Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

SALUD | EMPRESAS 

El Gobierno se mete en un aprieto por mentir en su campaña 'antivapeo'

El Ministerio de Sanidad reconoce que no dijo la verdad en su campaña, pero se ha negado a retirarla, lo que puede traerle problemas mayores con la Justicia

26/10/2019 - 

VALÈNCIA. La campaña 'antivapeo' del Ministerio de Sanidad puede costar muy cara al Gobierno. Bajo el lema "el tabaco ata y te mata en todas sus formas", el Ejecutivo metió en el mismo saco al tabaco común, que mata a ocho millones de personas al año, y a los cigarrillos electrónicos, cuya salubridad la han confirmado numerosas investigaciones.

Sanidad asegura en sus anuncios que "vapear es igual que fumar", algo que ha sido denunciado por numerosas compañías del sector por incurrir en una falsedad científicamente probada, ya que los vapeadores pueden llevar o no nicotina, pero nunca llevan tabaco.

La empresa MyBlu Spain fue una de las denunciantes. En la resolución del caso de la Comisión de control sobre la Publicidad Institucional del Gobierno de España, a la que ha tenido acceso ese medio, se lee cómo el propio Ministerio de Sanidad reconoce que mintió, pues asegura que, en efecto, "vapear no es fumar".

El Gobierno tira balones fuera y admite que lo hizo por cuestiones publicitarias. Achaca las "necesidades propias de lenguaje de campaña”, “su carácter limitado” y “de tipo sintético”. Además, pesar de haber admitido la falta de veracidad en la campaña, el Ministerio se ha negado a retirarla

Tras haber agotado esta primera vía legal, a MyBlu le queda otra: acudir a los tribunales. Y se lo está pensando.

MyBlu estudia recurrir a los tribunales

La empresa, que es una de las líderes del sector en España en la venta de vapeadores, puede meter en un aprieto jurídico al Gobierno si decide seguir con su cruzada por la verdad, pues el caso ya pasaría a estar en manos de los tribunales.

MyBlu ha asegurado a este medio que no va a tolerar los "mensajes falsos que transmite Sanidad al considerar el vapeo como un acto de consumo de tabaco". Asimismo, fuentes de la compañía admiten que aunque la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional de Presidencia del Gobierno les ha dado la razón –pues reconoce en su fallo que "los dispositivos para vapear no son tabaco"–, no están de acuerdo con que el Ministerio no retire la campaña, que citan de "engañosa a todos los niveles".

Un duro ataque a la industria del vapeo

La empresa reitera que la falsedad de la campaña es un ataque especialmente grave para una industria del vapeo, que genera riqueza y empleo y que trata de servir a la libertad del consumidor adulto, bajo el control del propio Ministerio de Sanidad.

"Esta industria sigue los más altos estándares de información y el más escrupuloso respeto a la legalidad. La calificación del vapeo como lo que no es y su identificación con otras formas de consumo mucho más perjudiciales para la salud, como la del tabaco, es un acto de denigración institucional falsa de incalculables consecuencias", aseguran desde MyBlu.

Lo cierto es que el sector del cigarrillo electrónico genera una gran riqueza, pues factura ya más de 88 millones de euros solo en nuestro país y 30.000 millones en todo el mundo, una recaudación que podría verse afectada y provocar miles de despidos por la campaña 'antivapeo' de Sanidad.

Por qué vapear no es fumar

Estemos o no de acuerdo con la resolución, lo innegable es que el Ejecutivo ha incurrido en una mentira, pues está demostrado científicamente que vapear no es fumar. Además, numerosos estudios han demostrado que el uso de cigarrillos electrónicos ayudan a dejar el tabaco, algo que ha impulsado a países como Reino Unido a recomendar los vapeadores para tal fin.

A continuación, las principales diferencias entre vapear y fumar:

  • Ausencia de tabaco en los vapeadores. El tabaco es una planta y contiene nicotina; el vapeo, en cambio, puede tener o no nicotina, pero nunca contiene tabaco.
  • El vapor no es humo. El humo del tabaco contiene más de 700 productos químicos que se han asociado con el cáncer, mientras que el vapor de los cigarrillos electrónicos solo es producto del agua, glicerina vegetal, acetato de nicotina y saborizantes; elementos que han pasado todos los controles sanitarios y legales.
  • Vapear no es comparable con fumar. El posible daño que pueden hacer los cigarrillos eléctricos sería, como mucho, el 5% del que hace el tabaco con sus centenares de sustancias cancerígenas, según la investigación mencionada.

Todas estas informaciones son manejadas por el Gobierno, por ello desde MyBlu apelan una vez más al "deber ético y moral del Ejecutivo a decir la verdad a los ciudadanos sin la necesidad de llegar al extremo de que sea la Justicia quien obligue a corregir los errores". Veremos en qué acaba todo esto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email