GRUPO PLAZA

El Botànic defiende los 1.325 millones "de justicia social" y la oposición reprocha que son "ficticios"

11/12/2019 - 

VALÈNCIA (EP). El debate de las enmiendas parciales a los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2020 ha arrancado este miércoles con los grupos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) defendiendo la inclusión en las cuentas de los 1.325 millones "de justicia social" por la infrafinanciación y la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) cargando contra esos ingresos "ficticios e irreales".

Antes del inicio de la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda, la portavoz adjunta de Compromís en Les Corts, Aitana Mas, ha defendido que el Botànic debe "hacer presión" al próximo Gobierno de España, si finalmente sale adelante en las próximas semanas, para que cumpla con la partida reivindicativa de 1.325 millones de euros en los presupuestos autonómicos. "Lo hemos dicho por activa y por pasiva: es de justicia social", ha subrayado en declaraciones a los medios.

Si el Gobierno no reforma el modelo de financiación autonómica "de manera inmediata", la diputada de Compromís ha garantizado que el Consell seguirá incluyendo esta partida en los presupuestos del resto de la legislatura con el objetivo de equiparar los derechos sociales a los de toda España. Ha afeado al PP que critique esta medida cuando el anterior Gobierno de Mariano Rajoy no cambio el sistema de financiación.

Los 1.325 millones, ha recordado, es dinero que "los valencianos no reciben y se merecen", con lo que ha confiado que el Gobierno de Pedro Sánchez sea "sensible" a los problemas de la Comunitat. "Este año, precisamente, es un año de esperanza para que esta partida no sea testimonial", ha augurado, ante la posibilidad de que "haya gobierno en Madrid en unas semanas".

Eso sí, como ha reconocido que el cambio del modelo de financiación no puede ser inmediato, Compromís apuesta por medidas transitorias de compensación hacia la Comunitat Valenciana, para "tener un equilibrio con los derechos que tienen el resto de españoles".

En la misma línea, la portavoz de Compromís ha vuelto a urgir a que el Gobierno abone el 50% de los fondos para la dependencia como le corresponde por ley, en lugar del 12% actual, para "no dejar a nadie atrás". "El Estado debe ser serio y riguroso", ha recalcado.

PSPV: "La estabilidad del Botánic se ve con envidia"

Por su parte, el diputado socialista José Muñoz ha llamado a que "ningún valenciano se quede atrás por cuestiones económicas", destacando las prioridades "claras" al incluir la partida de 1.325 millones y la estabilidad de la Comunitat que "se ve con envidia en el resto de España por el renacimiento cultural, social y político" desde 2015.

El PSPV quiere que el presupuesto de 2020 sea efectivo y "ágil" y rechaza las críticas del PP por decir que los 1.325 millones son ficticios y ligarlos a la deuda. "Es absolutamente falso que es irreal: lo que se presupuesta se ejecuta y se cumple", ha subrayado Muñoz, afirmando que "probablemente, a esa élite que beneficiaba el PP no le interese este presupuesto" y afeando que "hablen de retorcer el reglamento cuando manipulaban comisiones de investigación como la del accidente de Metrovalencia".

Desde Unides Podem, Ferran Martínez ha defendido la labor de "pegamento" de su partido desde su entrada este año al Consell y la "fuerte apuesta" por las políticas de vivienda. Ha confiado en llegar a acuerdos en las cuentas de 2020 tras las diferencias de los últimos días en la Ley de Acompañamiento, mientras ha criticado que "el PP está acostumbrado a dar golpes encima de la mesa" y el resto de la oposición "cada vez más desnortada y radicalizada".

"Bofetada al Botànic"

Por contra, la oposición ha vuelto a rechazar la partida reivindicativa de 1.325 millones. El 'popular' Rubén Ibáñez ha insistido en que son unos presupuestos "absolutamente ficticios" y ha advertido que "la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) destapó que necesitarán un ajuste de 1.700 millones para cumplir los objetivos", lo que el PP ve como "una bofetada en toda regla al Botànic", ante unas cuentas que "dan la espalda a los valencianos".

De Ciudadanos, Ruth Merino ha alertado que hay "más ingresos además de los 1.325 millones que se esperan recibir y no se recibirán", así como "una previsión exagerada de los ingresos tributarios".

Asimismo, Ángeles Criado (Vox) ha justificado que su partido no presente enmiendas a los presupuestos, solo una global a todas las cuentas, por ser "ficticios e irreales" y hablar de ingresos cuando no hay gobierno en España, con "1.325 millones que vienen años arrastrándose".


 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email