X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Grand Place / OPINIÓN

El Gobernador del Banco de España no quiere subir el salario mínimo

Foto: EFE
5/02/2019 - 

¿Ves? Ya está. Ya tenemos un culpable, con nombre y apellidos, y cargo, que el cargo es importante. Nada menos que el Gobernador del Banco de España, el que controla que el resto de bancos españoles no se salgan del redil, dio el pistoletazo de salida avisando de que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aprobada en diciembre por el Gobierno socialista junto con Unidos Podemos, provocará la pérdida de 156.000 empleos. Pero que sepan que no nos lo vamos a creer por muy machacón que resulte el mensaje. Lo de las fake news ya lo invento Goebbels y miren cómo acabamos.

Bueno, pues hace unos días un informe de dos economistas avalaba este “teoría” afirmando que serán 145.000 los puestos de trabajo que se perderán. Los economistas, recordemos, no vieron venir la crisis financiera mundial ni el batacazo que se dio el sistema capitalista sin control ni regulación, a su libre albedrío desde el “exitoso” “consenso de Washington” de los años 80. Segunda declaración catastrofista, ésta, en poco tiempo para las políticas sociales del Gobierno socialista. El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, se apoyaba en un informe propio de primeros de año. Digo propio porque es en esta institución donde ha desarrollado su carrera profesional.

El supervisor del supervisor bancario acababa de llegar el 28 de mayo de 2018 con un perfil técnico e independiente, decían las crónicas. Bien es cierto que este funcionario público, hijo de un secretario personal del presidente Adolfo Suárez, no ha tenido quereres políticos. Pero su nombramiento fue, cuanto menos, sospechosamente acelerado. El Gobierno del PP le nombró “in extremis” dos días antes de la moción de censura, por decreto, y antes de que Mariano Rajoy fuera descabalgado como presidente por Pedro Sánchez con una moción de censura. La prisas por controlar este cargo desde el PP fueron criticadas desde la oposición, ya que el puesto no quedaba vacante hasta 18 días después.

Por ello, por su carácter técnico e independiente, esperábamos que nos hablara de la seguridad jurídica para los clientes que firman una hipoteca con su banco y no saben a qué carta, perdón, a qué sentencia quedarse a la hora de pagar los gastos notariales. También esperábamos que entonara el mea culpa, después de las acusaciones que uno de sus predecesores en el cargo, el ex ministro del PP Rodrigo Rato, acaba de lanzar contra el Banco de España desde el banquillo de los acusados -valga la redundancia-. Hablaba Rato de la salida a Bolsa de Bankia, caso que se está juzgando en la Audiencia Nacional y por la que le piden cinco años de cárcel, pese a que el político ha descargado contra el Gobierno, el Banco de España y el sistema financiero español.

Foto: KIKE TABERNER

Tal vez, también esperábamos que el flamante recién estrenado para los cinco próximos años Gobernador del Banco de España nos alertara de la inminente subida de tipos de interés y nos aconsejara a los pequeños ahorradores -los grandes ya tienen consejeros- sobre la prudencia a adoptar a la hora de contratar productos bancarios. 

Y lo digo porque las críticas por las prisas no eran infundadas, dadas sus críticas al Gobierno por sus medidas económicas y laborales, que no bancarias. Hernández de Cos se estrenó en el Congreso de los Diputados, poniendo en duda en su informe anual la subida salarial propuesta por los socialistas: “El alza del 22% que se pretende aplicar costará un 0,8% del empleo, esto es, unos 150.000 puestos de trabajo”. 

El Gobernador del Banco de España -no me canso de repetir su cargo, con reminiscencias coloniales- no es lego en la materia y debería recordar sus estancias en Europa, la última como asesor del Comité Ejecutivo en el Banco Central Europeo (BCE) de 2004 a 2007, justo anted de estallar la crisis financiera mundial. ¿Alguien recuerda alguna advertencia del Banco de España a los bancos españoles cuando regalaban préstamos e hipotecas sin ton ni son, es decir, sin garantías? En aquel entonces, el Banco Central Europeo, y Hernández de Cos lo recordará, remitía informes semestrales al Banco de España con estas advertencias. Caso omiso. Me lo decía Jurgen Stark, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, durante un seminario para periodistas en diciembre de 2007, celebrado en Frankfurt: “El Banco de España no nos hace caso…”.

Hernández de Cos debería recordarlo. Y, al mismo tiempo, recordar las continuas recomendaciones de la Unión Europea desde 2017, tanto desde la Comisión como desde el Consejo Europeo, alertando e insistiendo para que España suba los salarios con el objetivo de consolidar la tan cacareada recuperación. 

Sí, hace dos años que Europa pide a España que deje de pagar salarios africanos. La quinta economía de la zona euro (cuando salga el Reino Unido) no puede tener salarios de menos de mil euros como media. Precisamente, han sido los países con un mayor nivel salarial, por encima de los mil euros en cuanto al salario mínimo, los que más han crecido. Ésta es la lista: Francia (1.480), Alemania (1.498), Bélgica(1.531), Países Bajos (1.551), Reino Unido (1.396), Irlanda (1.563) y Luxemburgo (1998).

hace dos años que Europa pide a España que deje de pagar salarios africanos. La quinta economía de la zona euro (cuando salga el Reino Unido) no puede tener salarios de menos de mil euros como media

¿Qué dice exactamente la tan denostada Unión Europea? Pues que “una mayor aceleración de los salarios aseguraría la expansión económica”. Y añadía que “una de las causas de la ralentización de la actividad, en los dos próximos años, en el conjunto de la Unión tiene que ver con el poder adquisitivo de los salarios”. Lo dijo la Comisión Europea en su informe de otoño de 2018. Pero es que, además, el Consejo Europeo también viene recomendando desde 2017 para España ese incremento de los salarios: “Los Estados miembros con superávits por cuenta corriente deben reforzar las condiciones que sustentan las inversiones y el aumento de los salarios”.

Y, eso, nuestro Gobernador lo debería de saber. Aunque, supongo que Hernández de Cos tiene una ligera idea… ¿Cuántos sueldos mileuristas se pagan en el Banco de España?

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email