GRUPO PLAZA

El consistorio estudia la Nueva ley para adecuar las basEs municipales

La ley de interinos reactiva la estabilización de 930 plazas en el Ayuntamiento de València

5/01/2022 - 

VALÈNCIA. La aprobación y publicación en el BOE de la nueva ley para la reducción de la temporalidad en el empleo público, conocida popularmente como ley de interinos, ha reactivado el proceso abierto en el Ayuntamiento de València para el diseño de las convocatorias para la estabilización de 931 plazas ocupadas actualmente por personal interino en el consistorio.

El texto legal ya ha superado el trámite legislativo en el Congreso y en el Senado, y se publicó y entró en vigor a finales del año pasado. Por ello, la concejalía de Personal de València, que dirige Luisa Notario, ya se ha puesto manos a la obra para analizar la norma definitiva.

Así pues, la comisión que se ha creado para tal efecto "empezó a revisar y estudiar la ley" el mismo día de su publicación, según explica la propia Notario. El objetivo no es otro que analizar su aplicación al borrador de las bases generales que ya tiene elaborado el consistorio y que se encontraba a la espera de que se aprobase la normativa en cuestión.

El consistorio ya empezó a diseñar dichas bases con la aprobación, a principios de verano, del Real Decreto-ley sobre este asunto impulsado por el Ministerio de Función Pública, entonces encabezado por Miquel Iceta. Pero el texto debía ser más tarde refrendado en las Cortes y modificado mediante enmiendas. Por ello el gobierno municipal y los sindicatos dejaron aparcadas las negociaciones en verano a la espera de la aprobación de la ley definitiva.

El objetivo de la reforma es situar la tasa de temporalidad estructural por debajo del 8% en el conjunto de la administración española -tanto estatal como autonómica, provincial y local-. Una ratio que a día de hoy sí cumple la Administración General del Estado, pero no otros ámbitos territoriales como los ayuntamientos.

En ese sentido, la ley obliga a reservar concursos y no oposiciones para plazas ocupadas de forma temporal durante al menos cinco años. Y el personal interino que no supere este proceso selectivo tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado hasta un máximo de doce meses, y también se incorporarán a una bolsa de empleo específica.

Como explicaba el profesor de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universitat de València (UV), Adrián Todolí, la clave está en que, aunque a las plazas que se sacan a concurso pueden optar interinos y no interinos,  "para ver quién la gana no habrá examen y solo se valorarán los méritos, o sea, quien tenga más currículum". La fase de concurso ponderará un 40% y la experiencia será el elemento determinante en la valoración.

La ley deja en manos de la negociación colectiva la posibilidad que los ejercicios de la fase de oposición se consideren no eliminatorios en las convocatorias, y el ayuntamiento podrá adaptar el temario y el tipo de pruebas según considere más apropiado. Asimismo, el consistorio deberá esclarecer cuánta puntuación se considera "suficiente", como dice la ley, para que los interinos que no superen las pruebas puedan integrarse en las bolsas de trabajo.

Cuestiones de ese estilo son las que deben acordar la concejalía de Notario y los representantes sindicales de la Mesa General de Negociación. Un acuerdo que no debería retrasarse demasiado ya que la norma obliga a las administraciones a ofertar antes del 1 de junio de 2022 las plazas de trabajadores temporales que están actualmente ocupadas, y fija el plazo de finalización de dichos procesos al acabar 2024.

La edil de Personal, Luisa Notario.

En el Ayuntamiento de València, hay 1.496 interinos, pero en un principio estas convocatorias afectarán a 931 plazas, ocupadas por interinos desde antes de 2018 -al menos tres años-.

'Clonación' de plazas en València

Llegado el momento de convocar los procesos de consolidación de plazas, aproximadamente un cuarto de ellas no se hubieran podido sacar a concurso. 241 plazas concretamente que, ocupadas por interinos de manera temporal desde hace tiempo, están reservadas a funcionarios de carrera que, bien por comisión de servicios o por otras circunstancias, no se encuentran en su puesto de trabajo pero están reservadas para ellos, por lo que no podían estar afectadas por los procesos de estabilización.

Así pues, el departamento de Personal aplicará este año una solución innovadora para posibilitar que los empleados interinos de esas plazas no queden en una situación de cierta desigualdad frente a otros interinos cuyas plazas sí podrán salir a concurso en las futuras Ofertas Públicas de Empleo (OPE) del Ayuntamiento. Para ello, se 'clonarán estas 241 plazas, como publicó este diario.

Esto es, el consistorio crea 241 nuevas plazas para empleados municipales con las mismas características y condiciones que las ocupadas actualmente por estos interinos, lo que permitirá, por un lado, que los funcionarios de carrera continúen teniendo reservado su puesto laboral mientras que, al mismo tiempo, habrá nuevas plazas para sacar a concurso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email