GRUPO PLAZA

el eurogrupo asegura que Debe evitarse la retirada prematura del apoyo fiscal

El Eurogrupo pacta mantener los estímulos económicos en 2022

15/03/2021 - 

BRUSELAS. El consenso en el Eurogrupo sigue dejando la espada de Damocles del control fiscal del déficit y el gasto público sobre los Estados miembros de la Unión Europea (UE) en cuanto pase la emergencia sanitaria provocada por la covid-19. No obstante, se ha acordado una tregua hasta 2022, mientras se aplican los instrumentos de recuperación económica provocada por la pandemia. Las estrategias a medio plazo están en la agenda de los Estados miembros de la UE que forman parte de la zona euro, el Eurogrupo, y que han alcanzado un consenso para evitar la retirada del apoyo fiscal a las economías nacionales de forma prematura.

“Un año después, el mundo sigue bajo las garras de la pandemia de covid-19 y seguimos enfocándonos en abordar sus consecuencias económicas y sociales”, anuncia el Eurogrupo con una declaración que se inicia de forma apocalíptica y en la que reconoce los efectos dramáticos de la pandemia. “No obstante, la UE ha puesto en marcha nuevos instrumentos comunes de un tamaño sin precedentes, en particular el Mecanismo de recuperación y resiliencia (FRR). Y continuamos apoyando a nuestra economía, ciudadanos y empresas en estos tiempos de extraordinarios problemas económicos y de salud”, manifestó también su presidente Pascal Donohoe.

Por su parte, el comisario de economía, Paolo Gentiloni, insistió en las “estrategias a medio plazo con apoyos políticos más selectivos y graduales, pero cuando la recuperación económica sea efectiva. Recomendaremos entonces evitar las deudas públicas altas,  pero eso no significa que no habrá apoyos fiscales”.

Según el acuerdo adoptado por el Eurogrupo, una vez que la recuperación esté firmemente en marcha, los Estados miembros de la zona del euro deberían abordar el “aumento de los niveles de deuda pública mediante la aplicación de estrategias fiscales sostenibles a medio plazo”. Y añade que debe hacerse hincapié en la “mejora de la calidad de las finanzas públicas, el aumento de los niveles de inversión y el apoyo a las transiciones verde y digital”. en este sentido, los Estados miembros deberán centrarse en “reformas que promoverán la inversión privada y aumentarán la capacidad productiva de la zona del euro”.

Avance del plan de recuperación español

Respecto al plan español de recuperación post pandemia hasta 2027, el comisario Gentiloni manifestó que “es uno de los más avanzados”. Y explicó que “ello no significa que ya lo hayamos aprobado. Aún hay que entrar al detalle y estamos discutiendo sobre objetivos y reformas”.

Por ello, la declaración del Eurogrupo insiste en continuar “protegiendo nuestra economía mediante el despliegue del nivel necesario de apoyo fiscal. Apoyar la actividad económica y mitigar los efectos de cicatrización mediante medidas oportunas, temporales y específicas es clave para la sostenibilidad fiscal a más largo plazo. Debe evitarse la retirada prematura del apoyo fiscal”. Y añade que el Eurogrupo está comprometido con una “postura de apoyo en la zona del euro en 2021 y en 2022, teniendo también en cuenta el estímulo fiscal derivado del FRR”.

El comisario dio datos concretos sobre la diferencia de recuperación de los sectores productivos. El pronóstico de invierno de la Comisión para 2021 confirmó que la recesión en 2020 fue severa, aunque algo menos de lo esperado el otoño pasado. El progreso en el desarrollo de vacunas eficientes y una alta tasa de vacunación son cruciales para superar la pandemia. Esto permitirá una mayor apertura de nuestras economías y una reanudación del crecimiento. No obstante, las perspectivas siguen empañadas por la incertidumbre y se espera que la recuperación sea desigual entre países, regiones y sectores.

La activación de la cláusula de escape general y el marco temporal para las ayudas estatales permitió a los gobiernos nacionales establecer un nivel de apoyo fiscal de gran alcance en 2020, estimado en alrededor del 8% del PIB, además de planes de liquidez de alrededor del 19% del PIB en la zona del euro. Esto supera la respuesta a la Gran Crisis Financiera.

Las tres redes de seguridad europeas -SURE para mitigar los riesgos de desempleo, el Fondo Paneuropeo de Garantía del BEI y el ESM Pandemic Crisis Support, acordados en abril de 2020- complementan las respuestas nacionales. Las decisiones de política monetaria y las orientaciones futuras del Banco Central Europeo, que han preservado condiciones favorables para todos los sectores de la economía, y las acciones de las autoridades supervisoras también han sido indispensables.

Medidas fiscales de protección temporal

No obstante, insiste el Eurogrupo, “por el momento y mientras persista la emergencia sanitaria aguda, siguen siendo necesarias amplias medidas fiscales para proteger a los ciudadanos y las empresas. La política fiscal debe seguir siendo ágil y ajustarse eficazmente a medida que evoluciona la situación económica y de salud”.

La receta es ayudar a las empresas viables pero aún vulnerables para evitar problemas de solvencia, reabrir y ajustar sus modelos de negocio. Las políticas deben seguir protegiendo las relaciones entre los empleados y las empresas, al tiempo que facilitan cada vez más las transiciones laborales y la creación de oportunidades laborales para las personas desempleadas e inactivas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email