Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de octubre y se habla de sanidad coronavirus TOQUE DE QUEDA impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

tras descartar su celebración en 2016

El festival Volumens trabaja en una 'edición puente' en enero de 2017 para Las Naves

23/11/2016 - 

VALENCIA. La aventura del festival de música, vídeo y tecnología Volumens para conseguir celebrar una nueva edición cuenta con un nuevo destino: Las Naves Espai d'Innovació i Creació. Después de aplazar la que iba a ser su segunda edición, cuya celebración estaba prevista para el pasado mes de octubre, el futuro del evento pasará por una ‘edición puente’ que, a falta de cerrar cartel, llegaría el próximo 28 de enero a l'Espai Mutant. Se trata de Volumens Day, una cita que quiere rescatar el espíritu del festival encapsulado en una sola jornada y que serviría como puente entre la primera edición, que se celebró en el Museu Valencià de Ia Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) en 2015, y la segunda que, esperan sus organizadores, llegue a Valencia en otoño de 2017.

Este evento contará con un cartel formado por tres actuaciones, dos de ámbito internacional y una nacional, y un taller que, a diferencia de los ofertados en 2015, destinados al público infantil, en esta ocasión quiere captar a los jóvenes estudiantes de Bellas Artes o Audiovisual, acto que versará en torno a la síntesis modular. “No es un festival en sí, sino un aperitivo, un formato más reducido. Nuestra idea era hacer un festival antes de que acabara el año, pero al final las cosas no han rodado como esperábamos”, explica Antonio Albertos, director del evento, que cerrará en las próximas semanas los detalles del nuevo Volumens en La Nave 3 (LN3) Espai Mutant.

Con un aforo fijado en 200 personas en la llamada AV Room -el salón de actos Gregori Mayans, usado principalmente para ruedas de prensa- del MuVIM, la intención de la dirección de Volumens es generar un aperitivo del festival que alcance un mayor volumen de público. "El enfoque es mostrar distintos lenguajes dentro de lo que son los conciertos audiovisuales, algunos más experimentales y otros más enfocados a la pista, aunque ninguno habitual en la oferta de la ciudad", cuenta Albertos.

Objetivo: Hemisfèric

Con un presupuesto aproximado de 30.000 euros para su primera edición, ésta fue una coproducción con la Diputación de València, un evento cuya segunda cita ha estado marcada por los retrasos. Aunque en un primer momento se quería repetir edición antes del verano de 2016, sus creadores optaron por cambiar de fecha al coincidir en este periodo con otros eventos similares, como el Festival del Laboratorio de Electrónica Visual (Gijón) y el LAPSUS en Barcelona. El traslado a otoño sin embargo complicó el asunto. Si bien en un primer momento las negociaciones apuntaban a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, finalmente las conversaciones no dieron su fruto, quedando fuera esta opción. O casi.

La intención de sus organizadores sigue siendo la de, si bien no celebrar la edición completa en el complejo de Calatrava, sí vincularse con algún acto específico celebrado en el espacio. “La propuesta estaba lanzada desde hace tiempo, estábamos muy enfocados a l’Hemisferic para hacer algo distinto a nivel nacional. Aunque sigue habiendo vía de exploración audiovisual fuera de la cúpula, oportunidades de hacer espectáculos que no son al uso, no descartamos seguir intentándolo en la Ciudad de las Artes”, indica Albertos, cuya intención es la de celebrar allí la inauguración. 

En su primera edición Volumens contó con creadores como Boris Divider, Mirror People, barbara Ellison o Paul Prudence, un cartel que sumó a artistas procedentes de Estados Unidos, Francia, Grecia, Japón, Portugal, Reino Unido y España. Los espacios AV Room y Sound Room sirvieron para albergar los shows más potentes visual y musicalmente, mientras que el espacio Wall Room sirvió de escaparate, a través de screenings, para el visionado de los trabajos de los artistas internacionales que han marcado la evolución de la producción audiovisual.

A éstos se sumó el espacio infantil Volumens Minilab, donde se desarrolló un laboratorio con tablets para probar y jugar con aplicaciones del arte audiovisual, un taller de 'stop motion' y además de con un espacio de 'live painting' donde los niños podían dibujar y pintar en directo. El festival fue nominado en los Premios Fest en las categorías de Mejor Festival Revelación, Mejor Campaña de Comunicación, Mejor Producción y Mejor Festival pequeño formato.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email