Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El material retirado no irá a un vertedero, sino a empresas gestoras de residuos 

El Consell vacía un depósito de neumáticos usados en el término municipal de Chiva

16/11/2018 - 

VALÈNCIA. El Pleno del Consell ha tomado razón de la declaración de emergencia, acordada por Resolución de 10 de octubre de la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, para la realización de trabajos de vaciado, transporte y gestión de neumáticos fuera de uso depositados en una parcela del término municipal de Chiva.

La Conselleria ha tomado la decisión debido al riesgo de combustión de los neumáticos y sus efectos sobre la salud de las personas y el medio ambiente. La retirada de los neumáticos ha sido encomendada a Tragsa y el coste previsto es de 459.423,97 euros. Los trabajos de vaciado funcionan a buen ritmo y la previsión de finalización es inferior a cuatro meses.

La empresa responsable del almacenamiento fue sancionada e instada a la retirada de los residuos, pero dado que su propietario no hizo caso a los requerimientos, la conselleria, de manera subsidiaria, ha procedido a su vaciado, previos todos los trámites pertinentes.

En el procedimiento administrativo para la consecución de este vaciado, la Generalitat Valenciana ha contado con la colaboración de la Fiscalía de Medio Ambiente de la provincia de Valencia, al objeto de terminar con este depósito de más de 12 años de antigüedad de neumáticos usados, ubicado en Chiva al lado de un polígono industrial, con industrias de reciclaje y agroalimentarias, entre otros. 

 

Recientemente, la UE advirtió a España sobre la apertura de un procedimiento de infracción por acopios de neumáticos. La actuación del Consell tiene por objeto revertir una situación heredada para erradicar la mala praxis precedente, por motivos de salud pública, seguridad y calidad ambiental, evitando que la UE acabe sancionando a la Comunitat Valenciana por este problema.

Los neumáticos retirados no se destinarán a un vertedero, sino que están siendo trasladados a empresas gestoras autorizadas de residuos, para su reciclado o aprovechamiento material, a las que servirán, entre otros, como recurso para la elaboración de muebles, en el marco de los principios de economía circular  que propugna el Govern del Botànic.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email