GRUPO PLAZA

El Botànic deja para el pleno una enmienda al presupuesto para conceder más fondos a À Punt

14/12/2020 - 

VALÈNCIA. (EP)  Los grupos del Botànic se han abstenido en la votación de una enmienda que han presentado para conceder 300.000 euros desde la Conselleria de Vivienda a À Punt para la promoción del hábitat sostenible en los medios de comunicación, que se votará en el pleno por una cuestión "técnica".

Esta votación ha sido la sorpresa de la sesión de tarde de la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuestos que está debatiendo esta semana las enmiendas parciales a las cuentas de la Generalitat para 2021, en este caso, de las consellerias de Vivienda y de HaciendaEn cuanto a la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivenda, se han aprobado cuatro enmiendas del Botànic: una de ellas modifica el proceso de concesión de ayudas para paliar los daños de la DANA de septiembre de 2019, que pasan de concurrencia competitiva a concesión directa.

En su defensa, la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha defendido que la Conselleria va a "duplicar la vivienda pública de aquí a 2030" y que este departamento "necesario" tiene "un plan estratégico para la vivienda a largo plazo, ha multiplicado las ayudas al Gobierno, ha triplicado el presupuesto en vivienda y rehabilitación y se trabaja para parar desahucios".

Frente a esto, el diputado del PP Alfredo Castelló ha criticado que la enmienda de promoción pretende "financiar a À Punt de forma articial" y ha acusado al Botànic de "mantener una empresa en causa de disolución, a la que mantienen de forma artificial". "Esto no es política de vivienda, es de publicidad y propaganda", ha manifestado.

Enmiendas a la oposición

El debate de las enmiendas de la oposición ha arrancado con el diputado de Vox Miguel Pascual, que ha defendido que sus propuestas van en la línea de que "ninguna persona víctima de violencia intrafamiliar pueda quedarse fuera de las ayudas, independientemente del sexo del agresor y de la víctima", así como que buscan "luchar contra la lacra de la ocupación de viviendas".

También ha instado a "redoblar esfuerzos para reparar viviendas" y ha considerado que la conselleria "solo se está centrando en atacar la propiedad privada para aumentar el parque público, pero no en mantener lo que ya tiene".

En la réplica, la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha criticado los "cuatro bloques" en que se basan las enmiendas de Vox: "Eliminación de ayudas a las víctimas de violencia de género, eliminación de criterios de vulnerabilidad, eliminación de la perspectiva verde y no querer pinchar la burbuja del alquiler".

"Solo quieren legislar para los hombres", le ha reprochado antes de decir que 20 enmiendas de las que han presentado "niegan explícitamente la violencia machista". "Están dando cobertura discursiva a las violencias contra las mujeres", le ha afeado y ha criticado que prevén "suprimir todas las líneas prioritarias de ayuda a las valencianas y valencianos más vulnerables".

Desde el PP, Alfredo Castelló, ha anunciado que su primera enmienda es "eliminar la Conselleria de Vivienda" y ha criticado que su gestión es un "absoluto desastre".

Asimismo, ha dado "tres opciones" respecto al programa Reconstruïm Pobles: "pasar las actuaciones urbanas a concurrencia, incrementar municipios que se han quedado fuera, o financiar a los municipios con más puntuación con un millón de euros". También ha criticado la idea de ampliar "a tontas y a locas" el parque público y ha afirmado: "Hace falta vivienda, pero no tiene porqué ser pública".

En su réplica, Belén Bachero (Compromís), ha dicho que "le cuesta entender en qué sustenta" el PP sus enmiendas y les ha acusado de llegar "tarde" a las políticas de vivienda. En concreto, ha considerado que el PP "no quiere que se hagan" políticas de vivienda y les ha acusado de ejercer "tarea de lobby" de los grandes tenedores y de fondos buitre.

