Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el despacho, en la calle colón, está a apenas 170 metros de un edificio que ha tenido cuatro años sin usar

El IVAJ pagará 150.000 euros al año por una oficina alquilada sin concurso en pleno estado de alarma

28/09/2020 - 

VALÈNCIA. El Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ) ha alquilado un despacho de mil metros cuadrados en el número 60 de la calle Colón de València –el mismo edificio en el que tiene su sede provisional la Delegación del Gobierno– para instalarse temporalmente mientras reforma su sede de la calle Hospital.

Estas obras tienen un plazo de ejecución de un año, por lo que el organismo, que depende de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, gastará al menos 150.000 euros en el alquiler, a razón de 12.700 euros de renta mensual.

El alquiler de este despacho, que es propiedad de la socimi Veracruz Propierties, se tramitó en pleno estado de alarma y, por lo tanto, sin convocar un concurso al encontrarse suspendidos todos los plazos administrativos desde mediados de marzo hasta el pasado 21 de junio.

La Dirección General de Patrimonio autorizó el arrendamiento porque se cumplió el trámite de solicitar tres ofertas y, sobre todo, porque consideró que el director del IVAJ argumentó adecuadamente la necesidad de acudir a la contratación por urgencia mediante procedimiento negociado sin publicidad.

Uno de los argumentos en los que el IVAJ justifica su necesidad de acudir al mercado inmobiliario pese a que la Generalitat dispone de inmuebles de su propiedad que están sin usar es la no adecuación de estos activos públicos a sus necesidades, ni por espacio ni por ubicación.

Sin embargo, lo sorprendente es que el IVAJ disponía hasta hace apenas unos meses de un edificio entero en el número 80 de la misma calle Colón, a escasos metros de las oficinas que acaba de alquilar, al que no ha dado ningún uso en toda la pasada legislatura. En concreto se trata del inmueble singular ubicado en el número 80, en la esquina con Conde Salvatierra, un inmueble de 2.000 metros cuadrados repartidos en un bajo y seis plantas.

En abril de 2016, la Dirección General de Sector Público adscribió este edificio al IVAJ, que lo había solicitado para utilizarlo. Sin embargo, en todo el tiempo que ha pasado desde entonces, el inmueble ha estado cerrado a cal y canto y no se le ha dado uso alguno porque su estado era "incompatible con las necesidades funcionales de los servicios centrales del IVAJ", que tampoco tenía presupuesto suficiente para las obras de adecuación.

Fue por ello que en octubre de 2018, el Director General de Diversidad Funcional, que también depende de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, propuso que el IVAJ devolviera el derecho de uso para destinarlo al servicio público de atención a personas con diversidad funcional. En concreto, se pretendía trasladar allí  el centro de Orientación y Diagnóstico de Discapacidades ante sus necesidades de espacio para albergar más personal.

Tras dar el IVAJ su visto bueno para desprenderse de él, en noviembre de 2019 se formalizó la desadscripción del edificio y el otorgamiento a la Conselleria que dirige Mónica Oltra de las facultades de gestión, conservación y mejora del mismo. Desde entonces, continúa como estaba: vacío y sin uso.

Como publicó este periódico, en la pasada legislatura surgió la posibilidad de destinar este activo a albergar la sede provisional del TSJ durante la reforma del Palacio del Temple, pero la falta de acuerdo entre la Consellera de Justicia, Gabriela Bravo, y la propia Oltra impidieron ese traslado y obligaron a la Generalitat a acudir al mercado privado para alquilar un edificio por el que paga 30.000 euros al mes.

Consultado por Valencia Plaza al respecto, el IVAJ destaca que Patrimonio ha autorizado la contratación directa de una sede provisional al darse circunstancias como la urgencia reconocida del arrendamiento a efectuar.

Mientras tanto, el IVAJ recuerda que mejorará la accesibilidad y la eficiencia energética en su sede de la calle Hospital, ya que el edificio, construido en 1970 presenta carencias que exigen "mejorar su funcionalidad, accesibilidad y seguridad".

"Las obras que se han de acometer son totalmente incompatibles con la presencia del personal adscrito a dicho centro, ya que su envergadura impide que se desarrolle la actividad administrativa ordinaria de este organismo", justifica el ente que dirige Jesús Martí.

No existiendo la posibilidad de trasladar la actividad del IVAJ a un inmueble propiedad de la Generalitat por no reunir "las condiciones de espacio y ubicación necesarias para el desarrollo de la actividad", el IVAJ argumenta que se vio obligado a acudir al mercado privado.

En la elección del despacho de Colón 60 han pesado, según explica, factores como el "tamaño adecuado", la distribución óptima en una misma planta o la posibilidad de seguir las medidas de distanciamiento requeridas. "Además, se ha considerado la idoneidad del emplazamiento por su buena comunicación con transporte público, carril bici y próxima a las estaciones de trenes y metro", añaden.

Las otras dos ofertas de arrendamiento presentadas fueron rechazadas porque "excedían las necesidades actuales y su elevado precio o bien por no disponer de buena conexión con el transporte público".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email