GRUPO PLAZA

tras la dimisión del anterior consejo

El IVAM renueva su Consejo Asesor y ultima el 'fichaje' de su director adjunto

23/12/2020 - 

VALÈNCIA. Una de las primeras tareas de Nuria Enguita cuando accedió a la dirección del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) el pasado mes de septiembre fue completar su equipo. Lo hacía, además en un contexto complejo. La tensa salida de José Miguel G. Cortés del puesto, que generó un conflicto público con la conselleria de Cultura, tuvo una consecuencia directa en la arquitectura interna del museo: el Consejo Asesor dimitió en bloque al mostrarse disconformes con la manera en la que se había llevado el proceso. Con la llegada de Enguita comenzó una nueva etapa en el museo, pero esas plazas estaban todavía vacantes, junto con el vacío dejado por Sergio Rubira, hasta este año subdirector de Colección y Exposiciones. Entonces surgían dos preguntas clave: quién las ocuparía y cuándo. “Tengo una serie de persona que podrían hacer un trabajo de prestigio y apoyo al museo, tengo que elevarlo a los órganos correspondientes y también creo que pronto se resolverá”, explicaba Enguita durante una entrevista con Culturplaza. Pues bien, algunas de estas preguntas ya tienen respuesta. 

Fue ayer martes cuando la propuesta para renovar el Consejo Asesor, descabezado desde el mes de junio, pasó por el Consejo Rector, que aprobó la nueva configuración del órgano consultivo, que trabaja sobre cuestiones como la programación, la adquisición de obras, la aceptación de donaciones y las cesiones del museo. En total son seis los expertos del mundo del arte que conformarán el nuevo consejo, a propuesta de distintas instituciones. Así, el Consejo Asesor de Nuria Enguita estará formado por María Berrios, a propuesta de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte; Maribel Domènech, a propuesta de la Universidad Politécnica de València; Amparo Carbonell, a propuesta del Consell Valencià de Cultura; Stephanie Hessler, a propuesta del CIMAM – International Commitee for Museums and Collections of Modern Art; y Antonio Collados, a propuesta de la Asociación de Directoras y Directoras de Arte Contemporáneo de España (ADACE). Las personas integrantes del nuevo Consejo Asesor ejercerán sus funciones durante cinco años y se podrán renovar hasta una vez por un período de la misma duración.

Con esto se da solución a una de las necesidades de esta nueva etapa del museo, aunque no es la única cuestión por solventar por lo que respecta a la arquitectura interna del IVAM. La salida del subdirector de Colección y Exposiciones dejó un vacío que afecta a la agilidad del museo, unos huecos en el personal que están ralentizando ciertos procesos como, por ejemplo, el traslado de la escultura del danés Per Kirkeby del río Turia al jardín de IVAM, un proceso enquistado desde hace meses. Lo cierto es que, aunque entrará una persona nueva para trabajar al lado de Enguita, no lo hará en el mismo puesto que Rubira. “En el nuevo organigrama la subdirección no es una subdirección de Colección y Exposiciones, no hay que suplir una plaza. Como directora tengo derecho a una persona de libre designación. No puedo decir el nombre todavía, pero se resolverá más pronto que tarde”, explicaba Nuria Enguita en septiembre. 

Efectivamente, según ha podido saber este diario, el museo tiene en marcha la maquinaria para que así sea, haciendo efectivo el nombramiento de la dirección adjunta -que debe elevarse al Pleno del Consell- en enero de 2021. Otra de las cuestiones importantes que se trataron ayer en el Consejo Rector del IVAM fue en la relación Oferta Púlblica de Empleo (OPE), siendo aprobada la ejecución de 2018 y 2019, la primera -que se convocará en 2021- afecta a aproximadamente una veintena de plazas. Por otra parte, también se aprobó la de 2020, que tiene tres años para ejecutarse.

Enguita completa su equipo apenas unos días después de que presentará su primera programación como directora del centro, un calendario evidentemente de transición pero que incluye distintos proyectos de ‘nuevo cuño’. Entre ellos, dos exposiciones comisariadas por ella misma. Por un lado, Cardiograma, de Lola Lasurt, un trabajo que tiene como punto de partida la conexión con la pirotecnia y las fiestas falleras y que parte de su encuentro con un ninot de nombre ‘Democracia’. Por otra parte, Enguita también estará tras Un exercici de violència, de Guillermo Ros, un proyecto que se centra en la relación entre la violencia sistémica contemporánea, el hecho artístico y el propio ‘Lore’ -palabra vinculada a los videojuegos- o trasfondo personal manifiesto en el carácter de rol testimonial. Estos son algunos de las nuevas exposiciones que dejan ver parte de las líneas que definirán el nuevo IVAM, un plan que contempla, también, un proyecto específico para jóvenes creadores a través del que, cada año y medio, el museo seleccionará a cinco artistas jóvenes menores de 35 años para que trabajen en la producción de una intervención tras un ejercicio de investigación, experimentación y relación con el contexto local.

Quizá te interese

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email