Además, ha incidido en que "no quieren la Conselleria", por lo que "todas las enmiendas quitan el dinero de aquello que hace que funcione una Conselleria", pero luego piden actuaciones que "no se sabe quién las llevará a cabo".

Por parte de Ciudadanos, Mamen Peris, ha criticado las "propuestas sectarias" de la conselleria y ha asegurado que "el problema empieza cuando Ximo Puig quería salir presidente en primera ronda y le dio Transparencia y Vivienda a Unidas Podemos y por haber dejado en manos a los comunistas el tema tan grave de la vivienda".

Peris ha asegurado que la sociedad valenciana está "preocupada por la ocupación" y ha reprochado que "el conseller va a comprar un edificio entero de ocupas" en la Pobla de Vallbona. "Entonces sí que estaríamos vulnerando todos los principios constitucionales", ha aseverado.

Frente a esto, la diputada del PSPV-PSOE Sabina Escrig ha criticado la baja de dos millones de euros que propone Cs en materia de personal y ha afirmado: "Sin personal no se puede ejecutar, es como querer hacerse una vivienda sin arquitecto, aparejador y albañiles".

Respecto al "112 de vivienda" que propone Ciudadanos, Escrig ha defendido que "no todo el mundo tiene acceso a internet" y ha apostado por "una oficina con atención personalizada", la Xarxa Xaloc. Por último, ha afeado su enmienda sobre ocupación: "Si una persona ha ocupado una vivienda porque no tiene otro recurso y se le condena, luego le volvemos a condenar no permitiéndole optar, por lo que volverá a ocupar otra", ha agregado.

En cuanto a la sección de Hacienda, el diputado del PP ha asegurado que "hay una enmienda que seguro que sí van a aprobar". "Ha sido tal su fijación con Madrid y Andalucía", ha explicado, "que han copiado la rotulación de sus consellerias, han pasado de utilizar el término conselleria a consejería, como si fueran Madrid o Andalucía".

"Este va a ser el gran mérito del PP, la enmienda que me van a aprobar casi seguro", ha agregado. Finalmente, ha salido adelante por unanimidad. "Rubén, no te pongas a llorar, por favor", ha bromeado la presidenta de la comisión, la 'popular' Eva Ortiz.

En la réplica, el diputado del PSPV-PSOE, José Muñoz, ha tachado de "extraño y muy concienzudo" el análisis de Ibáñez sobre esta cuestión y ha considerado que "no hay elucubraciones tan complejas" detrás. "Nos equivocamos a veces", ha dicho, al tiempo que ha agregado: "Tranquilícese, no estamos tan preocupados por otras comunidades".

Por su parte, desde Ciudadanos, Toni Woodward ha opinado que quizá "sea el último año que el conseller Soler presenta los presupuestos" ya que hay "sectores del Botànic críticos con Hacienda que han levantado la voz últimamente" y ha apuntado a la "presión de Compromís para cambiar la manera de los presupuestos". En la réplica, Aitana Mas (Compromís) ha manifestado: "No entiendo que el conseller Soler se tenga que jubilar porque queremos que haya otra manera de hacer los presupuestos, se puede adaptar".

Mas ha señalado que el Botànic iba a aprobar cinco enmiendas de Ciudadanos. Una de ellas es una propuesta para la realización de un plan de eficiencia interna de la Generalitat. Desde Ciudadanos han indicado que esta era una de las condiciones que le presentaron a Puig para apoyar los presupuestos.

Además, Vox ha presentado 34 enmiendas que ha dividido en cinco grupos, que ha defendido su diputada Ana María Cerdán. Desde Unides Podem, Ferran Martínez ha criticado que "ninguna afecta a un céntimo de la Conselleria" y "25 no sirven para nada, son redundantes". "Si cambiamos partidas no les gustan, ¿Cuál es el problema aquí, que a ustedes no les gustan nuestras enmiendas? Pues estamos a la par, porque a nosotros no nos gustan las suyas", ha replicado Cerdán.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email