GRUPO PLAZA

congreso ppcv

El duelo Mazón-Anaya en València: un primer asalto encubierto de la lucha entre Catalá y Camps

Foto: EVA MÁÑEZ
2/06/2021 - 

VALÈNCIA. El próximo viernes se celebrarán las primarias en el PPCV que definirán quién es el nuevo líder de la formación popular en la Comunitat Valenciana. Unas elecciones a las que llegan dos candidatos en liza: el presidente de la Diputación de Alicante y favorito, Carlos Mazón, y el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya.

Sin embargo, se juegan más cosas en esta votación. Constatar cuál es la participación de la militancia, el nivel de contestación que tienen los deseos de Génova y alguna otra cuestión interesante en el ámbito territorial.

En este último punto se encuentra València ciudad. Una de las joyas del PPCV durante las más de dos décadas de reinado de Rita Barberá y cuyo peso recae ahora en María José Catalá, portavoz municipal y futura 'número dos' del partido si Mazón gana. Sin embargo, a la también aspirante a alcaldesa se le ha colado una piedra en el zapato que quieren agrandar su tamaño: las manifestaciones públicas del expresidente Francisco Camps mostrando su deseo de ser cabeza de lista en 2023 vienen generando cierta inquietud en los favoritos para tomar el liderazgo del PPCV en los próximos días.


Más aún cuando en la formación de la gaviota se ha apreciado una movilización en la capital a favor de Anaya que viene, principalmente, de simpatizantes de Camps y varios miembros de la corriente Foro Populares 2020, a la que también pertenece el expresidente.

Así, y aunque Mazón es el favorito claro y su triunfo no parece correr peligro -goleó en la presentación de avales a su rival-, preocupa que pueda producirse un porcentaje en cierta medida relevante de voto de contestación. Y, precisamente, también genera inquietud que estas papeletas puedan ser más numerosas en la capital, la ciudad donde Camps dispone de mayor número de afines. 

De esta manera, la votación del viernes servirá también como primer asalto entre las aspiraciones de Camps y el liderazgo de Catalá. Una victoria clara de Mazón en la ciudad con un nivel similar de diferencia sobre Anaya al del resto de la Comunitat Valenciana, tranquilizará a la nueva dirección sobre el verdadero músculo del expresidente. Sin embargo, si Anaya cosecha un porcentaje importante del voto local del Cap i Casal, podría envalentonar a sus acólitos y al propio Camps, que no parece dispuesto a dejar pasar una ocasión de volver a la primera línea de la política municipal. De ahí la relevancia de que Mazón logre movilizar a gran parte de los inscritos. 

Catalá y Mazón, juntos en València semanas atrás. Foto: VP


En cuanto a los números, fuentes del PP aseguran que los inscritos para votar en la capital rondan los 700, si bien todavía faltaría confirmar los pagos de decenas de ellos. Desde el sector de Anaya, afirman disponer en toda la provincia de Valencia de unos 600 apuntados al proceso que le respaldan y, algunas voces de su candidatura, aseguran que unas 250 personas de la ciudad se decantarían por el alcalde de Ayora frente a Mazón.

Unas previsiones, las de ese sector, que serían mucho más optimistas que los cálculos que se hacen en general dentro del partido, donde no creen que Anaya sea capaz de alcanzar un 20% del voto y, más bien, le sitúan en torno a un 10% de representación. No obstante,  si ese porcentaje se supera con creces en el Cap i Casal se pondría de manifiesto que Camps todavía tiene cierta fuerza para inquietar a Catalá.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email