GRUPO PLAZA

consejo europeo

El Consejo Europeo acuerda coordinar tests masivos y aconseja sólo viajes esenciales

29/10/2020 - 

BRUSELAS. “Hay que tener mucho cuidado para tener el virus controlado, reducir los viajes y hacer tests masivos que sean reconocidos en toda la Unión”. La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, comparecían ante la prensa a las diez y media de la noche para presentar las conclusiones del Consejo Europeo celebrado ayer tarde por videoconferencia. Ambos mandatarios insistieron vehemente en seguir las medidas de prevención contra el virus y las de confinamiento que están adaptando casi todos los países ante la segunda ola de la pandemia de la covid-19. La primera conclusión del Consejo fue condenar el ataque islamista en Niza que se ha saldado con tres muertos, entre ellos, una mujer decapitada. 

Con media Europa confinada y los hospitales al borde del colapso, la Unión Europea (UE) se prepara para encerrarse este invierno hasta pasada la Navidad. No obstante, se intenta salvar la actividad económica esencial y el movimiento de trabajadores esenciales. En esta reunión informal, el Consejo Europeo ha abordado la situación actual de los test para la detección del virus, las aplicaciones de rastreo y la distribución de las futuras vacunas contra la enfermedad. En este sentido, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a los líderes europeos el reconocimiento mutuo de las pruebas, al tiempo que subrayaba que “la pandemia nos obliga a ir más allá y a avanzar hacia una Unión Europea de la sanidad que se ocupe de cuestiones a las que no siempre se ha prestado la debida atención”. 

La solución acordada por los 27 Estados miembros, a propuesta de la Comisión, pasa por realizar tests masivos de PCR y tests rápidos de antígenos, y que ambos sean reconocidos en todos los países de la UE. Además, se recomienda reforzar el rastreo de contactos y mejorar los preparativos para las campañas de vacunación. Estas medidas tienen por objeto contener mejor la propagación del virus, preservando al mismo tiempo la circulación de todos los bienes en el mercado único y facilitando la seguridad en los viajes. 

Esta cumbre de urgencia se ha celebrado tras la Comunicación sobre medidas adicionales de respuesta ante la covid-19, emitida el miércoles por la Comisión, y remitida al Parlamento y al Consejo para su aprobación. Los líderes europeos se reunieron ayer de forma virtual para acordar la coordinación de estas medidas. "Aunque los Estados miembros están mejor preparados y trabajan de forma más coordinada que en los primeros meses de la pandemia, los ciudadanos, las familias y las comunidades de toda Europa siguen enfrentados a un riesgo sin precedentes para su salud y bienestar”, explicaba la Comisión en un comunicado previo.

Ursula von der Leyen

“La situación es muy grave”

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, insistió en que “la situación es muy grave y debemos intensificar nuestra respuesta. Las medidas adicionales aprobadas ayudarán a salvar vidas y a proteger los medios de subsistencia. Ningún Estado miembro estará a salvo de esta pandemia hasta que todo el mundo lo esté”. Previamente, la comisaria de Salud, Stella Kyriakides recordó lo alarmante de la situación. “Para que Europa pueda proteger las vidas y los medios de subsistencia, aliviar la presión sobre los sistemas sanitarios y controlar la propagación del virus, es necesario adoptar medidas decisivas e inmediatas”, defendió, en referencia a que los Estados deben mejorar la cooperación y el intercambio de datos.

Sobre las medidas adicionales de respuesta a la covid-19, se establecen varios pasos claves que precisan de la colaboración de todos los Estados miembros y que pasan por mejorar el flujo de información sobre datos epidemiológicos, así como el seguimiento de la propagación del coronavirus a nivel regional y nacional. Para mejorar el intercambio de datos a escala de la Unión, la Comisión pide a los Estados miembros que faciliten todos los datos pertinentes al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE) y a la Comisión.

Foto: KIKE TABERNER

Cien millones para pruebas 

El siguiente paso es establecer pruebas de diagnóstico más eficaces y rápidas, incluido el uso de pruebas rápidas de antígeno y los grupos a los que debe darse prioridad. También pide a los Estados miembros que presenten estrategias nacionales para la realización de pruebas a mediados de noviembre, a más tardar. La Comisión está movilizando 100 millones de euros con cargo al Instrumento de Asistencia Urgente para adquirir directamente pruebas rápidas de antígeno y enviárselas a los Estados miembros. En caso de que los Estados miembros impongan a los viajeros que llegan la obligación de someterse a una prueba previa y en caso de que el país de origen no disponga de capacidad suficiente para realizar pruebas a los viajeros asintomáticos, deberá ofrecerse a estos la posibilidad de someterse a una prueba tras su llegada. Además, el reconocimiento mutuo de las pruebas es esencial, en particular en el contexto de los viajes.

En cuanto al rastreo, será el punto más problemático porque aún puede tardarse en aprovechar plenamente las aplicaciones de rastreo de contactos y de alerta a través de las fronteras. Hasta la fecha, los Estados miembros han desarrollado 19 aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y de alerta, que han superado los 52 millones de descargas. La Comisión puso en marcha recientemente una solución para vincular las aplicaciones nacionales de toda la Unión a través de un servicio de pasarela europea (European Federation Gateway Service). Tres aplicaciones nacionales (de Alemania, Irlanda e Italia) se vincularon por primera vez el 19 de octubre, cuando el sistema pasó a estar disponible en línea, y durante las próximas semanas se unirán muchas más.

Lograr una vacunación efectiva es el último paso. Para ello, la Comisión ha urgido a los Estados a  preparar estrategias de vacunación, mientras está negociando acuerdos con productores de vacunas, a fin de que estas estén disponibles. Desde ese momento, las vacunas deben distribuirse rápidamente a fin de obtener el máximo efecto y los sistemas nacionales de salud deben garantizar los suministros esenciales.

Foto: KIKE TABERNER

PCR obligatorio para viajar

Por último, la Comisión recomienda facilitar la seguridad en los viajes para no tener que cerrar las fronteras de nuevo. La libre circulación dentro de la Unión y el espacio sin fronteras Schengen son logros preciados de la integración europea, y la Comisión quiere garantizar que los viajes por Europa sean seguros. Además, debe suprimirse cualquier otra medida de control en las fronteras interiores relacionada con la covid-19. 

En este sentido, la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea está trabajando en un protocolo de realización de pruebas a los viajeros, que será utilizado por las autoridades sanitarias públicas, las compañías aéreas y los aeropuertos. También se coordinarán los sistemas de cuarentena y los formularios de localización de pasajeros, para que sean iguales en toda Europa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email