite que "algunos trabajos de cartelería y diseños, según la necesidad, ya se han empezado a solventar desde este equipo". No obstante, precisa que "cada concejalía decidirá para cada proyecto si necesita externalizar el trabajo por la entidad de lo que se vaya a hacer". 

Los próximos pasos

Próximamente se abordarán abordarán otros aspectos como la imagen en las comunicaciones a la ciudadanía, la papelería de Alcaldía, las publicaciones internas, la señalética de los edificios municipales, las cuestiones de imagen relacionadas con la Policía Local y Bomberos y las relativas al parque móvil y a la uniformidad. "El objetivo es transmitir una identidad unificada y potente y esto lo tenemos que hacer desde todas las concejalías, servicios, secciones u oficinas municipales, tanto si disponen o contratan profesionales de la comunicación o el diseño gráfico, como si carecen de estos", apuntó Campillo en unas declaraciones recogidas por Europa Press.

La imagen "estaba muy dispersa. Lamentablemente, en las últimas décadas no se le ha dado la importancia que tenía y tiene la marca de la institución", ha señalado Campillo, que también ha destacado que, con el paso de los años, ese proceso normativo ha dejado de ser suficiente para abordar las necesidades comunicativas de la actual época tecnológica. Hacía falta un manual de identidad corporativa solvente para poder desarrollar la imagen de la institución también las redes sociales", concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email