GRUPO PLAZA

El IVO pone al servicio de los pacientes oncológicos la última tecnología en medicina nuclear

La unidad de medicina nuclear del IVO ha incorporado uno de los primeros PET-TC digital de la Comunitat Valenciana y una Gammacámara con SPECT-TC, único modelo en España que permitirán un diagnóstico más precoz en pacientes oncológicos

27/09/2019 - 

VALÈNCIA. El Instituto Valenciano de Oncología dispone de un nuevo servicio de medicina nuclear que, además de la renovación y ampliación de sus instalaciones, ha incorporado la última vanguardia tecnológica con la adquisición de dos equipos de última generación para el diagnóstico oncológico. El nuevo servicio cuenta además con dos habitaciones de terapia metabólica, que permitirá a la Fundación ser centro de referencia en la aplicación de terapias en el campo de diversas patologías oncológicas.

La medicina nuclear es una especialidad de diagnóstico por imagen que permite valorar, tras la inyección de un radiofármaco (el cual lleva una pequeña parte radiactiva inocua para el paciente), una determinada patología del paciente en cualquier órgano del cuerpo humano, tanto si se trata de un proceso oncológico como para muchas otras enfermedades no oncológicas. Según el doctor Rafael Díaz Expósito, jefe de servicio de Medicina Nuclear del IVO, “vivimos una época de grandes avances y, pese a la incidencia de la enfermedad oncológica, podemos hablar de esperanza en cuanto a posibilidades de diagnóstico y curación cada vez mayores. En este sentido, la medicina nuclear tiene un papel fundamental en el diagnóstico de las diversas patologías oncológicas, así como en el tratamiento personalizado del cáncer con las denominadas terapias dirigidas, en la que se centra actualmente la mayor creación de nuevos fármacos contra el cáncer”.

 

Estos dos nuevos equipos de última generación son uno de los primeros PET-TC digitales de la Comunitat Valenciana, que permite una mayor sensibilidad en la detección de pequeñas lesiones, respecto a la mayoría de equipos PET existentes en la actualidad, de forma más rápida y con menos dosis de radiofármaco. La otra nueva tecnología incorporada a la unidad de medicina nuclear del IVO es una Gammacámara con SPECT-TC, que es el único modelo de España en su gama. Esto supone contar con el sistema de imagen de medicina nuclear con mejores prestaciones existente. “Gracias a estas tecnologías de vanguardia, somos capaces de ayudar en la valoración diagnóstica de prácticamente cualquier tipo de cáncer. Cabe destacar la especial utilidad de los estudios PET-TC en cáncer de mama, linfomas, cáncer de pulmón, diversos cánceres digestivos, tumores cerebrales, melanomas, cánceres ginecológicos, cáncer de próstata o tumores de cabeza y cuello, por destacar los principales”, destaca el doctor Díaz.

Con estas nuevas adquisiciones, el servicio de medicina nuclear mejorará su efectividad, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento y en la investigación médica. La medicina nuclear es un área fundamental en oncología que interviene entre el 80 y el 90% de los diagnósticos que se realizan. El jefe de servicio de Medicina Nuclear del IVO afirma que “la medicina nuclear es actualmente una de las áreas que más importancia y proyección tiene en oncología, tanto en el diagnóstico como en el desarrollo de nuevos tratamientos oncológicos”. 

El carácter no invasivo de sus técnicas, así como su carencia de efectos secundarios, hace de ellas una importante herramienta en el campo diagnóstico de la oncología. “El mayor beneficio que aporta la Medicina Nuclear es en el diagnóstico. Y su principal ventaja, respecto a otras técnicas de imagen, es que permite realizar una valoración funcional (estudios gammagráficos) o metabólica (PET-TC) de la patología lo que se traduce fundamental en un diagnóstico más precoz”, explica el doctor Rafael Díaz Expósito. 

 

Nuevos radiofármacos PET para el tratamiento

Además, a esos dos nuevos equipos, se han incorporado a la práctica clínica diaria del servicio, la utilización de radiofármacos PET novedosos en diversos campos del diagnóstico de la oncología (18F-FDG, utilizado clásicamente, junto a otros como 18F-DOPA, o 18F-Colina). El servicio de medicina nuclear dispone igualmente de un dispensador automático de última generación de radiofármacos PET con posibilidad de administración multi-dosis. 

El doctor Díaz destaca que los tratamientos realizados en Servicios de Medicina Nuclear (Unidad de Terapia Metabólica) “se benefician de la liberación de una pequeña parte radiactiva por parte del radiofármaco en el órgano a tratar lo que, prácticamente en todos los casos, hace que el paciente quede exento de efectos secundarios”. Principalmente se utiliza esta terapia para el tratamiento del cáncer de tiroides, cáncer de próstata, tumores neuroendocrinos, metástasis óseas en pacientes con cáncer de próstata (también de forma paliativa en otros tipos de cánceres), hepatocarcinomas y metástasis hepáticas, entre otros.

El servicio de medicina nuclear del IVO cuenta con un equipo profesional de reconocido prestigio y experiencia. Está compuesto por el doctor Rafael Díaz Expósito, Jefe del servicio (Doctor en Medicina y Profesor Asociado de la Universidad de Valencia), y por los médicos adjuntos Francisco Manchón Adsuar y Verónica López Prior. El equipo participa de forma activa de los distintos Comités de Tumores del hospital (mama, digestivo, pulmón, cabeza y cuello, linfomas, melanoma, etc.) en los que un equipo multidisciplinar de profesionales define la estrategia terapéutica para cada paciente y realiza el seguimiento del tratamiento. 

 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email